follow me
Montañismo y Exploración
Kauk y Kennedy considerados indeseables y más polémica sobre los clavos de la Ruta del Compresor

El 19 de enero, mientras David Lama iniciaba su ascenso en libre a la Ruta del Compresor, los escaladores Jason Kruk y Hayden Kennedy fueron detenidos por la policía local de El Chaltén. No hubo cargos específicos y sólo se …







  • SumoMe

El 19 de enero, mientras David Lama iniciaba su ascenso en libre a la Ruta del Compresor, los escaladores Jason Kruk y Hayden Kennedy fueron detenidos por la policía local de El Chaltén. No hubo cargos específicos y sólo se dedicaron a interrogar sobre “sus actos” en la montaña.

El hecho no pasó desapercibido para los escaladores. Rolando Garibotti y Colin Haley, entre otros, dieron su apoyo a Jason y Hayden, además de escribir en periódicos locales y levantar la voz en los diferentes foros de escalada en el mundo.

Los clavos que Kurk y Kennedy quitaron de la pared

A estas alturas, ya nadie sabe cómo inició todo. El caso es que Jason y Hayden fueron llevados detenidos por la policía local, interrogados (“Jason y Hayden estuvieron demorados en la Comisaría por el lapso de dos horas y media, entre las 10:30PM y las 1:00 AM sin ninguna razón legal que justifique esta demora”, comenta Rolando Garibotti), les fueron retenidas sus mochilas y les quitaron los clavos que habían quitado de la pared.

Pero la cosa no paró ahí. Los vecinos de El Chaltén comenzaron una hostilidad sin precedentes y en la casa donde pasaron varios días aparecieron letreros de “Go Home” y “Fuera de El Chaltén”. Además, comenzó una verdadera batalla de misivas en el periódico local: La Cachaña. Ahí han aparecido notas de ambos lados y se han manejado argumentos muy diferentes.

El 26 de enero se realizó una reunión entre los vecinos de El Chaltén, a la cual acudieron varios escaladores, entre ellos David Lama. “Sin embargo la intención de los presentes no era discutir cuestiones deportivas si no humanas.”

Aspecto general de la reunion

“Las primeras diferencias con respecto al grupo de escaladores que removieron los clavos de la vía del Compresor en el Cerro Torre, se centraron en que el motivo del debate no era exclusivamente el hecho deportivo o las diferentes filosofías a la hora de encarar una escalada, si no que giraban en torno a las declaraciones de los protagonistas a la prensa.”

Los escaladores mantienen que el hecho de haber quitado los clavos de Maestri le da a la montaña su verdadera naturaleza como la “montaña más difícil del mundo”. Apelan a argumentos éticos y a las generaciones venideras con la frase de que la escalada de Maestri le robó una muy buena ruta a los escaladores del futuro. Tienen en su contra la decisión de 2007 entre escaladores de no retirar los clavos de la vía y mantenerla como estaba.

El otro lado utiliza argumentos bastante confusos y argumentan que sería como ir a Yosemite y quitar los bolts de rutas famosas como La Nariz. Pero sobre todo, predomina la emoción y el querer tomar consenso entre la población enun asunto que no les compete del todo. El sentido de pertenencia a la región es lo que quizá afecte más a la gente de El Chaltén. Y que los hagan de lado en algo que creen les pertenece:

Otros escaladores presentes

Porque vinieron personas y sin preguntar, sin exponer un debate, sin crear un consenso, fueron a sacar los clavos. Y luego de tener esa actitud, luego de tomar esa decisión y concretar el hecho, empezaron a hablar que la comunidad de El Chaltén es una comunidad ignorante, que acá somos todas personas que no escalan, que nosotros no tenemos la posibilidad de opinar sobre el tema.” (Luis Soto, durante el debate).

Jason y Hayden fueron declarados “personas no gratas” por el Club Andino El Chaltén.

Kurk lo dijo bien cuando escribió su artículo: “enfrentar las consecuencias”, pero nunca supieron hasta dónde llegarían las consecuencias.

Si pensamos como escaladores, el acto que realizaron Kurk y Kennedy fue legítimo, para restaurar a una montaña como debería haber sido siempre. El gran inconveniente es que cualquier código ético (comenzando con el de la UIAA) habla de establecer contacto con la gente local yportarse de acuerdo a las normas existentes.

David Lama estuvo presente en la reunión

Por supuesto, no hay normas en tales casos, pero Jason y Hayden estaban en un país que no era el suyo para aplicar una acción basada en la ética de la escalada. Esa ética no nació ni se ha visto alimentada por América Latina. Se trata de dos mundos distintos que no tienen prácticamente nada en común, así que difícilmente se entenderán.

¿Quién tiene la razón? Ambos, desde su respectivo punto de vista. Aunque aplaudo el hecho de haber quitado los clavos, también creo que el enojo de la gente de El Chaltén tiene su justificación. Y no habrá un acuerdo entre los dos tipos de argumentos mientras no haya la voluntad de aprender del otro. Cuando se aprende el argumento del contrario, es cuando un acuerdo es más probable.


Fuentes

Carta de Rolando Garibotti

Carta de Carlos Comesaña

Carta de Sebastián De La Cruz, primer argentino en subir al Torre

Centro Andino local declaró a Kurk y Kennedy personas no gratas

Carta de Mariana Fava

Un nuevo capítulo para el polémico Cerro Torre



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©