follow me
Montañismo y Exploración
TIENDAS DE CAMPAÑA
1 mayo 2000

Convertida en un símbolo de pasar la noche lejos de casa, las tiendas de campaña se han convertido en un artículo indispensable en los deportes de montaña pero ¿cuál conviene comprar? ¿De dos o tres estaciones? Escrito como una guía de ayuda al comprador, el siguiente artículo de Edelweiss aclara las preguntas más frecuentes.







  • SumoMe

Las tiendas "canadienses" han sido las más utilizadas hasta la aparición y definitiva implantación de las tipo "Iglú". Estas últimas permiten un mejor aprovechamiento del espacio interior, un mayor aislamiento térmico y gracias a sus formas aerodinámicas, una buena resistencia contra la fuerza del viento.

Así y todo, las de gran superficie como pueden ser las usadas como tiendas comedor en expediciones y grandes campamentos, son de tipo canadiense por necesitar armaduras de mayor grosor y rigidez. Las tiendas calificadas como "super-ligeras" son ideales en largas marchas donde el peso del equipaje es un factor muy importante. Requieren de la máxima calidad para que no se estropeen en situaciones de mal tiempo.


PARTES DE UNA TIENDA

ARMADURA


  • Mástiles. Son rígidos y generalmente usados para tiendas del tipo "canadiense" y para avances de algunas del tipo "iglú".
  • Varillas. Son flexibles y se usan en las tiendas de tipo Iglú. Las podemos encontrar en fibra de vidrio, en Polietileno y en Aluminio, siendo este último el material más resistente y ligero.


HABITÃ?CULO

La mayoría de tiendas disponen de una vivienda interior (permitirá la transpiración y ventilación, sobretodo en épocas calurosas) y un doble techo (protegerá la vivienda de la lluvia y el viento; recogerá la condensación y la hará deslizar hasta el suelo, evitando que entre en contacto con el interior).

Algunos modelos muy ligeros prescinden del doble techo aunque, si no son de tejidos de gran calidad, pierden fiabilidad en su impermeabilidad. La doble entrada ayudará a la ventilación del habitáculo y el mosquitero puede ser imprescindible. El ábside formado por el doble techo de algunos modelos, permitirá dejar el equipo mojado al introducirse en la tienda, tener un pequeño almacén e incluso cocinar en periodos prolongados de mal tiempo.

Interior

El tejido de mayor calidad es el algodón 100%, aunque la combinación de algodón con Nylon Ripstop es más ligero y actúa como una mejor defensa contra la condensación.

Doble techo

Se considera, en principio, impermeable y debe contar con un tratamiento resistente a los rayos ultravioletas (UVA). Algunos de los materiales más usados son el algodón tratado (absorbe la humedad y tarda en secar), el Poliéster (resistente pero soporta mal el frío), el Nylon (reduce el peso y sufre una ligera deformación, aunque soporta magníficamente las altas y las bajas temperaturas, sobretodo el de tipo "Ripstop") o las membranas impermeable-transpirables (son las más técnicas y no necesitan de doble techo).


SUELO

Pretende proteger el interior del habitáculo de la humedad del terreno. El tejido debe ser ligero y resistente. Algunos modelos refuerzan sus esquinas y sellan las costuras para evitar la entrada de agua.


PIQUETAS Y VIENTOS

La base del suelo se asegura al terreno clavando piquetas. Los vientos ayudan a tensar las paredes y el avancé, impidiendo la acción deformadora del viento.


COSTURAS

Por muy bueno que sea el material con el que esté confeccionado la tienda, si las costuras no están selladas, poca utilidad nos va brindar. El agua y la humedad van calando por los diminutos agujeros del cosido hasta mojar el interior. Según el hilo del cosido, esta penetración se verá acentuada por el efecto mecha conductor del agua.

COLUMNA DE AGUA

Dato que da a conocer la resistencia que ofrece un tejido a la presión de un líquido (grado de impermeabilidad). Partiendo de una columna de agua contenida en un envase de 1 cm² de sección, se incrementa la altura de dicha columna de agua hasta que se consigue traspasar el tejido con el líquido. Así, a mayor columna de agua, mayor impermeabilidad. Una columna de 10.000 mm ejerce una presión de 1 Kg. por cm². Un suelo con una columna de agua muy baja, ofrecerá pocas garantías de impermeabilidad al ejercer presión sobre él, como por ejemplo situarle cargas pesadas (la mochila, etc.), al apoyar la rodilla en el suelo o al estar de pie en las tiendas que lo permitan.

