follow me
Montañismo y Exploración
Ideario de Iñaki Ochoa de Olza

Iñaki Ochoa falleció el 23 de mayo en la pared sur del Annapurna. Este es un fragmento de sus ideas, y por ellas se puede llegar a apreciar quién era Iñaki Ochoa: un hombre apasionado por las montañas del Himalaya pero a quien le seducía mucho más la idea de regresar abajo, donde lo tenía todo.







  • SumoMe
 

La desaparición de alguien tan sano y cabal, lúcido y alegre como Iñaki ha despertado un reflujo social de solidaridad con su forma de andar la vida y la montaña muy por encima de cualquier expectativa. Al constatar la ayuda que habéis querido prestarle frente a la muerte, nos permitís el importante consuelo de creer y sentir que hay razones para no olvidar su alegría, y esperar que su estilo sirva a otros para construir su propio amor a la libertad.

Los padres y hermanos de Iñaki Ochoa de Olza Seguín23 de mayo de 2008

Al día siguiente subiré a visitar a mis amigos que se quedaron para siempre en brazos del Pumori. Ellos no volvieron a casa, pero su espíritu, sagrado, inunda todo el lugar. Sentado a solas sobre una piedra, mirando a las montañas, pensaré que estas son tierras mágicas, y me dejaré bañar por la energía que de aquellas emana.

Iñaki Ochoa de Olza

El nuestro es un fuego que se reaviva fácilmente, una pasión salvaje que no conoce mesura ni atadura, y que necesita ser vivida con intensidad cada cierto (poco) tiempo. Por eso en primer lugar descansamos para recuperarnos, después escalamos y entrenamos como bestias y finalmente una vez más partimos, dejamos atrás sin excesivo disgusto nuestro tecnológico, seguro y confortable mundo para medir nuestras fuerzas, a pesar de todo escasas, y buscar nuestros límites. Los que nos quieren hacen que el corazón se encoja en la despedida, y me cuentan que hasta mi perro se deprime cuando marcho.

Iñaki Ochoa de Olza


Nadie escala tantas montañas de manera fácil, y se requiere un enorme compromiso vital con la montaña.

Iñaki Ochoa de Olza


Alguien nos llamó una vez conquistadores de lo inútil, aunque yo creo que no es eso lo que somos. Simplemente vivir, o vivir de forma simple, eso es lo que queremos.

Iñaki Ochoa de Olza


Las montañas del Himalaya han ejercido siempre una profunda fascinación, casi diría una tentación, en el corazón del ser humano. Yo debo ser un espécimen bastante débil porque un año más me encuentro dirigiendo mi ser hacia este lugar que con sus promesas de aventura y pasión, con su leyenda de lucha, nieve y viento y su belleza sin igual. nos atrae del mismo modo que las sirenas llamaban al encadenado Ulises, aquel que tardó 20 años en regresar a su casa. Yo espero hacerlo antes, y contarles mientras tanto cómo nos va.

Iñaki Ochoa de Olza


Lo que más me ha impresionado es la idea un poco generalizada entre el aficionado de que aquel que se dirige al K2 es alguien quizás taciturno y por supuesto obsesionado, alguien que está dispuesto a arriesgarlo todo por poder decir, “ he estado ahí arriba”. Algunos se despiden de ti como si fueras al matadero. Y la cosa no es así, por lo menos en mi caso. Me gusta el K2 y me gustan las alturas extremas, donde se viven aventuras únicas que tanto enriquecen mi vida, pero la verdad es que me gustan más mi novia, mi familia y hasta mi perro, y por supuesto mis amigos, al menos más que este hermoso y gigantesco montón de piedras.

Iñaki Ochoa de Olza


No es que no me guste mi tierra o mi gente, pero este par de meses que se avecinan darán de nuevo forma y sentido a mi existir.

Iñaki Ochoa de Olza


…cuando subo a la cumbre o cuando no lo hago, la diferencia esencial es mínima e íntima, y todo lo que yo sienta o aprenda nunca va a depender de esos últimos pocos pasos. Aunque es cierto que escalamos para llegar a la cima, si el viaje sólo dependiera de esa circunstancia los himalayistas pronto seríamos seres frustrados, o peor aún, muertos.

Iñaki Ochoa de Olza


Después de lo visto en el K2 hace un par de años, prefiero ir hacia sitios donde los escaladores, o sus jefes y los medios de comunicación que les acompañan, no necesiten parecer más que los demás para realizar sus actividades, y también donde la atención no sea desproporcionada.

Iñaki Ochoa de Olza


Sueños de montañas gigantescas y anhelos de amor y vida. Pues nada menos que eso encuentro en el Himalaya.

Iñaki Ochoa de Olza


Los copos de nieve caen afuera pesadamente, dejando el paisaje vacío de color. Sé bien que, cuando deje de nevar, la belleza del Himalaya me volverá a hechizar, de nuevo caeré sin remedio en ese embrujo al que no puedo resistir.

Iñaki Ochoa de Olza


Al Himalaya no se vuelve. Cuando has venido aquí por vez primera, él se queda contigo para siempre. Habita en ti como una costumbre, quizás como un virus, siempre como una necesidad. Puedes escapar a ratos, hacia casa, pero el resto del tiempo tú le perteneces.

Iñaki Ochoa de Olza

No creo que encuentre allá arriba, en los hielos vertiginosos del Manaslu o del Dhaulagiri, nada mejor o más hermoso de lo que ya tengo aquí abajo. Y, sabiéndolo, las cosas resultan más fáciles. Sí, así todo es más sencillo.

Iñaki Ochoa de Olza


Los británicos, cinco de ellos, dejaron la piel en el intento de llegar al polo sur, y alguien, que encontró sus cuerpos unos meses después congelados en una tienda, grabó en sus tumbas unos versos del Ulysses, de Tennysson; “Buscar, luchar, encontrar, y no rendirse jamás”. Nosotros esperamos sin duda correr mejor suerte que los desdichados ingleses. Pero por lo menos yo prefiero rendirme y no cascar que [es] lo contrario. Cuestión de gustos.

Iñaki Ochoa de Olza


Sin creerme más que nadie, tengo la fortuna de que desde muy joven el Himalaya se encargó de ordenar mis prioridades.

Iñaki Ochoa de Olza


Arriba nada había que yo pudiera hacer o decir. Una amplia sonrisa iluminaba mi rostro, y permanecí mudo e inmóvil mientras contemplaba la belleza infinita, en estado puro, que me rodeaba. Por un instante creí que me había vuelto transparente, creí que ya no estaba allí. Entonces me sobró todo y ya no necesité razones.

Iñaki Ochoa de Olza



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2024. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©