follow me
Montañismo y Exploración
Canibalismo ocasional
27 octubre 2006


La pregunta más importante para todo aquel que está inmerso en una situación de supervivencia es ¿Soy capaz de tomar las decisiones acertadas para seguir vivo? Canibalismo ocasional pone al lector en un dilema moral al verse enfrentado a tomar decisiones realmente comprometedoras. Quizá por eso deje de ser leído por muchos.







  • SumoMe

Shiguro Takada. Canibalismo ocasional. Secretillos vergonzosos sobre la supervivencia a ultranza. Ediciones Desnivel, Madrid. 2005.120 páginas. ISBN: 84-9829-010-4

La supervivencia consiste en tomar ocasionalmente decisiones enérgicas.


canibalismo ocasional
En 1972, un avión se estrellaba en los Andes y dejaba muertos, moribundos, heridos y sanos sobreviviendo en un lugar lejos de la ruta establecida. Después de diez semanas de estar aislados, fueron rescatados porque mandaron a dos personas por ayuda. Después, dirían que habían sobrevivido gracias a haber comido a sus compañeros ya muertos.

“La supervivencia no se lleva bien con sutilezas. Se trata de la lucha por la vida en un entorno hostil, de asegurar la continuación de la especia, en lo colectivo, o de salvar el culo, en lo personal.” (p. 12)

Así pues, sobrevivir no es cosa de pensárselo mucho, tanto en el nivel del medio ambiente como en el moral y es precisamente este punto a que Shigiro Takada se dedica: a tumbar las barreras morales que existen en la mayoría de nosotros. La pregunta es: en una situación extrema, ¿dejarías de comer carne humana si tu vida está en peligro?

El libro es un análisis de lo que es el canibalismo (o antropofagia) y cómo se ha practicado en el mundo, con un poco más de hincapié en los aztecas, chinos, escoceses, africanos y otros casos aislados.

Canibalismo ocasional tiene en la portada el sello de “Políticamente incorrecto” y quizá se refiere a que el autor vierte sus opiniones acerca del canibalismo sin detenerse en miramientos a las culturas que aborda. Pero también es un libro que tiene un sarcasmo muy incisivo que puede ser muy fino:

“Notas relativas a los miembros del ejército que consideran la práctica del canibalismo:“…Todo el personal de la Marina, con independencia de su rango, por alguna razón, saben a calamares“Si se utilizan suboficiales de las fuerzas aéreas, no olvides usar también sus secretarios, ya que al parecer todos tienen uno o dos.” (p. 93)

El autor, que quizá haya sido odiado por muchos lectores a lo largo de sus escasas páginas, termina diciendo:

“Si algo tan natural y constitutivo de la humanidad como la antropofagia se oculta de una manera tan sistemática que el tema siempre se trata (si es que llega a hacerse) en voz baja y entre risitas nerviosas, ¿cuánta información sobre otros temas nos ocultan las autoridades, las instituciones y la tradición? Estas decisiones se toman constantemente, y no sólo en lo tocante al canibalismo.” (p. 108)

Un libro bastante difícil de leer para la gente que tenga prejuicios. Desde el principio, muchos dejarán la lectura y si bien les atraiga el tema, el humor del autor puede no agradarles. Es su opción dejarlo pero lo cierto es que algunas partes son muy explícitas y pueden ser ofensivas para muchos.



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©