follow me
Montañismo y Exploración
LA HISTORIA DEL MONTAÑISMO EN MÉXICO

Después de mucho hablar sobre montañismo en todos niveles y, sobre todo, después de haber leído concienzudamente a Mark Twight en su "Alpinismo extremo", uno se queda con una duda: ¿de dónde provino tanto avance si la montaña no ha …







  • SumoMe

Después de mucho hablar sobre montañismo en todos niveles y, sobre todo, después de haber leído concienzudamente a Mark Twight en su "Alpinismo extremo", uno se queda con una duda: ¿de dónde provino tanto avance si la montaña no ha cambiado en esencia? La respuesta está, por supuesto, en las generaciones pasadas. Europa tiene una larga historia de alpinismo y su cultura sobre la montaña no es discutida en ningún terreno. América Latina comienza a practicar montañismo mucho después de la conquista del Cervino, es decir: cuando ha pasado la llamada "edad de oro" (aunque haya tantas edades de oro como personas las recuerden)

¿Qué fue del montañismo en México antes de los friends, de las nueces y stoppers, de las innumerables maravillas tecnológicas con que ahora se escala una pared o una montaña? Hemos buscado por algunos lugares y finalmente, gracias a Guillermo Álvarez del Castillo, llegaron a nuestras manos algunos ejemplares de la revista Alpinismo, editada desde 1948. Aunque no tenemos todos los números (inicia el número 8, de mayo 12 de 1950), estamos haciendo lo posible por colocar en nuestro Sitio Web la colección completa de la revista

El por qué rescatar esta información es tan de vital importancia para el montañismo nacional como haber salvado la Biblioteca de Alejandría, pues supone una historia sobre la que todos los montañistas nos posamos, queramos o no, sobre todo en estas fechas en que todo mundo hace la "primera" ascensión de tal o cual manera a una montaña olvidando (por falta de información) que ya ha habido intentos impresionantes de hacerlo e incluso ascensos notables para su época y que ahora son comunes entre los montañistas.

La sensación de tener los ejemplares de papel amarillento, con letra muy a la moda de esos años, con dibujos y anuncios comerciales extraordinariamente ingenuos vistos desde la perspectiva de la publicidad actual y con un lenguaje extraordinariamente sencillo y casi hogareño, es única. Desgraciadamente, no es posible transmitir esa sensación. Por eso hemos respetado sus ahora faltas de ortografía (la palabra "fué" era aceptada entonces) y su redacción original. De nada valdría un documento de esa antigüedad si cambiáramos algo de él.

Con esto queremos rescatar la publicación, pero debemos advertir a los lectores actuales que algunas opiniones, como las vertidas en el artículo "Sierra Nevada", no corresponden a la realidad. Al asomarse a publicaciones antiguas, se corre el riesgo de creer firmemente lo que se dice ahí, pero es un riesgo que vale la pena en vista.

Eso era el montañismo de hace 50 años, prácticamente un excursionismo (hay que recordar que la actual Federación Mexicana de Deportes de Montaña y Escalada [FMDME] se llamaba entonces sólo Federación Mexicana de Excursionismo) donde la palabra "montañista" y "alpinista" decían mucho más de lo que ahora significan, sin los epítetos de "extremo".


Páginas: 1 2 3 4



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2024. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©