follow me
Montañismo y Exploración
Resumen de temporada en los Andes peruanos 2012

La Cordillera Blanca de Perú es un imán que atrae a montañistas en el mundo, pero en Perú hay otras cordilleras donde se están realizando actividades importantes de montañismo. Este es el resumen del año 2012 para las actividades de montaña en Perú.







  • SumoMe

Aunque en la pasada temporada de 2012 el incremento de visitantes principalmente a la Cordillera Blanca fue inversamente proporcional a la apertura de nuevas rutas en esa zona, algunos montañistas nos han dejado magníficas vías nuevas, repeticiones o intentos de alto nivel en otras zonas de los andes peruanos.

La obligatoriedad de contratar operadores turísticos (guías y demás) para el ingreso al parque Huascarán seguirá vigente y según la jefatura del parque se “sancionará” a las empresas que no la cumplan, obligándose además a firmar a todos los montañistas, un documento que exima al parque Huascarán de toda responsabilidad en caso de algún percance. La consideración de ingresar por libre demostrando la pertenencia a clubes afiliados a la UIAA también sigue vigente. A tomar las precauciones del caso.

Cusco y Arequipa: alternativas nuevas para el andinismo

La cordillera Urubamba, en el Valle Sagrado de los Incas, Cusco, se proyecta como una importante cadena de montaña con nevados poco concurridos y con todo tipo de dificultades, mostrando una climatología favorable durante casi todo el año, comenta Jorge “Coqui” Gálvez, montañista peruano que ha realizado una serie de ascensiones e intentos en esa zona.

El 24 de marzo, atraviesa los poblados de Huaran y Cancha Cancha (3,970 metros), ubicados al pie del nevado Chicón (5,530), y se dirigió a la cima noreste de la montaña (5,495). Después de siete horas caminando sobre bosques de queñuales, morrenas y terreno glaciar, realizó un vivac a mitad del glaciar (4,800) y escribe en su bitácora:

5:00 am. Estoy al pie de la pared de unos 70 metros con 55- 65° de hielo y nieve dura. Así de mantenida en sus secciones verticales es la vía. Escalo la pared y rápido voy ganando altura, llego al primer desplome rocoso que decido bordear por su lado más sólido protegiendo con unos clavos por si alguna roca se desprendiese logrando hacerme caer. Trato de despejarme y continúo por otra sección vertical de pared de 60°, metiéndome en diagonal para posicionarme justo debajo de una canal de roca que me lleva a una gran pala de hielo y nieve de 65° que decido cruzar en travesía hacia la izquierda protegiendo con un buen pitón y una estaca, la travesía me hace evitar una placa rocosa muy descompuesta que lanza piedras cada vez que el sol se asoma entre las nubes...

Tras fijar una cuerda para lograr la arista cimera, alcanzó la cumbre noreste y descendió por la misma ruta hacia las 11 de la mañana. Nombró a la nueva ruta Gol de Borja con una dificultad de D +, 55 – 65 °, 300 m.

El 21 de julio, alcanza la cumbre de una montaña “Sin Nombre” (5,024, PD+), después de haber intentado siempre en solitario la cara sur del Nevado Pumachanca. Este nevado se ubica al nor oeste del caserío de Patacancha, según la carta geográfica nacional.

En Arequipa (2,350), Xavier Ossola, ciudadano francés establecido en esa ciudad, realizó aperturas y escaladas en cascadas de hielo junto con montañistas locales en diversas zonas de la Reserva Nacional Salinas y Aguada Blanca, zona volcánica con mucho potencial montañista y relativamente cercano a la ciudad con volcanes que superan los cinco y seis mil metros.

En el nevado Nocarane (5,787) hicieron tres aperturas en su cara suroeste, que casi no recibe luz solar durante todo el día. El 13 de mayo escalaron 400 metros por un corredor y arista de escalada mixta de pendiente entre 45 y 60 grados, finalizando en la arista a 5,650. El equipo estuvo conformado por Xavier Ossola, Patricia Bolaños, Guido Mollepaza, Krista Dawn Mackenzie (Canadá), y Martin Hourigan (Australia) y el ascenso lo hicieron en 15 horas, contadas a partir de su campo base a su regreso. Llamaron a la vía Maltrato del viento (400 m. AD, 60°, 3 en roca, en la escala francesa).

El 23 de mayo, Ossola, Mollepaza, Hourigan, Miguel Zela Bello y Juan Carlos Velarde, escalaron 500 metros de su ruta Ah, uh, ah, en la misma cara noroeste del Nocarane, con dificultades D, WI 3+ en roca, escala francesa.

El primer tramo (200 metros) están compartidos con Maltrato del viento; 2do. Largo WI 3+ 60m., 3er. Largo 45° 3, 60m., 4to. Largo 45-50° 60m., 5to. Largo 45° 3, roca podrida 60 m., 6to. largo arista 2,70m.

