follow me
Montañismo y Exploración
Alpinismo extremo


¿Qué es alpinismo extremo? ¿Una pura invención publicitaria? ¿La moda de usar esa palabra agregada a un deporte que en sí ya es considerado como tal? Mark Twight, escalador de alto nivel internacional, comenzó a escribir un libro que seguramente revolucionará no sólo lo que él considera “alpinismo extremo”: escalar más alto, más rápido, más ligero”, sino al alpinismo en genera. Un excelente libro que será el punto de partida obligatorio.







  • SumoMe

Mark F. Twight. Alpinismo extremo. Escalar alto, rápido y ligero.Ediciones Desnivel, Madrid. 2000. 284 páginas. ISBN: 84-89969-80-9

Finalmente un alpinista "con todo el sentido de la palabra" ha decidido difundir y compartir sus conocimientos, con quien acceda a tener un pequeño intercambio comercial: comprar su libro, Alpinismo extremo. Dos bellas palabras que dan título al libro, la primera evoca la actividad y su lugar de nacimiento y la segunda la manera como muchos desearíamos escalar, de manera extrema. O acaso no es bello escalar alto, rápido y ligero una gigantesca pared, esto es como entrar a la cueva de un dragón juguetear con su cola y salir ileso, como dice el autor. Sobre todo, cuando tu único seguro en la paredes de las grandes montañas es el movimiento constante.

La obra es muy completa, profundiza tanto en aspectos psicológicos como fisiológicos del entrenamiento, a quien esté acostumbrado al entrenamiento de ciclos le sonará muy familiar. La ventaja es que está totalmente enfocado al alpinismo. Creo que es el primer manual de entrenamiento que toma en serio los aspectos psicológicos -como el miedo- y da respuestas concretas. Sus consejos sobre cómo administrar el miedo te sorprenderán. También sobre los materiales, pues desenmascara la publicidad falsa que han lanzado algunos productores de fibras y da otras opciones. Todo el libro está plagado de consejos, que se derivan de una sólida experiencia de vías extrema de montaña que se puede leer en pequeñas apartados que dividen los capítulos.

Higinio Pintado

Esta fue la reseña de Alpinismo extremo que Higinio Pintado me hizo llegar por correo electrónico para que fuera incluida en la sección de libros. Aunque conozco su buen juicio, el solo término "extremo" me hacía rechazar la idea de reseñar el libro o siquiera leerlo. En la década de los noventas, la palabra "extremo" comenzó a utilizarse como símbolo de aquellos deportes que le sugerían a quien lo practicara que estaba fuera de toda norma convencional. Al paso de pocos años, el mismo término "extremo" es usado por casi todas las personas que salen al campo sin saber realmente lo que ello significa. Así que un libro titulado Alpinismo extremo era la gran interrogante en cuanto a contenido. ¿Qué puede tener un libro que hable de alpinismo y que sea, al mismo tiempo, extremo?

La sorpresa fue mayúscula desde el inicio de lalectura, pues Mark Twight se dedicó a escribir un libro que habla de un alpinismo que se dedica a escalar paredes inaccesibles a la gran mayoría. "Empleamos la palabra extremo para dar a entender que es en serio, intenso y sus consecuencias pueden ser graves... Nuestra definición de alpinismo extremo continúa la tradición de Bonatti y Messner, con su ética de escalar las vías más difíciles con el mínimo material posible." (p. 17)

"Los grandes escaladores se transforman a sí mismos. Se deshacen de impedimentos que les atan al suelo y desarrollan una personalidad nueva, adecuada a los retos que tienen por delante. Aunque nacen con un fuego interior, lo templan, sabiendo que sólo si se observan a ellos mismos sin sentimentalismo podrán ver dónde necesitan mejorar y qué tienen que aprender. Una vez que ven el camino para lograr sus objetivos, se aferran a él, a pesar de las dificultades y contratiempos." (p. 22)

Pero, ¿cómo es que los grandes escaladores se transforman a sí mismos? Esa es la pregunta que uno se hace de continuo cuando lee los libros de Bonatti y Messner, que narran de continuo lo que pasaron en la vía que abren, las dificultades y los cambios que operan en ellos. Pero, ¿qué hubo antes que eso? Esa transformación no empezó en la montaña que escalan, sino en la ciudad. Se plantea el alpinismo como una forma de vida a partir de la "transformación de uno mismo" y que pasa por senderos realmente pasmosos: el entrenamiento de alto nivel, la nutrición detallada y analítica como base de cada escalada, la ingestión de líquidos y la preparación psicológica.

En esto está la base no sólo del alpinismo extremo, sino de cualquier deporte. Pero en el alpinismo, uno puede adoptar diversas maneras de encarar a las montañas y una de ellas es el "alpinismo extremo": "ir más alto, más rápido y más ligero". ¿Por qué hacerlo de esta forma? "Velocidad es seguridad... Tiene todo el sentido del mundo: un escalador rápido pasa menos tiempo expuesto al peligro." (p. 167) y de esta forma, escalar paredes muy difíciles y expuestas con mayor seguridad. De ahí que si se quiere ir más alto, se tenga que ir más ligero para ir más rápido. Por supuesto, para practicar este tipo de alpinismo hay que tener un fuerte compromiso con uno mismo.

"Ir ligero y rápido supone tener la máxima autonomía y decisión posibles, pero siempre que decidas llevar poca comida, combustible y reducir el material a niveles marginales, aceptas un riesgo grande y por tanto tienes que asumir una gran responsabilidad. Si vas demasiado ligero, o se te cae una pieza de material, o el tiempo se estropea, tendrás que abandonar. O si estás demasiado alto, tendrás que abandonar por arriba lo más deprisa posible. Tienes que seguir moviéndote a toda costa. El movimiento es tu único refugio seguro. Si no puedes cumplir tus propósitos de permanecer autónomo y en lugar de ello dependes de la actuación o el material de otros para triunfar o sobrevivir, tienes que considerar que has fracasado. Tienes que se completamente consciente del riesgo en que pones a otros cuando pides ayuda. Y tienes que entender que piensen que fuiste tonto y poco juicioso, al poner en práctica la táctica marginal por la que te decidiste." (p. 123)

Al leer Alpinismo extremo, uno descubre que al hablar de alpinismo se está hablando de algo elemental: la propia vida. Así que cualquier decisión que se tome en alpinismo (la compra de ropa, la alimentación, el seguir una vereda) es precisamente eso: elegir lo mejor para seguir vivos.

Aunque es un libro para personas que ya conocen algo de alpinismo y se da por hecho que el lector conoce ya técnicas y equipo, es un libro muy importante por sus planteamientos y su análisis de cada tema que aborda, desde el equipo hasta la ética. Capítulos importantes para cualquier lector (no importa si busca ser un extremista en alpinismo o no) son "Actitud y personalidad" (1); "Entrenamiento psicológico" (2); "Nutrición" (6); "Seguir vivo" (10) y "Compañeros" (11). En ellos se plantean realmente los cimientos de lo que es el alpinismo y las consecuencias de lo que su práctica puede acarrear. Capítulos recomendables para todos los que practiquen no sólo alpinismo sino cualquier deporte de montaña.

"Espero que puedas sacarle algo de valor a este libro y lo uses para subir montañas o para que lo que elijas hacer. Pero como dijo mi buen amigo y mentor Brian Enos, "todo lo que dice este libro podría estar equivocado". Tu única responsabilidad es aprender qué es lo que funciona mejor para ti. Cuando copias a otros o haces lo que ellos te dicen que es lo mejor, no estás aprendiendo, eres sólo un mono. Vamos, baja de los árboles." (p. 266)



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©