follow me
Montañismo y Exploración
AVANCES EN LA ESFINGE

El día 1 de agosto, el grupo de nueve universitarios salieron de la Ciudad de México rumbo a Lima para emprender la escalada en La Esfinge, en la Cordillera Blanca del Perú. Los comunicados que recibimos y que iremos colocando conforme vayan llegando constituyen lo que es la primera expedición on line del Grupo de Escalada de la Universidad.







  • SumoMe


Domingo 11 de agosto de 2002
El grupo compuesto por Marisol Monterrubio, Luis Arcos, Juan Carlos Correa, Ismael Pérez, Santiago Rodríguez, Zian Fanti y Adrián Farfán, se dirigieron a la base de La Esfinge, colocaron su campamento y comenzaron a descubrir el ambiente de los Andes. Ismael Pérez lo describe así:
"El primer contacto con nuestro objetivo fue el día lunes, el entrar en la quebrada y estar rodeado de enormes rocas de granito las cuales llegan alcanzar uno 700 metros de altura o más, es algo totalmente fabuloso.
"Ver a los enormes Huandoy y a sus faldas la Laguna Parón con sus aguas de una tonalidad única, rodeada a la vez por el Pisco, Chacraraju y otros.
"La ascensión al campo base de la Esfinge es como unas tres veces Cruz de Rosas en el Iztaccíhuatl. Al término de ésta ya se observa la pared y el campo base.
"Después de dos días de estar instalando la cocina, bodega y zona de evacuación, el día jueves fue el primer ataque."
Comenzaron de inmediato los preparativos para su ascenso y eligieron como primera ruta la "Ruta normal del 85, 19 largos, 750 metros", que ascendería una cordada compuesta por Ismael, Luis y Adrián. Durmieron en una cueva cercana a la pared y al otro día comenzaron a escalar a las seis de la mañana, como menciona Luis.
"...el primer, segundo y tercer largo los hace Farfán; el cuarto, Ismael sin problema lo mismo que el quinto, un 5.10 que el topo marca como de dedos pero a la que le entra el puño. Llegó mi turno: es un 5.7 que a mi me parece que es un 5.9 medio expuesto y difícil de proteger (hay tres clavos en toda la ruta). Le sigue un 5.11 que también lo punteo, y aunque el principio lo hago en libre, después se forma un techo con un grieta de dedos que supero en artificial (A1).
"Ahí nos quedamos a dormir, Ismael se quedó en la repisa de abajo , es una repisa chica pero buena un poco colgado. Al otro día sigue Farfán en un 5.11 de un techo con un paso fuerte, pero se va por otro lado que resulta es más fuerte y más lejos de la reunión. La cuerda fricciona mucho y tiene que hacer un reunión intermedia. Le sigo yo lo que falta son como seis metros sin nada donde proteger y en fricción.
"Llegamos la repisa de las flores, y todo está muy confuso: hay cadenas a la derecha, un clavo en medio y una diedro al lado izquierdo. El topo por el que nos guiamos menciona que la ruta va por ese diedro (un 5.10)."
Adrián Farfán menciona la escalada de la siguiente manera:
"Llegamos a la Repisa de las Flores, lugar marcado por el topo que nos guiaba, y a partir de ahí la información que llevábamos ya no cuadraba con la que veíamos.
"Ismael pidió la punta después de Luis y nos llevó dos largos más arriba por un pequeño diedro y un largo más del cual se tuvo que retirar ya que la información era diferente a lo que encontró. El "topo" marcaba un 5.6 y en su lugar encontró una lisa pared vertical de 40 metros, de ahí se bajó a una reunión que habíamos armado; Desde el campo base nos indicaban que estábamos entre la variante de la ruta del 85 y esta misma (la ruta del 85), para entonces ya eran las 17 horas y la luz se nos acaba a las 18, la temperatura bajaba y el viento, nuestro acompañante de todo el día, parecía estar furioso.
"Sin perder la calma y tiritando de frío, coloqué dos stoppers y un microcamalot ecualizados con cintas tubulares y bajé hasta una repisa donde había una reunión armada. Luis e Ismael bajaron adonde yo estaba y de ahí bajamos a la famosa Repisa de las Flores.
"Aquí decidimos hacer otro vivac, dadas las condiciones del tiempo, así que rápidamente nos acogimos dentro de las bolsas de dormir, sobre los cuales sentíamos resbalar el viento con sus ráfagas continuas.
"La sugerencia del equipo en el campo base reafirmaba nuestra opción de bajar al siguiente día.
Mientras tanto, Zian, Santiago y Marisol
"...ya habían fijado dos cables para empezar su ataque a Riddle of the Cordillera Blanca. "
La última información que tenemos es que Gisele y Carlos ya iban rumbo a la base de la pared.

Páginas: 1 2 3 4



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2024. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©