follow me
Montañismo y Exploración
Resumen de Temporada en los Andes Peruanos 2010
1 diciembre 2010

La temporada de escalada en Perú abarcó no sólo la Cordillera Blanca y Huayhuash, sino también la Cordillera Central. El aumento de ascensiones fue grande este año.







  • SumoMe

En la temporada 2010 las condiciones del tiempo se mantuvieron bastante estables, por lo que muchas expediciones han logrado sus objetivos. Por supuesto se hicieron importantes aperturas y repeticiones notables, tanto en las ya conocidas Cordillera Blanca y Huayhuash, como en la Sierra Central, un lugar que sigue ganando adeptos por su variedad increíble de montañas, niveles de dificultad y paredes aún sin escalar.

Quebrada Rurec

Durante el mes de mayo, los Italianos Andrea Di Donato , Giuseppe Trizzino, Ivo Scappatura, Luca D ' Andrea, Massimo Massimiano y Roberto Iannilli, se dirigieron a la quebrada Rurec, al sureste de Huaraz, conocida ya por muchos “bigwaleros” como el “Yosemite” de la Cordillera Blanca, por la calidad de granito que conforman sus innumerables paredes y los impresionantes cientos de metros de roca que surcan sus complicadas vías.

Shaqsha: escalando entre vegetacion.
Foto: Roberto Iannilli.
Click para agrandarlas.

El 6 de mayo, instalaron el campo base en la quebrada Rurec. Tenían como objetivo abrir una ruta sobre el espolón oeste de Punta Numa, pared donde se aperturó, en 1997, la primera vía en esta impresionante zona de roca. Debido al mal tiempo, decidieron intentar la pared este del nevado Shaqsha (5,703 metros), ubicada al frente de su objetivo principal. Tras esperar buen tiempo, el 11 de mayo Di Donato e Iannilli, escalaron 300 metros e instalaron un equipo de vivac, para retornar al campo base la misma tarde, dejando cuerdas fijas sobre este primer trazado. Al día siguiente, tres integrantes del grupo alcanzan el vivac, pero el mal tiempo los retuvo hasta el 15 de mayo, pero decidieron no bajar hasta completar la vía.

Shaqsha.
Foto: Roberto Iannilli.

Problemas de salud hicieron que Ivo Scappatura retornara al CB. Luca D´Andrea y Roberto Iannilli continuaron el ascenso por pasos de VI y VII, con algunas zonas de lodo y vegetación naciente en las fisuras. Después de tres vivacs de subida y uno durante el descenso, ambos escaladores habían aperturado lo que llamaron El sueño de los excluidos (VI,VII, A2), una línea de 1,340 metros que surca la cara sur este del Nevado Shaqsha. Hicieron la salida a un pico posiblemente virgen al que denominaron Punta Giampiero Capoccia (5,040), que forma parte del nevado mencionado.

Durante el mismo período de tiempo, Luca D'Andrea y Massimo Massimiano, realizaron un ascenso a la misma cumbre del nevado Shaqsha por la cara sur, denominando a la ruta La teoría de la gota de agua (800 m, VII, A2). Las cordadas lograron dos vías nuevas con un día de diferencia y por diferentes caras de la misma montaña.

Rutas en el Shaqsha.
Foto: Roberto Iannilli.

Equipo Español de Alpinismo

Cuatro miembros del Equipo Español de Alpinismo, aperturaron dos nuevas vías sobre la cara oeste del nevado Mituraju (5,750) en la siempre complicada Cordillera de Huayhuash. Silvestre Barrientos y Alex Corpas, realizaron un itinerario que alcanzó la arista cimera con dificultades de MD+, V5, 750 m. Nombraron a la ruta Esta el barrio que da miedo, mientras que Dani Crespo (†) y Mikel Bonilla, se retiraron a pocos metros de llegar a la cima, tras realizar una vía de unos 600 metros con dificultades de MD+, M5, V5, llamando esta ruta Pim Pam Toma Cornisazo.

El grupo al completo llegó a Huaraz el 18 de mayo y salieron dos días después con intenciones de abrir rutas nuevas y sobre todo, realizar la primera repetición integral de la vía “Simpson-Yates” de la cara oeste del Siulá Grande (6,354). Esta vía fue ascendida por primera vez en 1985. Es célebre por su dificultad y su posterior descenso dramático protagonizado por Joe Simpson, quien narra la ascensión y descenso Tocando el vacío. A la fecha, esta ruta no se ha repetido en su totalidad, aunque existen tres vías en la pared.

Aclimataron en el Cerro México mientras realizaban porteos hacia el campo morrena del plateau Rondoy-Mituraju-Jirishanca, pero encontraron pésimas condiciones de hielo y potenciales caídas de roca y hielo en montañas como Jirishanca (6,094). Un objetivo más descartado debido a la peligrosidad de su escarpada cara oeste, donde, entre otras, Ricardo Cassin logró un impresionante trazado en los años 60.

