follow me
Montañismo y Exploración
SISTEMAS DE ILUMINACIÓN EN ESPELEOLOGIA

Dentro de las cavernas no sirve ningún tipo de visión, por lo que la herramienta más importante de los espeleólogos es el sistema de iluminación. Pero ¿cuántos hay?, ¿qué ventajas y desventajas tiene cada uno de ellos? ¿Cuál comprar?







  • SumoMe
El SISTEMA DE ILUMINACIÃ?N DE GAS


Las partes

A grandes rasgos, la carburera (el reactor) consiste de 2 compartimentos, uno superior para el agua y el otro inferior, removible, para el carburo de calcio. El compartimento superior tiene además una esprea o tornillo regulador del flujo de agua, una salida para el gas y una de respiración.

De la carburera salen dos mangueras: una para el flujo de gas hacia el quemador y otra de respiración. La manguera de gas tiene un diámetro menor y una longitud mayor que la de respiración. La de respiración es más corta y va por fuera, envolviendo a la manguera de gas.

La reacción química

El acetileno fue producido por primera vez por Edmond Davy en 1836, pero permaneció como mera curiosidad académica durante algún tiempo, hasta que en 1862 Wohler describió el carburo de calcio. En 1897 se empezaron a utilizar las primeras carbureras en las bicicletas y casi simultáneamente se inició la experimentación en cavernas.

La reacción del carburo en contacto con el agua es la siguiente:


CaC2 + 2H2O = Ca(OH)2 + C2H2
carburo de calcio + agua = hidróxido de calcio (cal) + acetileno


Preparación

Calienta ligeramente la manguera de gas con un encendedor o con agua caliente e introdúcela en el tubo de gas de la carburera. Introduce la manguera de respiración en el tubo de respiración (diámetro mayor) de manera que envuelva la manguera de gas. Coloca una abrazadera en la manguera de respiración. Calienta ligeramente el otro extremo de la manguera de gas e introdúcelo en el tubo de gas del reflector.

Coloca carburo en el recipiente inferior de la carburera. Es muy importante fijarse en la cantidad que se coloca porque el carburo se expande al reaccionar con el agua y la carburera puede ser difícil de abrir o inclusive dañar. Algunos fabricantes recomiendan colocar hasta el 40% de la capacidad del recipiente, lo que da una autonomía de 4 a 5 horas. En la práctica, basta con no llenarlo al 100% y la autonomía es de 7 a 8 horas (y hasta más). Se pueden usar trozos de medias de seda para preparar las cargas y esto facilita la colocación de cantidades constantes, su retirada y la futura limpieza de la carburera.

Coloca el recipiente inferior de la carburera en su lugar y cierra sin apretar. La carburera se expande durante la reacción química debido al aumento de presión. Cierra la esprea (tornillo regulador) de agua y llena el vaso superior con agua.

Cuelga la carburera del lado derecho de tu arnés con un cordino, mosquetón o mallón. Abre lentamente la esprea hasta cerca de una vuelta. El agua gotea en la carburera y la reacción comienza a generar acetileno. Después, enciende el acetileno que sale por el quemador. Al principio la llama sale un poco azulada debido al aire que todavía existe dentro de la carburera; después, debe ser brillante, blanca amarillenta con una altura de 1-2 centímetros.

Abrir una vuelta es demasiado y solamente sirve para acelerar el inicio de la reacción. Cierra nuevamente la esprea y ábrela aproximadamente 1/3 de vuelta. En lo personal, a mí me funciona bien 1/6 de vuelta. Como la esprea tiene una forma hexagonal, es muy fácil calcular qué tanto se abre.

Si la llama disminuye su tamaño, es probable que el agua no se esté distribuyendo uniformemente en el carburo. Puedes agitar ligeramente la carburera en sentido horizontal, pero nunca vertical porque se puede tapar parcial o totalmente el orificio de salida del acetileno. Por este mismo motivo, la carburera debe estar siempre en posición vertical y jamás debe dejarse en sentido horizontal cuando la estés usando (por ejemplo, cuando te sientes, te acuestes o te la quites momentáneamente).

Vas a notar que si la esprea está muy abierta, la presión de la carburera sube ligeramente y el excedente de gas sale por el tubo de respiración. Esto te va a dar la impresión de que la carburera está hirviendo. Si esto te llega a pasar, verifica que la esprea no esté abierta más de 1/3 de vuelta. Si es necesario, ciérrala un poco más.

La forma ideal de regular la esprea de la carburera es con el vaso inferior destapado: abrirla lentamente hasta alcanzar el flujo de 1 gota cada 8 a 10 segundos aproximadamente. Memoriza o marca (de preferencia ambas) esta posición de la esprea.

