follow me
Montañismo y Exploración
Por qué los niños deben aprender a gestionar el riesgo
8 febrero 2013

Introducción del libro Planificación y dirección de visitas y actividades de aventura, por Tom Mullarkey, director ejecutivo de la RoSPA.







  • SumoMe
 

El desarrollo de un joven no debe ser sofocado por la necesidad de considerar la peor consecuencia del riesgo, sin estimar su probabilidad y el equilibrio de este contra los posibles beneficios.


En RoSPA [Sociedad Real para la Prevención de Accidentes, o RoSPA, por sus siglas en inglés], creemos que las visitas escolares de aventura y desafío son vitales para desarrollar la confianza y el juicio de riesgo entre los jóvenes y para estructurar una sociedad que no tenga una aversión excesiva al riesgo. La incertidumbre es inherente a la aventura y puede tener como posibilidad un resultado adverso, pero el desarrollo de los jóvenes no debe ser sofocado por la necesidad de considerar la peor consecuencia del riesgo, sin estimar su probabilidad y el equilibrio de éste contra los posibles beneficios. El concepto “riesgo/beneficio” debe ser nuestro guía.

Como las generaciones anteriores han aprendido por experiencia, es raro que un ejercicio bien planificado provoque lesiones accidentales. En cambio, será más probable que traiga un sentido de empresa, realización y diversión, tan vital para el juicio, la madurez y el bienestar, que debe casi siempre compensar el residual e inevitable riesgo. Nuestro mantra en RoSPA resume este enfoque: Debemos tratar de hacer la vida tan segura sea necesario, no tan segura como sea posible.

Las escuelas están cambiando. Las responsabilidades en materia de seguridad y gestión de salud se están reorientando. Los retos implicados necesitan ser abordados de manera creativa y nunca deben ser vistos como una carga legal o una tarea burocrática.

Un enfoque planificado para gestionar el riesgo podría ser un facilitador en las escuelas, que ayude a construir una prudente cultura de gestión del riesgo orientado a enseñar a los jóvenes acerca de los riesgos, una trama continua funcionando sin problemas en todo el currículo.

El riesgo es parte de la vida pero los “accidentes” no tienen que serlo: la mayoría son fácilmente evitables. Así, mientras que las escuelas tienen que asegurarse de que el personal, los alumnos y los visitantes están seguros, también deben asegurarse que a los ciudadanos y padres del mañana se les ayuda a ser conscientes de los riesgos. En este sentido,  “enseñar con seguridad” y "enseñar seguridad" van de la mano.

Esta guía, que hemos desarrollado en consulta con muchas de las partes interesadas en el sector educativo, da información detallada y asesoramiento sobre las cosas que deben tenerse en cuenta al planificar y realizar visitas escolares. El objetivo es ayudar a los profesores a desarrollar un enfoque práctico que maximice las oportunidades para el disfrute y el aprendizaje, tanto como la adopción de medidas sensatas para evitar que los estudiantes resulten heridos en accidentes evitables. Por favor, utilícelo y díganos lo útil que le haya sido para que podamos seguir mejorando el asesoramiento que ofrecemos.

 

Tom Mullarkey MBE
Director Ejecutivo RoSPA



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2017. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©