follow me
Montañismo y Exploración
Soy un hombre enamorado del hielo: Kurt Diemberger
1 septiembre 2012

El quinto día del Inkafest fue el que mucha gente esperaba. En el auditorio del Centro Cultural de Huaraz se dieron cita montañistas peruanos y de diferentes nacionalidades para escuchar la presentación de una leyenda viva, Kurt Diemberger, con el …







  • SumoMe

El quinto día del Inkafest fue el que mucha gente esperaba. En el auditorio del Centro Cultural de Huaraz se dieron cita montañistas peruanos y de diferentes nacionalidades para escuchar la presentación de una leyenda viva, Kurt Diemberger, con el tema K2, el nudo infinito, el relato de la tragedia de 1986 en la segunda montaña más alta del mundo, cuando murieran 13 personas. Kurt Diemberger fue uno de los dos sobrevivientes del grupo que quedó atrapado en el campamento más alto durante varios días.

Todo esto lo narra él mismo en su libro del mismo nombre, pero escucharlo de su voz y con las imágenes que tomara entonces para hacer una película, dejó la impresión de una realidad palpable.

“Comenzaré a decirles un poco quien soy, porque es importante que lo sepan para comprender lo que voy a decir después”, comenzó un Kurt Diemberger muy sereno. “Pero también les quiero mostrar todos los lados del K2 para que vean qué montaña es ésta y porqué para Julie Tullis y para mí era un gran sueño subirla. Porque pensar sólo en la tragedia es entender mal las cosas. Uno no va a la montaña a buscar una tragedia sino en busca de un sueño.”

Y comenzó por presentar imágenes de sus escaladas en los Alpes, cuando era joven. “Ésta es la escalada del Merengue. Entonces todos podían subir hasta una distancia cercana a la cumbre pero nadie podía escalarlo directamente. No había tornillos para hielo sino sólo clavijas. Y entonces puse una clavija y otra y otra esperando que me aguantaran si caía.”

Esa escalada fue muy importante para él y le ganó una popularidad tal que Hermann Buhl se fijó en él y lo invitó a la expedición al Broad Peak de 1957.

“Yo era infeliz con mi trabajo de profesor de economía y finanzas y no imaginaba toda mi vida trabajando de lo mismo. NO sabía qué hacer. Con la expedición del Broad Peak descubrí que podía hacer más cosas. Hermann me dijo que yo sería el médico porque había estudiado. Sí he estudiado, le dije, pero economía y finanzas. No importa, me contestó: tienes un mes para aprender antes de irnos”.

A la cima llegaron los cuatro miembros de la expedición en un estilo que no se había usado antes en él Himalaya: el estilo alpino. Hasta 1975, Reinhold Messner y Peter Habeler lo usarían de nuevo y se popularizaría como el estilo más puro en la escalada de las montañas del Himalaya.

Después de su ascenso al Broad Peak, Hermann Buhl y Kurt Diemberger se dirigieron a un siete mil virgen: el Chogolisa. Ahí, Buhl perdió la vida al pisar una cornisa que le hizo caer por una ladera de la montaña.

Para entonces, el joven Kurt ya había descubierto que tenía habilidad para varias cosas más y con ello podría ganarse la vida: fotografía era una de ellas y años después se convirtió en él hombre que filmaba más alto en él mundo. Con la cámara a cuestas, Kurt llegó filmando a la cumbre del Everest con una expedición francesa y también a la cima del Dhaulagiri, el segundo ochomil virgen que pisaba.

Finalmente, Jullie Tullies y él como compañeros del equipo de filmación, fueron al K2 y lo intentaron dos veces, por la ruta del espolón de los Abruzzos y por el lado chino (cara norte). Fue hasta la tercera oportunidad, en 1986, cuando lograron llegar a la cumbre, pero una serie de eventos se sucedieron para que un grupo numeroso quedará atrapado en él último campamento por una tormenta a su regreso de la cima.

Uno a uno, fueron muriendo y solo se salvaron dos. Uno de ellos fue Kurt Diemberger.

Cuando terminó la proyección, el mismo Kurt pidió que si había preguntas, las guardaran para el día siguiente, porque en ese momento... Todos comprendimos que no era el momento y sólo se escuchó el aplauso del público.

Me sorprendió la actitud tan humana de los asistentes que ya no quisieron pedir el autógrafo o tomarse una foto con el conferencista. Una actitud que bien vale la pena subrayar.

Antes que la presentación de Kurt  Diemberger hubo varias películas y conferencias. De las conferencias, una de carreras de aventuras y otra sobre el recorrido de los diferentes caminos incas desde Ecuador hasta Chile. De las películas, las sobresalientes fueron:

Wild water, sobre el descenso por aguas turbulentas, sea a bordo de una canoa comercial en él cañón del colorado o en cascadas altas en kayak.

Encordadas es una película que reúne el testimonio de las mujeres montañistas españolas de diferentes épocas que decidieron dedicarse a la escalada y todos los problemas que tuvieron: problemas, decepciones, logros, ideas, falta de patrocinadores y más. Pero fueron decisiones que les cambiaron la vida y que ayudaron a hacer más sencillo el camino a las montañistas actuales. No tocan el caso de Edurne Pasaban, que sería el caso opuesto a las pioneras, pero es una película importante.

Manolo es un video más breve y se trata de enorme impulso que lleva a Manolo a escalar una ruta nueva. La película, sin ningún comentario, se disfruta desde el punto de vista aislado del escalador. Sus comentarios están al final pero para entonces carecen de importancia porque ya se vivió la escalada en sí.

Capac Ñan, la voz de los Andes, es el resultado de dos inquietudes. Durante muchos meses Sébastien Jallade grabó voces de Perú, desde sonidos de la calle y silencios de la montaña hasta programas de radio. Cuando tuvo suficiente material recorrió junto con Stéphane Pachot, una parte del camino inca que ya está olvidado como tal pero que sigue existiendo. El resultado de la unión del video tomado y las grabaciones realizadas es muy bueno.

Sin embargo, fue la presentación de Kurt Diemberger la más importante del quinto día del Inkafest. Los comentarios de algunos asistentes giraban en torno a que este año habían visto a dos grandes personas hacer montañismo en él Himalaya y ambos eran personas de más de 70 años. Era una gran motivación para la gente.

Kurt Diemberger partirá de Perú dentro de unos días para hacer trekking en Colombia, donde estará haciendo trekking en la sierra del Cocuy con los Caminantes del Retorno, el grupo dirigido por Andrés Hurtado y que organiza la Semana de la Montaña cada año en Bogotá.

“Soy un hombre enamorado del hielo y cuando conocí la Cordillera Blanca con todas esas montañas y tanto hielo, me emocioné.”


Ver mapa más grande



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©