follow me
Montañismo y Exploración
Santiago Quintero culmina su proyecto Andes extremos

El pasado 18 de marzo, con su ascenso al Chimborazo, Santiago Quintero culminó su proyecto Andes Extremos, Subir 35 montañas de los Andes Ecuatorianos en 60 días era un proyecto que se fabricó para prepararse para ir en la próxima temporada al K2..







  • SumoMe

Su objetivo no era batir ningún récord. No quería ser el primero en algo, sino sólo acostumbrar a su cuerpo a cargas de trabajo físico y psicológico que necesitaría para su próxima expedición al K2, que él denomina Hacia el K2 sin D2. Quería alcanzar la cumbre de 35 montañas mayores a los cuatro mil metros en un lapso de tiempo de 60 días y así estar preparado para ir al K2 este próximo verano.

Inició el 18 de enero, cuando subió el Rucu Pichincha (4,698 metros) y el Guagua Pichincha  (4,784) en un solo día y terminó el 18 de marzo en la cumbre del Chimborazo (6,310). Exactamente en los 60 días planeados.

En El Altar
Fotografías, cortesía del sitio web de Santiago Quintero
Haz click en las imágenes para agrandarlas

Los problemas de un proyecto de esta magnitud generalmente estuvieron fuera de la montaña y se localizaron en el acercamiento a ellas: un partido de futbol que les impedía pasar, el camino malo que les retrasó: “Tuvimos que pasar por caminos lodosos, de mucho trabajo, ponerle cadenas al auto, jugar al 4x4.” En realidad, pasó 1,200 kilómetros de camino, lo que ya es de por sí una proeza.

Se trata de un proyecto diferente. No es coronar una sola cumbre o dos o tres. Son 35 y requiere de una planificación detallada en donde participan muchas personas, hay entrevistas continuamente y las condiciones de la montaña varían enormemente, desde las que no tienen nieve hasta aquellas cuya cantidad de nieve reciente les dificulta avanzar, con días nublados o radiantes, con vientos o secos, en montañas ya ascendidas o completamente desconocidas:

A los pies del Cotopaxi

“Ir al Saraurco, montaña de maíz, era emprender una aventura totalmente desconocida. Con planificación y fundamento logramos contactar con un guía de Oyacachi para acercarnos hasta la base de la montaña.” “El despertador sonó el tercer día a las cuatro de la mañana pero un torrencial aguacero no dejaba ni siquiera imaginarme caminar en estas condiciones.” (día 15 a 18).

Hacia el día 23 ya había subido 23 cumbres pero advierte que son las más difíciles: “me gustaría que me sigan escribiendo para dar ánimos en estas últimas pero durísimas 12 cumbres finales”.

En el Sangay subió a la cumbre con Juan Tenemaza, entre erupciones del volcán: “Llegó una primera erupción, que por el viento tan fuerte no la escuchamos, solo de pronto estábamos tapados de ceniza. A las 6h30, llegamos a lo que se supone para Juan era la cima, pero yo saqué el GPS y faltaban 100 metros… calculaba que cada 30 minutos habría una nueva erupción así que teníamos tiempo.”

En el Quiltoa

Los últimos días fueron más pesados. Había que cumplir el proyecto en 60 días (y no en 61, por ejemplo) y quedaban montañas como el Chimborazo, la más alta de Ecuador y el Cerro Hermoso (4,639), ubicada en la región de los Llanganates. “Fue una montaña que me exigió mucho físicamente ya que no hay senderos marcados, tampoco se puede llevar caballos para la carga. Fui acompañado de dos personas del sector, Jaime y Marco. Ellos son de El Triunfo, sitio donde se empieza a caminar. Ellos habían subido solo una vez anteriormente a la cumbre.”

Finalmente, el Chimborazo, a cuya cumbre llegó el 18 de enero, completando su proyecto de 35 cumbres de los Andes Ecuatorianos en 60 días. Y aunque había declarado que no quería batir ningún récord, no resistió la tentación: “Primer montañista en el mundo en subir 35 montañas de los Andes en 60 días.”

En el Sarahurco

Ahora, a Santiago le queda descansar y seguir entrenando porque su próxima expedición es a la segunda montaña más alta del mundo: el K2.

El proyecto de las 35 cumbres lo llevó a cabo solo aunque en varias estuvo acompañado de familiares, amigos o guías: su amigo Francisco, su prima Paulina, el guía Diego, Gaspar, Eduardo, Juan Tenemaza, Felipe Endara y otros. Incluso contó con la ayuda de militares que les ayudaron a cargar sobrepeso o usó caballos para transportarse en algunos tramos. Por supuesto, en los días de descanso, tuvo varias sesiones con periodistas de los medios locales o de televisión.

La cumbre final: el Chimborazo

Páginas: 1 2



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2024. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©