follow me
Montañismo y Exploración
El vuelo del Inka, nueva ruta en el Urus Central
22 noviembre 2009

El Nevado Urus es una montaña de menos de seis mil metros en la Cordillera Blanca, pero es un buen objetivo para aclimatar e ir luego a otra más alta. Dos montañistas peruanos abrieron recientemente una ruta en su cara sur.







  • SumoMe

Los montañistas peruanos Eric Albino y Beto Pinto completaron el ascenso al Nevado Urus Central (5,495 metros) por lo que posiblemente es una nueva ruta en la cara sur en un ascenso estilo alpino que duró 5:30 horas desde el Campamento Morena hasta la cumbre y 4:30 de bajada, una escalada veloz que ya comienza a ser el rasgo distintivo de los escaladores peruanos. La ruta recibió por nombre El vuelo del Inka.

Rumbo al UrusFotografías cortesía de Eric Albino y Beto PintoHaz click en las imágenes para agrandarlas.

Localizado dentro del Parque Nacional Huacarán, en la Cordillera Blanca de Perú, el Urus Central es una de las 30 montañas peruanas que superan los seis mil metros; enclavado en el valle de Ishinca, es perfecto para una buena aclimatación y posteriormente intentar alguna montaña más técnica. Según Eric y Beto, “la escalada es una buena experiencia en terreno mixto de hielo, nieve suelta y roca”, experiencia que raya en una vía muy difícil (MD +).

A continuación, el reporte de los dos montañistas peruanos, aspirantes a guías por la Casa de Guías:

El 14 de octubre hicimos la marcha de aproximación entrando por la famosa quebrada Ishinca. En este valle hay montañas populares como el Tocllaraju, el Ranrapalca y los Palcarajus, todas sobre los seis mil metros. Las condiciones atmosféricas fueron bastante malas. El tiempo ya no es como en la temporada alta (como junio, julio y agosto) pero así llegamos a nuestro campamento base (4,200 metros). Al día siguiente porteamos todo nuestro equipo técnico en dos partes hasta el campamento Morena.

El 16 partimos a las 6 de la mañana del campamento morrena y comenzamos la escalada un par de horas después.

El primer tramo es en terreno mixto por una canaleta con 80° de inclinación y obliga a Eric a usar cordinos y cintas en salientes y friends en las fisuras como anclaje principal. Mientras, Beto asegura. Tras colocar algún tornillo de hielo, superamos esta zona técnica y entramos a un terreno de nieve suelta donde avanzamos en ensamble por una pendiente de nieve suelta con inclinaciones de 50° a 80°. La nieve suelta nos brinda la seguridad de hundirse a tal punto que los pasos son seguros y continuados. Usamos una estaca para superar la pared donde sólo había nieve frágil, una escalada mixta muy expuesta.

Después de este tramo, la condiciones de escalda mejoran; casi toda la pared avanzamos muy rápido. Después, la pared se volvió menos pendiente (70 grados) con nieve dura. Así hicimos seis largos de 60 metros. El último fue difícil por lo expuesto, con nieve suelta y con protecciones muy escasas. Después de limpiar, encontramos dónde poner friends y encumbramos a las 12:30.

El descenso lo realizamos en tres rapeles en terreno mixto hacia la arista este y posteriormente destrepamos algunas partes llegando a nuestro campamento a las 6 de la tarde. El equipo que usamos fue: 1 cuerda de 60 metros, 2 piolets técnicos, 3 estacas de nieve, 6 tornillos, 5 clavos de roca, 5 friends, 1 juego de stoppers. El estilo en que fue abordada la montaña demanda menos tiempo, material y exposición a la montaña que un ascenso clásico.

Sin embargo, esa no era toda la historia. El ascenso de Eric y Beto era parte de un curso de la Casa de Guías y su objetivo era precisamente obtener experiencia en terreno mixto. Así que al día siguiente escalaron el Uros Oeste “siguiendo un tramos de roca y en la parte final una canaleta de 50 metros de hielo duro. Luego bajamos al campo base Ishinca, llegando a las 7 de la noche.”

El 19, después de un día de descanso, se dirigieron al Palcaraju Central (6,264), cruzando el glaciar entre el Palcaraju y el Ishinca para llegar al campamento base avanzado. El día 20, salen temprano de su campamento tras ocho horas de ascenso, comienzan a escalar la arista del Palcaraju. Desde ahí todo el equipo peruano fija cuerdas (unas nueve de sesenta metros) hasta la cumbre.

Los montañistas catalogan su escalda como ED, 50° a 80°, con 13 horas de subida y 4 de bajada sin vivacs intermedios. Pero lo más importante es que a la cumbre llegaron 21 estudiantes e instructores del curso de la Casa de Guías. El Palcaraju no es una montaña muy accesible y es poco común subirla por los peligros que presenta como avalanchas y grandes grietas. La expedición se dio por concluida el día 21, cuando regresaron a Huaraz.

El “estilo” que Beto y Eric comentaron no implicaba sólo el estilo alpino, sino también prescindir de porteadores de altura e incluso acémilas y con principios de conservación de la montaña muy bien arraigados con la frase de “Si somos capaces de cargarlo hacia arriba, seremos capaces de cargarlo de regreso”, aunque confiesan que tuvieron que abandonar varias estacas en el descenso del Palcaraju.

Ruta en el Urus: El vuelo del Inka.

Páginas: 1 2



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2019. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©