follow me
Montañismo y Exploración
El Edema Cerebral de Altitud puede provocar sangrados cerebrales
29 noviembre 2012

Un estudio reciente muestra que las personas que han sufrido de Edema Cerebral Agudo de Altitud, presentan microhemorragias en el cerebro aún después de varios años que sucedió el evento.







  • SumoMe

La nueva investigación en Imagenología de Resonancia Magnética muestra que los escaladores que alguna vez experimentaron cierto tipo de mal de altura presentan trazas de sangrado en el cerebro años después del incidente inicial, de acuerdo al estudio presentado el día de ayer (28 de noviembre) en le reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA, por sus siglas en inglés).

Se examinó a una población de montañistas que habían tenido diferentes expresiones del mal de altura: los que habían tenido episodios de edema cerebral agudo de altitud (HACE, por sus siglas en inglés), los que habían padecido de mal de altura, los que padecieron alguna enfermedad de altura y finalmente aquellos que habían tenido específicamente edema pulmonar. Se eligió a dos neuroradiólogos para que examinaran los exámenes sin que supieran la historia clínica de sus pacientes.

Encontraron que aquellos que habían sufrido de HACE presentaban algunas microhemorragias cerebrales y con casi exclusivas de este grupo (ocho de 10 escaladores lo presentaron, mientras que sólo dos de los 26 restantes también las tenían).

“Hasta ahora se pensaba que el HACE no dejaba huellas en el cerebro de los supervivientes”, comentó el doctor Michael Knauth, del Departamento de Neuroradiología del Centro Médico Universitario en Goettingen, Alemania. “Nuestros estudios muestran que no es el caso. Años después, las microhemorragias o microsangrados son visibles en los cerebros de los supervivientes del edema cerebral… En la mayoría de los casos, estas microhemorragias son sólo visibles con una técnica especial de resonancia magnética… con esta técnica, las microhemorragias se notan como pequeñas manchas negras.”

Los casos más severos de HACE son quienes muestran mayor prominencia en las imágenes de resonancia magnética. Los sangrados se encuentran predominantemente en el corpus callosum, la banda ancha de fibras nerviosas que conecta los lóbulos izquierdo y derecho del cerebro. Además, los sangrados tienen una distribución característica que es diferente a otras enfermedades, como vasculitis o inflamación de vasos sanguíneos.

“Analizaremos posteriormente nuestros datos clínicos y de resonancia magnética de pacientes con mal de montaña agudo, que se piensa es el precursor del HACE”, comentó el doctor Knauth. El HACE es una condición severa y a menudo fatal que puede afectar a los escaladores, caminantes, esquiadores y viajeros de grandes altitudes, típicamente por encima de los 2,300 metros y “amenaza la vida porque usualmente sucede en un medio hostil donde no se tiene ayuda ni herramientas para un diagnóstico adecuado.”

Sin embargo, el doctor Knauth no cree que se deba impedir hacer montañismo a los supervivientes de HACE sino que más bien “deberían aclimatarse a la altitud muy lentamente.”

Los coautores de la investigación son los doctores Kai Kallenberg, Peter Bartsch y Kai Schommer.


Fuente:
Radiological Society of North America



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2017. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©