follow me
Montañismo y Exploración
¿CÓMO APRENDER A SER EXPLORADOR?

Hace unos meses alguien me preguntaba qué era lo que motivaba a una persona a ser explorador. Explorador







  • SumoMe

Hola.
Mi nombre es Juan Israel Corral Leyva. Acudo a usted humildemente con la finalidad de pedirle su apoyo. Soy un enamorado de la competencia, la aventura y la naturaleza; lamentablemente a lo largo de mi vida las personas que han estado alrededor mío se han encargado de tratar de suprimirme este ideal, desde que tengo uso de razón, esta chispa con la que nací.
Ahora estudio derecho y estoy empezando a sospechar que no es lo mío. Vivo en Chihuahua y es aquí que me hice amigo de Carlos Lazcano pues resulta que es el padre de mi novia (la verdad me di cuenta que es un explorador renombrado mucho después de haberlo conocido), con él sostuve algunas pláticas. Viendo la satisfacción en sus ojos me di cuenta que no tengo por qué ser igual a todos, siempre he sido muy diferente, siempre quise ser explorador, siempre hubo algo que me impulsaba a subir cerros, a correr, a caminar en el campo, a explorar.
�l me dice que no estoy en un medio idóneo (sus razones ha de tener) y que él tuvo bastante suerte, pero yo pienso que cuando hay pasión todo es posible, así que con el apoyo del Rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua me propuse crear el primer equipo que represente a la misma en competencias de aventura y la respuesta de la base ha sido muy buena. También tengo la meta de crear un Club de Montañismo y Espeleología como el que usted preside, pero cuando me pongo a pensar en eso, veo mi realidad: no sé nada.
Lo que he aprendido ha sido observando, ya que aquí las personas que saben se reservan y no dejan que los demás aprendan algo, un ejemplo es que un amigo que sabe un poco de esto no me avisó ni me quiso decir que usted había venido a impartir un curso. Y así pasan cursos y cosas por el estilo. Sólo unos cuantos saben y no lo hacen del conocimiento de los que tenemos ganas por el miedo de que les ganen el trabajo, o no sé qué. Eso me da tristeza. ¿Cómo los que saben un poco no lo enseñan?, porque eso sí le digo: no se comparan con usted o con Carlos Lazcano. La gente de aquí se mantiene alardeando: "yo soy un explorador". Se autonombran "chicos extremos", van por la calle impactando con su imagen y eso me da coraje y tristeza a la vez.
Yo no veo esto con fines de lucro. Quiero darle una oportunidad a los que realmente tienen ese espíritu de ir más allá, a los que realmente están enamorados de las montañas, de los atardeceres, de la naturaleza, de el aire puro, de Mamá Tierra. Esto tiene su filosofía, es una forma de vida pura, es pasión por la naturaleza, por los paisajes, por estar en contacto con el todo... y las personas que realmente han vivido así, ya sea como montañistas, espeleólogos, exploradores, etc., son humildes, son espirituales, tienen paz, tienen liderazgo, tienen seguridad, tienen ganas de enseñar eso que tanto aman y no lo ven como un negocio o sólo para impactar a los demás y conseguirse chavas, o yo qué sé.
Lástima que yo no tenga la oportunidad que ustedes tuvieron allá en México, pero me la voy a dar. Es por eso que le pido su apoyo, quiero aprender. Un día Carlos me dijo que usted estaría dispuesto a venir a dar un curso. Créame que si usted quiere puedo conseguir lo que sea. La finalidad de hacer este equipo es para estar en contacto con gente que le interese realmente esto, con posibles grandes exploradores. Así, esa chispa es ahora sólo un pobre impulso que nos motiva a salir al campo, a meternos a cuevas, a escalar, a explorar, a caminar por la sierra... pero todo esto sin conocimiento alguno, sólo con las ganas y el valor, sólo con el entusiasmo de jóvenes sin un maestro, sin un guía.
No sé si algún día tenga la oportunidad de venir a enseñarnos, de ayudarnos a ser lo que tal vez (como usted) nacimos para ser, yo espero su respuesta. Por lo pronto voy a realizar una junta el miércoles 25 de febrero con las personas que conseguí para el equipo a hablarles de la pasión que nos mueve, pero sé que a lo mejor juntos podemos aprender algo de nosotros. Por lo tanto espero su respuesta...
ATTE.
Juan Israel Corral Leyva.
PD. Siempre me justa finalizar con una frase: "Toda la gente muere, pero muy poca se atreve a vivir realmente."

�ste es el motor que mueve a una persona a ser explorador, a ser buzo, médico, astronauta, artista o lo que sea: la pasión que se siente por lo que se hace. La carta es muy reveladora en muchos aspectos pues ser montañista o escalador o espeleólogo o explorador o cualquier otra cosa que no sea una carrera reconocida por tradición, es considerada una especie de oficio sin beneficio y la pregunta surge: �¿Cómo vas a vivir se eso?�
Pero una cosa es preocuparse del hijo, hermano o amigo y otra muy distinta querer erradicar ese �algo� que lo hace distinto, esa �chispa� que menciona Israel y que es, en realidad, el motor de todo ser humano que se aprecia a sí mismo.
Pero ¿cómo aprender a ser montañista o explorador? Por supuesto, si se está cerca de alguna organización donde el deporte sea común, será más fácil. Pero si no es así, entonces la lucha comienza por identificar lo que uno quiere y que, además, es censurado por el medio que lo rodea. Es ésa fuerza de carácter lo que hará salir a una persona de cualquier atolladero, como Frtidjof Nansen en el Polo Norte o Thor Heryerdahl en su viaje por el Pacífico a bordo de la Kon-Tiki.
He querido colocar la carta de Israel, con su autorización, por su gran importancia. Lo cierto es que en el mundo del siglo XXI y con las comunicaciones interpersonales e inmediatas a través de Internet, la enseñanza comienza donde uno quiere. Lo único que falta es buscar el apoyo necesario y aprender por libros, por pláticas, por cursos o cursillos. De todas las formas de aprendizaje que hay hoy día, la menos recomendable es a través de Internet, pues es preciso recalcar que se trata de un deporte de riesgo donde lo que se pone en juego como falta es la vida misma.



Páginas: 1 2 3 4



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2024. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©