follow me
Montañismo y Exploración
Escaladas en Alaska: Denali y Foraker en simulsolo
1 julio 2010

El estadounidense Colin Haley y el noruego Bjørn-Eivind Artun tuvieron una intensa temporada en Alaska: subieron tres ocasiones al Denali a gran velocidad y luego abrieron una ruta nueva en el Foraker, ambas en solitario simultáneo.







  • SumoMe

Bjørn-Eivind Artun y yo acabamos de regresar de un viaje de 37 días al Denali y al Monte Foraker, que fue parcialmente financiado por una concesión de Mugs Stump y el Club Alpino de Noruega (NTK). He aquí un informe de lo que hicimos.

Volamos sobre el Glaciar Kahiltna el 13 de mayo e inmediatamente comenzamos a subir a la Denali’s West Butress para aclimatarnos. Pronto establecimos un campo base en el campamento a 14,200 pies en la West Butress. El 21 de mayo intentamos escalar y esquiar en la ruta Orient Express, pero nos dimos la vuelta y esquiamos desde los 17,500 en la cara de peligrosas placas de viento. El 25 de mayo subimos hasta la cima del Denali a través del Couloir Messner y regresamos al campo 14,200 en 09:15 ida y vuelta. El 29 de mayo subimos nuevamente a la cima del Denali por la ruta West Buttress en 8:10 ida y vuelta.

Nuestra primera aclimatación al campo 17,000 fue a través de Rescue Gully. Colin está encaramado en unas rocas cerca del campo 17,000 con el Foraker en el fondo.
Fotos: Colin Haley y Bjørn-Eivind Artun
Click para agrandar.

En la tarde del 6 de junio salimos del campamento 14,200 con mochilas ligeras para intentar la Cassin Ridge, con la esperanza de romper el récord de velocidad establecido por Mugs Stump en 1991 (subió en 15 horas y 27:30 horas ida y vuelta desde el campo 14,200). El pronóstico del tiempo era marginal y nuestro intento fue precedido por una gran nevada, pero ya habíamos esperado demasiado tiempo por una ventana de buen tiempo. En lugar de bajar toda la parte baja de la West Rib, preferimos acercarnos por una nueva variante a la West Rib, la “Seattle '72 Rampa", abierta en 1972 por Alex Bertulis, Jim Wickwire, Robert Shaller [debe decir Schaller], Tom Stewart, Charlie Raymond y Leif-Norman Patterson. Esta aproximación fue excelente y pronto estuvimos derritiendo agua en la rimaya en la base del colador de los japoneses.

Bjørn-Eivind pateando escalones en el Orient Express. Fuimos hasta aproximadamente 15,500 pero encontramos placas de viento y esquiamos de regreso al camo desde ahí.

Cruzamos la rimaya a las 22:40 y empezamos a subir el colador de los japoneses. Por encima de la repisa Cassin cometimos un error al buscar la ruta y accidentalmente escalamos una chimenea mixta que era más difícil de lo necesario. Mientras escalábamos la primera banda rocosa, el tiempo cambió para peor, y el cielo muy nublado se volvió completamente nublado y empezó a nevar. Tuvimos condiciones decentes en la nieve hasta la parte superior de la tercera banda rocosa, a 17,000 pies (aunque el hielo estaba mucho más duro en los campos de hielo que la mayoría de años), pero luego comenzó a convertirse en nieve fresca de y profunda.

Dos amigos belgas, Sam Van Brempt y Joris Van Reeth, acamparon en la rimaya debajo del colador de los japoneses (el inicio de la Cassin). Sam y Joris habían descendido de Seattle '72 medio día antes que nosotros. Joris murió la mañana siguiente en el Colador de los Kaponeses después de haber sufrido una larga caída y sufrido traumas severos.

Habíamos hecho un excelente tiempo de hasta los 17,000 pies (cerca de 11 horas) y confiábamos en romper el récord de velocidad, pero esa esperanza comenzó a desintegrarse a medida que trabajábamos con la nieve, a veces hasta la cintura en el lado izquierdo (oeste) de la arista. La nieve empeoró cerca de la cresta de cima y los últimos mil pies nos llevaron más de tres horas. Finalmente alcanzamos la cumbre a las 15:43, con un tiempo de 17 horas desde la base. Nos tomamos nuestro tiempo para bajar por la West Buttress y cuando regresamos al campo 14,200 habían transcurrido 28 horas. Llevábamos una cuerda de 20 metros para el acercamiento, pero escalamos en simultáneo toda la ruta.

Bjørn-Eivind y yo fundiendo nieveen la rimaya del Colador de los Japoneses.

Después de la subida por la Cassin, levantamos nuestro campamento 14,200 en la West Buttress y descendimos hasta el campo base Kahiltna. No habíamos tenido días consecutivos de buen tiempo ni siquiera en nuestra primera semana en el glaciar y el pronóstico meteorológico aún no era optimista, por lo que parecía poco probable que pudiéramos intentar nuestro principal objetivo: una nueva ruta en la cara sureste del Monte Foraker. Después de unos días en el campo base, el pronóstico hablaba de un día de alta presión y pensamos que podríamos hacer las mochilas y esquiar a la base de la pared para comprobar si funcionaría. Esquiamos con una whiteout y ni una sola vez pudimos ver la pared. Pusimos nuestra tienda en la nieve y asumimos que en la mañana regresaríamos al campo base. Sin embargo, cuando nos despertamos a las 4:00 am del día siguiente, 13 de junio, tomamos una decisión apresurada para lanzarnos.

Originalmente habíamos planeado intentar el Foraker antes de la Cassin y cambiamos nuestros planes sólo para ahorrar tiempo espués de haber esperado una ventana de buen tiempo. De esta manera, no estábamos equipados para la Cassin tanto como lo habíamos planeado y, más importante, nuestros cascos se quedaron en el campo base. Tomamos muchas precauciones en la ruta para no tiar roca o hielo uno al otro. Bjørn-Eivind en el Colador de los Japoneses.

Esquiamos desde nuestro campamento hasta el glaciar de la base de la pared y dejamos esquís debajo de una roca protegida a 6,800 pies. La parte inferior de la cara está amenazada por seracs, y tan pronto como dejamos nuestros esquís, a las 6:00 de la mañana, comenzamos a escalar en simul-solo tan rápido como nos era posible. Corrimos hasta un corredor de nieve estrecho a la izquierda del serac principal (pero aún amenazados por un seracs de la arista francesa) con pasos de hasta AI3 y luego hicimos una travesía a la derecha por encima del serac principal y estábamos fuera de peligro. Pasamos un total de dos horas y diez minutos en lo que considero un terreno peligroso, aunque nunca vimos venir nada estando debajo de estos seracs.

Colin justo después de la sección más difícil del Colador de los Japoneses.

Páginas: 1 2 3 4 5 6



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©