follow me
Montañismo y Exploración
Barranquismo en el Himalaya

Esta expedición es un record mundial en la exploración de barrancos. Es el barranco más grande, más profundo y más técnico explorado jamás en cualquier parte del mundo. Una nueva aproximación a la exploración del Himalaya. El barranquismo es un …







  • SumoMe

Esta expedición es un record mundial en la exploración de barrancos. Es el barranco más grande, más profundo y más técnico explorado jamás en cualquier parte del mundo. Una nueva aproximación a la exploración del Himalaya.

El barranquismo es un deporte nuevo, pero eso no le impide dar pasos agigantados. Gracias a la experiencia de deportes similares, ha aprendido a pasar las primeras etapas con rapidez y se plantea retos cada vez mayores. Cuando los barranquistas franceses acabaron de explorar los cañones que tenían en su país y las cercanías, buscaron en otros lados. Así hallaron el Trou de Fer, en la Isla Reunión. En su momento, fue el barranco más difícil del mundo, pero el mundo apenas comenzaba a ser reconocido.

El gran salto del barranquismo fue pasar, como el montañismo, al Himalaya, la cordillera más alta del planeta. En 2003, Lionel Rias y Rodolphe Sturm hicieron una prospección en la zona del Annapurna y el Manaslu. Al año siguiente, 2004, descendieron por 10 cañones de diferentes grados de dificultad junto con Mauricio Porcel-Valdes en el valle de Marsyangdhi y declararon que la zona tenía un enorme potencial. Ese mismo año, descubrieron el Chamjé Khola.

Para el 2005, hicieron el primer descenso al Chamjé Khola, un desnivel de mil metros con dos vivacs. Los años siguientes al Chamjé Khola fueron expediciones que fueron haciendo entradas adonde no habían ingresado antes. El resumen inicial del barranco fue:

  • Inicia en en un collado a 4,300 metros de altitud, al que se accede después de tres días de aproximación
  • A partir de ahí, el descenso por el cañón sería de más de dos mil metros a lo largo de cuatro kilómetros
  • Se calcularon aproximadamente dos vivacs para hacer el recorrido

El grupo continuó haciendo exploraciones al barranco y fue hasta el 2011 que se dirigió un grupo decidido a recorrerlo completamente. Para entonces, ya se había creado el Himalayan Canyon Team (HCT, 2009) y la Asociación Nepalí de Cañonismo (NCA), que han tenido mucho que ver en las exploraciones a los barrancos de Nepal. El HCT es un grupo en donde participan barranquistas de diferentes nacionalidades, sobre todo de Francia, España, Nepal y la India.

A principios de 2011, el grupo se internó de nuevo en la cordillera del Himalaya, en dirección al Annapurna. Estaba compuesto por once barranquistas, 10 miembros de rescate y tres guías locales. Recorrieron tres cañones diferentes para aclimatarse a la altitud y las condiciones del terreno, además de hacer pruebas de video.

El 26 de marzo hicieron la puja antes de adentrarse en el barranco.

El equipo es pequeño para que sea más rápido y se dividen el trabajo en parejas. Una de ellas colocaba anclajes y cuerdas mientras la otra le proporcionaba el material necesario. Poco a poco, el lugar se volvió lo que suele ser el Himalaya: impresionante. Muchos rapeles y un caudal impresionante de agua; dentro, árboles caídos, algunos de ellos recientemente, aún con hojas. El avance era lento y parecía que no descienden nada. Los altímetros tienen algo y confirman su lentitud vertical.

Diez horas de trabajo continuo y, a diferencia de las montañas, el día es más corto en los cañones. Los hombres, en una parte muy cerrada del cañón, no encontraban donde hacer vivac hasta que entrada la noche hallaron una pequeña isla donde pudieron descansar unas horas. El agua tenía una temperatura de seis grados centígrados.

El segundo día se dieron cuenta que una batería del taladro se había mojado tanto que quedó inservible y que sólo debían continuar con una. No les alcanzaría para hacer todo el descenso así que planificaron y decidieron evitar las zonas donde podrían quedarse atorados. Escalaron por una pared y continuaron evitando las secciones donde pudieran quedare atorados. Así pasaron un segundo vivac y a la mañana siguiente llegaban al campamento donde los esperaban.

Aunque no hicieron el recorrido completo del Chamjé Khola, los barranquistas pudieron obtener el perfil del barranco y dieron por terminada esa expedición. El Chamjé Khola es un proyecto que continúa año tras año con un fuerte apoyo del grupo español X-Canyon, que ha seguido explorando algunos barrancos de menor envergadura en esa misma región.

Algo más a remarcar es que a lo largo de esos ocho años de proyecto, se conformaron agrupaciones y organizaron una de las reuniones más importantes de cañonismo: Rendez-vouz International Canyon (RIC), a la que han asistido barranquistas de todo el mundo. También se hicieron mejoras en el equipo: una vestimenta más delgada para un mejor movimiento pero con más capas, para hacerla eficiente contra el frío; anclajes artificiales de bajo peso, un taladro modificado para un mayor rendimiento y sobre todo la forma de transportar todo en un cañón de 2,300 metros de desnivel.

Esta última expedición fue el resultado de varios años de trabajo, desde la primera prospección hasta los dos últimos años de trabajo intensivo de preparación.


Ver mapa más grande

]
Fuentes

TopRockAdventures

Himalayan Canyon Team

Página oficial de la expedición



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©