Rutas en el Mituraju.
Foto: Equipo Español de Alpinismo.

Mientras tanto, en la cara oeste del Yerupajá (6,636), Simón Elías (director del Equipo Español de Alpinismo) y su hermano Martín, realizaron un intento de apertura sobre la arista suroeste, buscando la cumbre principal de esta montaña, cuyo registro último de ascenso deportivo, data del año 2001 por el ecuatoriano Santiago Quintero en solitario.

Los hermanos Elías, alcanzaron los 6,200 metros y vivaquearon de regreso a los seis mil.De retorno, el grupo se dirigió al lago Sarapococha y realizaron dos ataques simultáneos a la cara oeste del Siulá Grande. Las pésimas condiciones de la nieve los obligaron a retirarse a sólo 150 metros de la cima, La nieve floja no les permitió el paso sobre la arista cimera. Silvestre Barrientos y Alex Corpas, regresaron a un vivac donde se encontraban Simón Elías y Mikel Bonilla, para hacer juntos los 19 rapeles hasta la base de la pared.

Dani Crespo y Alex Bonilla fallecerían en julio, cuando intentaban aperturar una vía nueva en la cara oeste del Chacraraju (6,112). Unos días antes, ambos escaladores, junto a David Bautista, realizan la liberación de la vía Papas rellenas, en la Esfinge de Parón (5,325, 6c+, A3 (7b), 650m)

Huantsán

En mayo, la francesa Sophie Denis y el peruano Beto Pinto Toledo tuvieron una intensa actividad en la Cordillera Central, aperturando nuevas vías en la cara norte del Suiricocha (5,495), cara oeste (Everything is Possible), nueve largos sobre una pared de roca suelta y hielo hasta 80 grados de pendiente. Después escalaron tres largos sobre nieve con inclinaciones de 70 a 80 grados en la cara oeste del Manon Dos (5,500: Beyond Survival. Finamente, realizaron siete largos de mixto sobre la cara oeste del Vicuñita (5,538). También hicieron tentativas en el Huantsán Grande (6,354) pero aunque lograron alcanzar la cumbre norte (6,11 3), la cima principal sigue sin hollarse desde 1999 (un equipo esloveno).

En la cumbre del Suiricocha.
Foto: Sophie Denis.

Tocllaraju

Klus Kofler y Roman Stuefer, de Tirol del Sur, se aclimataron en los nevados Huamashraju (5,434) y Yanapaccha (5,460) antes de entrar a la concurrida quebrada Ishinca, para ir tras su objetivo: la cara oeste del Tocllaraju (6,034). Tras realizar su campo alto, observaron la poca cantidad de nieve y hielo en la cara oeste del “Toclla” y decidieron realizar la escalada por la zona derecha de la pared, debajo de las rocas características.

El 8 de junio salieron de su campamento base a las 2:30 y tras atravesar la rimaya de acceso, ingresaron a la pared; esto les costó cuatro duros largos de 60 metros cada uno de hielo compacto que muchas veces reventaba al golpe del piolet. Tras otro largo de hielo duro, alcanzaron la base de la zona rocosa y realizaron una travesía hacia la derecha, por toda la banda de roca en su tramo inferior. Posiblemente, desde aquí hasta la arista, esta zona de la escalada es una nueva ruta.

Salida de la pared oeste del Tocllaraju.
Foto: Klaus Koffler.

Tras realizar la travesía, se encontraron frente a un enorme serac que les obligó a realizar una nueva travesía en hielo duro que los puso nuevamente frente a otro bloque de hielo, no sin antes atravesar una enorme grieta que casi les corta el paso a la arista cimera. Tras tres horas de caminar por la arista, hundidos a veces hasta la cintura, los dos tiroleses alcanzaron la cumbre alrededor de las 15:00 y bajaron por la ruta normal. Bautizaron a la variante como Stuko (600 m. D+, 65–75º).

Artesonraju

El chileno Michael Sánchez Adams, realizó una tentativa al Artesonraju (6,025) junto a dos compañeros por la ruta de la cara suroeste, pero debido al mal tiempo y escasa visibilidad, se vieron obligados a retirarse de la pared. El 12 de Junio, viendo el tiempo más favorable, Michael decidió hacer un nuevo intento; hizo un vivac a 5,274 ya muy avanzada la tarde y a las tres de la mañana inició el ascenso en la creencia de estar sobre la ruta habitual del “Arteson”. En realidad se había movido bastante a la derecha de la pared, debajo de la banda rocosa y por donde no hay registro de rutas conocidas.

La nueva ruta en el Artesonraju.
Foto: Michael Sánchez.