CONSEJOS


  • Guardar la tienda totalmente seca evitará que se pique y pudra el tejido. Recogerlas con el mínimo de arrugas posible alargará su vida.
  • Si la montamos bajo un árbol puede ensuciarse de resina o en caso de viento o tormenta ser aplastada por una rama.
  • La montaremos siempre sobre suelo mineral o en su caso, la cambiaremos de sitio cada pocos días para reducir el impacto sobre la vegetación del terreno. En una pradera, la superficie ocupada por una tienda durante una semana, puede necesitar más de 1 año para recuperarse, siendo más vulnerable la hierba crecida. En zonas alpinas puede llegar a necesitar varios años, sobretodo si son plantas leñosas y no herbáceas.
  • Deberán usarse las sendas que ya estén mineralizadas y evitar pisar el terreno virgen. Si no hubieran sendas, alternar los accesos para reducir el impacto del pisoteo.
  • Si en la acampada sobre terreno virgen participan varias tiendas, se plantarán con mucha distancia entre ellas.
  • Acampar como mínimo a más de 300 m de un río o lago ayudará a conservar el entorno.
  • La acampada en un valle es mucho más fría que en la cima de una colina, ya que por la noche, el aire frío desciende por las laderas hasta las zonas más bajas.
  • Limpiar las varillas de aluminio con una esponja húmeda, sobretodo si se acampa cerca del mar.
  • Enderezar y limpiar las piquetas después de cada salida evitará sorpresas en la próxima acampada.
  • Antes de salir revisar cremalleras, vientos y costuras (impermeabilizarlas periódicamente).
  • Llevar siempre alguna piqueta de recambio y el martillo para clavarlas (muy útil si no encontrásemos piedras para poder golpearlas).
  • Para reforzar las varillas de fibra de vidrio rodearemos con cinta aislante cada extremo y en el centro.
  • Al montarla lo haremos sobre una zona limpia y despejada de pequeños objetos punzantes o abultados.
  • Para estancias prolongadas podemos extender un plástico bajo la tienda para proteger el suelo de suciedad y rozaduras. También podemos acolchar esta área con helechos, paja, heno o hierba para aislarla del frío y hacerla más cómoda.
  • La base debe quedar tensa y sin arrugas. Para evitar que el aire se la lleve volando, montaremos la puerta perpendicular al lado del que sople el viento.
  • No cocinar nunca dentro de la tienda si disponemos de avancé, ya que los tratamientos de los dobles techo se estropean a la larga, puede provocarse un incendio fortuito y además, la falta de ventilación, puede incrementar los problemas de toxicidad del combustible usado con los infiernillos.
  • Si cerramos bien la tienda al ausentarnos, evitaremos que los insectos se instalen dentro antes que nosotros.
  • Si disponemos de una tienda sencilla y nos sorprende una tormenta, intentaremos no apoyarnos en el techo interior, ya que al entrar en contacto con el doble techo podría mojarse. Lo mismo ocurre si se forma condensación en la parte interna del doble techo.
  • Recordar que en un día o una noche sin nubes hace más frío que con ellas, ya que las nubes reflejan el calor del terreno.


CLASIFICACIÃ?N

Expedición y grandes alturas. Se trata de las "top" de la gama. Son las mejores tiendas que existen en el mercado. Con ellas podremos enfrentarnos a las peores y más difíciles situaciones y condiciones meteorológicas de nuestro planeta.

Alta montaña o cuatro estaciones

Media montaña, trekking o tres estaciones. Este es el grupo de tiendas más polivalente y el más utilizado. Son las que normalmente elegiremos para las salidas de dificultad media donde no se requiere de las mejores prestaciones, sino que se busca lo indispensable en una tienda que pueda definirse como de "todo terreno"

Ligeras de tres estaciones, ataque o clicloturismo. Este tipo de tiendas se caracteriza por su reducido peso y volumen. Por ello son las mejores para usar en motocicleta, ciclismo y salidas en las que tengamos suficiente con una tienda de tres estaciones y donde lo más importante sea reducir carga.

Camping residencial. Serán las más cómodas para acampadas prolongadas en camping o en viajes de turismo cómodo y relajado.

Grandes de tipo comunitario. Son las de mayor tamaño. Usadas en los campos base de las expediciones, campamentos excursionistas de ayuda humanitaria, etc. Pueden emplearse como un gran dormitorio, cocina, salón-comedor, sala de reuniones y ocio, almacén, garaje, etc.


Fuente: Material de montaña. Catálogo de Edelweiss (1/3), 6ª edición, 1998, p. 196-197, 204, 208, 210, 212.


Páginas: 1 2 3



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2017. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©