follow me
Montañismo y Exploración
Piolet de Oro: resurge la disputa
31 octubre 2007

Es la mayor distinción entre los montañistas porque se trata del reconocimiento a la mejor actividad a nivel mundial de un año. Pero algunos no están de acuerdo y la polémica en torno a un premio donde se ve el montañismo lejos de la montaña parece reavivarse más con una entrevista a Philippe Descamps, editor en jefe de Montagnes Magazine, uno de los cofundadores del premio.







  • SumoMe

En una entrevista hecha por Kairn el 30 de octubre a Philippe Descamps, editor en jefe de Montagnes Magazine, éste dejó claro que si bien se había retirado, el GHM “ha probado ser incapaz de notar la evolución del alpinismo de alto nivel” y también mencionó que su revista “en contraste con la carencia de habilidades del GHM” ha hecho que el premio evolucione, “especialmente al internacionalizar el jurado”.


“Queremos que la gente conozca que el montañismo está vivo; queremos también que la vitalidad sea conocida y compartida… Es curioso pero el premio es el único que ha adquirido una dimensión internacional y eso es precisamente por lo que ha sido criticado. Sería decepcionante, pero no exactamente sorprendente, que nosotros los franceses estuviéramos realmente cavando nuestras propias tumbas.”


“Aún creo que el Piolet de oro ha contribuido grandemente al alpinismo de hoy (mucho más de lo que Mountain Magazine lo ha hecho), aunque sólo sea por el debate que produce. ¿Qué evento internacional de importancia, qué mejor plataforma pueden encontrar los escaladores para defender su visión y su pasión frente al público general? Escucharemos a cada uno.”


Esta fue la respuesta de uno de los cofundadores del Piolet de Oro, un premio que surgió con la intención de premiar a la mejor realización deportiva dentro del montañismo. En un esfuerzo conjunto del Groupe de Haute Montagne (GHM) francés y la revista francesa Montagne, se entregó cada año a eventos importantes. La primera edición, en 1991, le tocó a Marko Prezelj y Andrej Stremfelj por la apertura de una nueva vía en el pilar sur del Kangchenjunga, una pared de tres mil metros que llegaba hasta los 8,476 metros.


Sin embargo, con el paso de las ediciones, el premio se vio envuelto en una serie de discusiones, cada vez más intensas, hasta que terminaron en la separación del GHM del premio. Esto, según los medios especializados, quitaba al premio el matiz técnico y de calidad que le confería hasta entonces. El GHM declaró en su momento:




Entrega del Piolet de Oro 2007


Entrega del Piolet de Oro 2007


El G.H.M. lamenta muy sinceramente que las ascensiones realizadas en 2006, tan válidas como las de los años precedentes, no puedan beneficiarse oficialmente de su aval. Los nominados saben el respeto y el crédito que les otorga el G.H.M. Conocen también la obra del Grupo, en conjunto ni distinción de generaciones, por la credibilidad de una ética evolutiva en cumplimiento de las tradiciones y para la memoria de las cosas.


El G.H.M. desea sobretodo promover el alpinismo y sus ascensiones pero no con una confusión de clases. El único reconocimiento válido pertenece a los propios alpinistas y sólo a ellos. Ellos deben preservar celosamente su total libertad de elección y acción. El G.H.M., al retirarse del Piolet de Oro 2007, no hace más que defender con la mayor determinación estos principios.


Marko PrezeljTodo mundo esperaba la respuesta de la revista Montagnes, pero no llegó. En cambio sí llegó el rechazo del premio de parte de Marko Prezelj, quien se lo llevaba por segunda ocasión en el 2007. Su argumento: “La fama es una trampa barata que ponen los medios de comunicación en la que en seguida caen los más indiferentes y se les saca partido, y ya es tarde cuando se dan cuenta de que la confianza y el honor no viven bajo el mismo techo que la notoriedad.”


Así, el Piolet de Oro se tambaleaba cada vez más. El rechazo del premio por parte de Marko Prezelj, las severas críticas por parte de Steve House, la profunda carta de Rolando Garibotti rechazando incluso la nominación y en donde afirmaba: “El premio mismo ha fallado en definir estándares claros sobre medio ambiente y escalada limpia, vacilando entre ascensiones que han degradado decididamente la montaña y otras que no lo han hecho.”


Las declaraciones de Philippe Descamps, parecen ser el reinicio de una disputa entre dos antiguos colaboradores que terminaron separándose y que parecen iniciar una querella más personal. Recomendamos la entrevista otorgada a Kairn.com (francés) y que aparece en inglés en Mounteverest.net





Páginas: 1 2



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©