El 28 de junio, Ossola, Mollepaza, Bolaños y Alonso Medina realizaron una escalada también en la cara noroeste y la nombraron Gritos de Guerra. La ruta tiene el mismo inicio que Ah uh ah. 1er. largo WI 3+/4 con un hielo delgado y despegado de la roca; 2do. largo mixto fácil M3 en travesía; 3er. largo mixto complicado M4; 4to largo arista fácil en roca de un nivel 2/3 escala francesa. La vía la graduaron como 500 m. IV, W3+/4 M 3/4, D+/MD-.

Aunque en los Andes peruanos es poco común la formación de cascadas de hielo en zonas “bajas”, Ossola, Bolaños y Mollepaza, ubicaron una zona rocosa con espectaculares cascadas de hielo a unos 4,400, sobre el poblado de Callalli (3850 m.). El equipo escaló hasta ocho vías con dificultades de WI 2, WI 4+ y mixto hasta M6. La orientación de estas cascadas es oeste y se forman entre junio y agosto.

Cordillera Huayhuash

En mayo, los alpinistas alemanes Michi Wohlleben, Arne Bergau y Johannes Jähn, junto al fotógrafo Hans Hornberger instalaron su campamento base en la espectacular laguna Carhuacocha (4,250), al pie de la cara este del Jirishanca (6,094). El equipo inició el ascenso siguiendo la vía Italiana del 2003 (Deluca, Stopinni, Piccini), pero las condiciones se tornaron difíciles por continuas nevadas. La pared se convirtió en una zona de roca con nieve adherida que Wohlleben califica de “traicionero terreno mixto y horrible”. Tras 10 días fijando cuerdas, lograron alcanzar el vivac italiano (5,350) para descender y hacer un día de descanso en el campamento base.

Al día siguiente ascendieron de nuevo hasta el vivac y tras una noche bajo una cueva de hielo, iniciaron las verdaderas dificultades en la pared: tramos de 6c+, A1 / WI 6-. Por la tarde, el grupo alcanzó los 5,800 metros sobre una primera plataforma de nieve. Hannes y Michi escalaron esa zona durante la misma tarde, fijando cuerda para ganar tiempo al día siguiente, mientras Arne excavaba una cueva para pasar la noche.

La mañana siguiente alcanzaron casi seis mil metros sobre la arista cimera, pero se dieron cuenta de lo peligroso que sería alcanzar la cumbre —y sobre todo regresar— pues la calidad de la nieve (crestas, hongos, nieve suelta, cornisas) no les permitiría asegurar la ruta. Regresaron al campo base mediante rapeles, no sin antes limpiar la pared de las cuerdas fijas que instalaron. Se quedaron a escasos 90 metros de la cumbre.

Inspirados por la ruta de Pavle Kozjek al Puscanturpa este (5,410) de 2007, los alpinistas holandeses Bas van der Smeede, Elly van der Plas, Visscher Bas, Vincent van Beek y Saskia van der Smeede, abrieron la vía Poco Loco, con dificultades de VI+, TD. El equipo ingresó por Cajatambo, en la sierra de Lima, de donde se aproximaron hasta la laguna Viconga (4,450) e instalaron su campo base a finales de julio.

Tras realzar aclimatación en dos picos superiores a cinco mil metros, ingresaron a la montaña y realizaron el primer largo coincidente con la ruta eslovena (Stonehenge, Kozjek y Kresal) sobre la cara este. Tras comprobar el mal estado de la nieve y roca durante este primer largo, se dirigieron hacia la cara norte y es allí donde hicieron el trazado completo de este nuevo itinerario. La escalada la efectuaron el 30 de julio, luego de haber realizado un primer intento, por Bas van der Smeede, Bas Visscher y Vincent van Beek, el resto de componentes realiza la primera repetición dos días después.

Cordillera Central

Durante el curso de aspirantes y guías de montaña realizado en Cordillera Central por la Asociación de Guías de Montaña del Perú, Xavier Ossola (aspirante) y Micher Quito (Guía de montaña AGMP-UIAGM) alcanzaron la cumbre sur del nevado Carhuachuco (5,507). El 10 de noviembre, salieron de su campamento base (4,200) a las 2 am. Hacia loas cinco habían alcanzado la zona del glaciar noreste (5,200) que separa las cumbres norte y sur de la montaña. Desde allí se dirigieron a una canaleta, donde comenzaron las dificultades: 30 m. 75-80 grados en hielo y roca hasta alcanzar una cueva natural.

Ossola decidió no seguir por la canaleta debido a las malas condiciones del hielo y escaló por encima de la cueva donde encuentran las mayores dificultades de la ruta (M5/M6) en zonas muy expuestas y ascensión casi sin apoyo para los pies, por lo que tuvo que realizar “barras” en la roca. Luego de un largo (M3 de 35 m.) alcanzaron nuevamente la canaleta que les conduce a la arista cimera (150 m., 55-80grados). Tras superar la arista, un terreno relativamente facil de 45-50º les conduce a la cumbre sur del la montaña. Probablemente la canaleta seguida por ambos se trate de una variente nueva hacia la cima sur. Los escaladores nombraron la ruta: Listos para hacer barras, 300 m. MD,M5/M6, 55-80 grados.

Otros grupos de aspirantes y guías realizaron diversas escaladas en el mismo sector.