Sin saberlo, inició una dura escalada en solitario por un canalón de 70-75º de unos 350 metros de longitud hasta alcanzar una arista de roca y nieve dura. Aquí encuentra pasos de M1/M2. Tras una travesía, el amanecer le alcanza bajo el hongo característico de la pared y descubre que se ha desviado. Tuvo que hacer una expuesta escalada hasta alcanzar el filo izquierdo del característico hongo, el cual le permitiría el paso hacia la cumbre de la montaña.

La parte final le supuso una extenuante escalada, ya que la verticalidad de la pared (80º), le obligó a auto asegurarse mediante largos de cuerda de 45, 50 y 60 metros, pero debía regresar por el material dejado y subir nuevamente el largo con autoprotección. Finalmente alcanzó la cumbre a las 15:00 del 13 de junio e inició el interminable descenso. 900 metros de pared. Encontró nieve dura y hasta hielo en la zona inferior de la pared, algo muy inusual en esta montaña.

Vallunaraju

Los escaladores peruanos, Steven Fuentes, Rolando Morales y Beto Pinto, realizan una ruta sobre la cara sur del Nevado Vallunaraju (5,686) un nevado clásico de la Cordillera Blanca, pero que presenta aún posibilidades para vías de alta dificultad. El 8 de julio alcanzaron la base de la pared sur; al día siguiente, tras superar los primeros largos de 60º, se ubicaron bajo la gigantesca pared de 300 metros de roca y hielo que les había tomado 17 horas de exigente escalada sobre pendientes de roca entre 80 - 90 º. (Habían calculado tres horas desde el campo base). Bautizaron la ruta como El gran Mono: 5.10 / A2.

Ruta en la cara sur del Vallunaraju.
Foto: Beto Pinto.

Huaguruncho

Los ingleses Tom Chamberlain y Tony Barton llegaron al CB del Huaguruncho, una emblemática montaña de 5,730 metros en la Cordillera Central de los Andes Peruanos, siguiendo su equipo llevado a lomo de llamas. Subieron el Yanacocha (5,150) para aclimatarse y luego de dos días de descanso, iniciaron un ataque a la espectacular cara soroeste del Huaguruncho. Cuyos mil metros no tenían aun registro de ascenso, salvo las tentativas realizadas por Chamberlain y otros compañeros.

En el Huaguruncho.
Foto: Tom Chamberlain.

Barton y Chamberlain ingresaron al glaciar, que presentaba muchas placas de nieve y condiciones muy distintas a sus tentativas del 2008. Atravesaron pasos de dificultad IV y V. Montaron su campamento de altura en zonas alcanzadas anteriormente (4,850). Al día siguiente, escalaron seis largos de roca (V, VI) e ingresaron a la zona de hielo y nieve dura (85º) donde colocaron muy pocas protecciones. Como se les hizo de noche, tuvieron que escalar con sus lámparas frontales porque no encontraban lugar seguro para montar un vivac.

Campamento alto en el Huaguruncho.Foto: Tom Chamberlain.

A las 22:30 alcanzaron una cueva de hielo bajo un serac, luego de realizar siete largos sobre hielo, la incomodidad del refugio y el cansancio, apenas les convencía de hervir un poco de agua, por lo que llamaron al lugar “Hotel Karma”. La mañana siguiente, 2 de agosto, inició una tormenta pero continuaron el ascenso por la pendiente de nieve suelta hasta alcanzar la arista cimera, tras escalar cuatro difíciles largos de hasta 90 grados, que los colocó sobre una cumbre secundaria del Huaguruncho, pero que habían elegido anteriormente. Descenso en 2 días por diferente ruta. La vía fue llamada “Llama Karma” 1,000m. ED, 90º,V, 24 largos.

Ruta en el Huaguruncho.
Foto: Tom Chamberlain.

Diferentes variantes hechas por peruanos

Coqui Gálvez (miembro de la primera expedición Peruana que consigue un ochomil) realiza interesantes actividades en solitario durante la temporada de montaña en la Cordillera Blanca. Variantes en: cara noreste del Vallunaraju, (5,686, D+), sur del Urus (5,430, AD-), sureste del Ranrapalca (6,112, MD), cara este del Huamashraju (5,434, D+), cara noroeste del Ishinca (5,530, D) y también un intento al Pucaraju oeste junto a Fernando Pérez.

La intensa actividad deportiva e independiente, llevada a cabo en la Cordillera Blanca durante esta temporada resultó contraproducente con la aún vigente reglamentación en el Parque Nacional Huascarán. Es imposible obligar a este tipo de montañistas a contratar agencias de viaje o guías de montaña para realizar estos magníficos trazados en los Andes peruanos.

Fuentes: Roberto Iannilli, Equipo Español de Alpinismo, Beto Pinto, Klus Kofler, Michael Sánchez Adams, Tom Chamberlain, Coqui Gálvez.



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©