follow me
Montañismo y Exploración
CARRERA AL CENTRO DE LA TIERRA
31 mayo 2004

Bill Stone, quizás uno de los más grandes exploradores de nuestros tiempos, ha revolucionado la forma en que tradicionalmente hemos considerado la espeleología deportiva. Fue entrevistado por Miki Meek de National Geographic, revista que le ha seguido los pasos a lo largo y ancho del mundo en sus exploraciones. Esta entrevista se realizó poco antes de su última exploración a México, de la que existe también, un seguimiento on-line en nationalgeographic.com. Fanny Monreal, miembro del Grupo de Espeleología de la UNAM, la tradujo y obtuvo su autorización para publicarla en montanismo.org.mx.







  • SumoMe

¿Qué le fascina de la Cueva Cheve?
Probablemente, la más abrumadora sensación que tienes cuando estás dentro de esa mole montañosa, es cuán vasto, totalmente vasto y extraordinariamente profundo es el sistema de cuevas que permea todo su interior. No hay nada igual en el mundo. Nosotros sabemos, por los experimentos realizados utilizando rastros que tiñen de colores, que el agua que está dentro de Cheve reaparece unos 20 kilómetros más lejos y a más de 2,500 metros de desnivel en un gran salto de agua.
Todo el territorio entre estos dos puntos (la cueva y la resurgencia), es desconocido, uno de los últimos espacios inexplorados que quedan en este planeta y con certeza uno de los más remotos que existen. Cuando nosotros logramos terminar de recorrer el �Sump 2� (nombre del segundo túnel de agua) en Cheve durante el 2003, se sintió como �The Dark Side of the Moon� (El Lado Oscuro de la Luna). El peso de esa lejanía estaba por encima de lo que cualquiera pudo alguna vez andar. Y aún ahí, cuando verificas ese punto en el mapa, te das cuenta de que estás tan sólo a un cuarto de camino hacia la resurgencia.
Pensar en ir más lejos, es un desafío para la mente. Es más corto, en términos temporales, llegar a la luna que llegar a donde nosotros llegamos en el 2003. Ir todo ese camino de vuelta, será un viaje de 30 días en total oscuridad, muy lejos de cualquier tipo de rescate. Ese llamado hacia lo desconocido tiene un lado inconsciente y subliminal que poseen los pocos, raros, pero verdaderos exploradores.
¿Cuales son las probabilidades de ir más profundo que la Cueva Krubera?
Eso es difícil de decir. Nuestro juego para 2004 es muy audaz. Estamos buscando una puerta trasera al sistema principal de la caverna, detrás de las cuevas Cheve y Charco (norte de Cheve). Si podemos lograr eso �una oportunidad es todo lo que necesitamos� entonces estamos adentro. Una vez que eso suceda, tenemos al tigre por la cola y nosotros rápidamente ascenderemos por el interior de la montaña a través de Cheve y Charco.
Una conexión con Cheve, hacia abajo, solucionaría todos los acertijos y la Cueva Rusa Krubera sólo merecerá una simple notita a pie de página en la historia de la exploración espeleológica. Puede suceder así de rápido. Si no, una distinta posibilidad, estaremos viéndonos forzados a regresar a las tácticas de asalto por la fuerza bruta usadas en el 2003 y prepararnos para estar en una expedición de cinco meses en el 2005 para encontrar un camino debajo del �Sump 2� en Cheve.
¿Si ustedes tienen éxito, qué significaría este logro para el mundo de la exploración?
En términos de exploración física para muchos, no es simplemente un número como de código postal, es un número que ahora todo el mundo está deseando. Imagínate: 20 años antes, simplemente bajar a 1000 metros de profundidad fue considerado el gran logro. Casi no había gente que lo hubiera hecho a lo largo de todo el mundo. Los �menos miles� en cuevas fueron comparados con los ocho picos más altos del mundo.
Hoy, nuevas técnicas, equipos más dedicados, y en algunos casos fondos del gobierno, han empujado las búsquedas (geográficamente) a los límites de las cuevas exploradas anteriormente. El santo grial de nuestros tiempos es el de los 2000 metros.
Sin embargo, nuestro juego en el Sistema Cheve es quitarnos esa idea de que se trata sólo de lograr la cifra. Nosotros queremos ir por la única y más profunda cueva de todos los tiempos. Si somos capaces de llegar a los 2500 metros de profundidad �un número manejable en Cheve� eso prácticamente sería terminar el juego. Eso sucederá en nuestra época, así como el pico más alto fue escalado en nuestra era. Después de esto, si lo logramos, tendremos que irnos a otros planetas para buscar números más dramáticos o escandalosos.
¿Qué tipo de riesgos enfrenta en Cheve?
Hablando a grandes rasgos, el agua, que siempre está en movimiento, es la cosa más peligrosa que puedes encontrar en estas profundidades. Eso explica porqué calendarizamos las expediciones a Latinoamérica con respecto al corazón de la temporada seca. Hemos encontrado cuerdas viejas a los mil metros de profundidad, enredadas de formas que superan a la imaginación y atascadas alrededor de piedras que están en los techos de algunos pasajes veinte metros arriba del lugar donde originalmente las colocamos. No quieres estar en la cueva con esos niveles de agua. Nosotros establecimos intencionalmente nuestros campamentos subterráneos (hay tres en Cheve: uno a -400 metros, otro a -805 metros y otro a -1025 metros) muy por arriba de los niveles de inundación, para que los grupos o cordadas puedan alcanzar �cielos� altos en el caso de una sorpresiva tormenta tropical.
Los buzos de caverna por supuesto, se enfrentan a los más altos niveles de riesgo y lo más que yo puedo decir aquí es que nosotros tratamos de hacer nuestro trabajo hasta la parte más profunda de la cueva con una consigna estructural básica: tener siempre niveles de equipo sobrepasadamente abastecidos y una política de abortar la misión si a una sola persona le disgusta la situación que está viviendo en el agua, en cualquier momento. Siempre se puede regresar y reconsiderar más tarde. La simple duda en esta consigna, lleva al peligro instantáneo.

Páginas: 1 2 3 4



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©