Cordillera Blanca

El 25 de Junio, los montañistas peruanos Octavio y Eloy Salazar Obregón junto a Carlos Callupe (guías de montaña AGMP-UIAGM), escalaron El Escudo del Huascarán en nada 13:30 horas desde el refugio Don Bosco. Partieron desde los 4,400 hasta los 6,768 por la impresionante pared de hielo del Huascarán sur (D+/ 600 m.) y descendieron esa misma tarde de nuevo al refugio para descender hasta el poblado de Musho (3100 m.) por la noche. EL ascenso fue parte del aniversario de una marca de material de montaña.

Se realizaron repeticiones notables al Cayesh (5,721, por la cara oeste) por los alpinistas españoles Lluc Ros, Guillem Sancho y Nacho Morales, quienes alcanzaron la arista de la montaña haciendo una escalada combinando las rutas Checa y Alemana (450m, MD+, V/5c/M5+/85º).

En el Chacraraju (6,001), los españoles Juan Corcuera, Iker Madoz, Dabid Amatria y Patxi Goldaraz realizaron la escalada de la ruta Jaeger (800m, ED, 85-90º) en 17 horas non stop y alcanzando la cumbre.

A finales de julio, los montañistas estadounidenses Ben Horne y Gil Weiss realizaron lo que posiblemente es una vía nueva en el Palcaraju oeste (6,110) por su cara sur; el descenso lo realizaron por la arista oeste y lamentablemente ambos cayeron por la misma perdiendo la vida. Aunque se ha logrado observar indicios de la probable ruta nueva, será incierto verificar exactamente por donde transcurre y hacer el registro respectivo.

Cory Harelson y Jared Vagy, también de Estados Unidos, junto a las montañistas colombianas Katty Guzmán y María Ramírez, se dirigieron al nevado Huamashraju (5,434), donde tenían como objetivo repetir una ruta en la cara oeste. Alcanzaron el poblado de Jancu (3,885) donde pasaron la noche y empezaron la marcha de aproximación al día siguiente (19 de julio) hasta su campo base (4,650). El 20 de julio hicieron una aproximación para dejar material al pie de la pared y regresaron a su campo base.

A las 5 am. del 21 de julio, el grupo al completo alcanzó de nuevo la base de la pared en busca de un clavo cuya existencia les habían comentado para seguir una ruta existente. Como no lo encontraron, ubicaron un sistema de grietas continuas al lado izquierdo de la pared y se dirigieron hasta allí para iniciar la escalada. Realizaron seis largos de cuerda con dificultades de 5.6 a 5.8 (escala de Yosemite). En la arista cimera dejaron las mochilas y siguieron hasta la cumbre para descender a rapel por la cara oeste. La ruta recorre la arista suroeste y noroeste en la cara oeste de la montaña, en donde son probables otras variantes.

Nota: En un curso de prácticas para guías de montaña realizado el 2004, un grupo numeroso de aspirantes y guías peruanos recorrieron parte de la arista noroeste del Huamashraju sin hacer cumbre. Es probable que hayan coincidido en algunos tramos con la ruta del cuarteto. No existe topo de la ruta.

Durante el mes de agosto, los montañistas ecuatorianos Joshua Jarrín (guía de montaña UIAGM) y Juliana García (aspirante) realizaron un posible itinerario nuevo en la cara noroeste del Huandoy este (6,000). El 15 de agosto se dirigieron hacia la quebrada de Parón, zona donde se ubica la conocida Esfinge y desde donde la pareja observó la vía al Huandoy un año antes. Instalaron su campo base (4,600) muy cerca del inicio de la pared. El segundo día inspeccionaron la ruta y alcanzaron los cinco mil metros, donde dejaron un depósito de material.

El 17 de agosto iniciaron la escalada a las tres de la mañana con intención de llegar hasta la cumbre. Tras escalar varios largos en hielo y nieve sobre la rimaya alcanzan la primera dificultad seria: un banda de rocas bastante inclinada (75º). Juliana abrió estos largos que les condujeron a la segunda pala de la pared. En ella hicieron una travesía hacia la izquierda (norte) para poder encarar la segunda banda de rocas que —según los escaladores— le dio el “carácter” a la línea: cuatro largos consecutivos de progresión en terreno mixto vertical con algunas repisas.

Al salir de esta sección pudieron observar la salida. Aunque esta zona final no resultó técnica, significó un ascenso por canalones de nieve polvo que ralentizaron mucho el avance. A las 17 hs. se detuvieron e hicieron vivac en una repisa que fabricaron. El 18 de agosto ascendieron por canalones de nieve y hielo hasta la arista cimera (5,900) de donde realizaron el descenso sin alcanzar la cumbre. Nombraron la vía como “HK” (1,300 m., 900 m. de pared y 400 m. de glaciar, MD+, V+, M3/4).


Conversaciones con: Jorge Gálvez, Bas van der Smeede, Michi Wohlleben, Xavier Ossola, Octavio y Eloy Salazar Obregón, Cory Harelson, María Ramírez, Juliana García, Joshua Jarrín.

Otras fuentes: www.premiosfedme.es



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2017. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©