Cuando hayas salido y no necesites más la luz, cierra la esprea y espera que la llama baje. Apaga la llama antes de descansar; si dejas que se apague sola, la llama va a dejar hollín en el quemador y en el reflector. Deja la carburera fuera de tu tienda de campaña.

Limpieza

Abre la carburera con cuidado. Si está apretada, no la golpees (algunas tienen 4 salientes para que las apoyes en una roca, en el ascensor o en la marimba). Retira toda la cal del interior. La cal no es tóxica ni agresiva al medio ambiente externo. No obstante, debido a su pH alcalino no debe dejarse en el interior de las cavernas.

Desmóntala y limpia los componentes con agua y un cepillo (no necesitas cepillar el filtro de goma). Verifica que los conductos de gas y agua no estén tapados (generalmente con cal).

Rearma tu carburera con los componentes completamente secos. Puedes colocar una gota de aceite en la rosca del vaso superior para facilitar el montaje y desmontaje. La abertura del quemador es alargada y no redonda para que la llama tome una forma de abanico y proporcione más luz frente al reflector. Verifica que esta abertura quede paralela al reflector.

Peligros

La carburera es muy segura en ambientes amplios y ventilados, pero tiene muchos inconvenientes en espacios cerrados, que es el caso de las cavernas, así que se deben tomar precauciones adicionales.

  • Si se apaga la llama de tu carburera por un tiempo prolongado, no te acerques a tus compañeros que usan carbureras.
  • Si tu quemador no tiene encendedor o éste no funciona y necesitas encender tu llama en el quemador de un compañero, es preferible que ambos se quiten sus cascos y los alejen del rostro para encender la llama.
  • Si quieres abrir tu carburera para resolver un problema y un compañero te ayuda, él debe apagar su llama e iluminarte con luz eléctrica durante la apertura.
  • Ten mucho cuidado de no quemar la cuerda o los anclajes con tu llama.
  • No quemes la manguera de gas con tu propia llama cuando te quites el casco para descansar.
  • Utiliza barbiquejo para que la flama de tu sistema de iluminación no quede colgando, lo que ocasionaría accidentes.
  • No utilices la carburera en cavernas que tengan gases explosivos. Estos abundan más en los socavones de las minas y por eso los mineros las dejaron de usar.
  • No la abras cerca de alguna llama, pues los gases existentes en el vaso pueden causar una pequeña explosión.
  • Si te sientas a descansar y tienes sueño, es mejor que te quites el casco y lo dejes a un lado cerca de ti, para evitar accidentes con la llama.
  • Cuando transportes tu carburera en automóvil, verifica que no esté generando gas.
  • El agua sólo se coloca en una carburera momentos antes de utilizarla para iluminación.
  • En tu casa, guarda el carburo en un recipiente claramente identificado, hermético, bien cerrado y en un lugar seco y ventilado.
  • No toques las piedras de carburo con las manos mojadas.
  • Nunca apagues fuego en el carburo con agua. Utiliza un extinguidor de polvo químico o apágalo con tierra o arena secas.
  • Mantén el carburo lejos del alcance de los niños y de los animales.


SOLUCIÃ?N A PROBLEMAS





































PROBLEMA


VERIFICA

La carburera no enciende todas las conexiones de la manguera
que el quemador no esté sucio o tapado
que la manguera no esté tapada
que la carburera esté bien cerrada y con las roscas
limpias
que la esprea no esté tapada
La llama está muy alta (parece un soplete) Cierra la esprea
La llama tiembla Verifica que no haya agua en la manguera. Esto ocurre porque
la reacción del carburo con el agua genera calor y hace que parte del agua
se transforme en vapor de agua que sube junto con el gas. El vapor se condensa
en la manguera hasta formar gotas que estorban el flujo de gas. La mejor
manera de evitar esto es no abrir demasiado la esprea.
La carburera se calienta mucho La carburera normalmente se calienta debido a la reacción
química que libera calor. Sin embargo, si no está regulada o tiene fugas,
se va a calentar mucho. Para protegerse de este calor (y también de proteger
a la carburera contra golpes) algunos fabricantes revisten el vaso inferior
con una camisa de hule. Si pierdes esta camisa o te molesta el calor generado,
puedes utilizar un pedazo de cámara de llanta delgada, del tipo de motocicleta
o algún otro sustituto aislante.



OTRAS FUENTES DE ILUMINACIÃ?N

Algunas fuentes de luz adicionales que se pueden utilizar dentro de una caverna son lámparas de mano (eléctricas o de gas), velas, veladoras, cerillos, encendedores y luces químicas, ninguna de las cuales sirve durante los desplazamientos. Las luces químicas son la más reciente innovación para la espeleología. Consisten en un tubo de plástico de unos 10 cm de longitud que contiene una ampolla de vidrio con un activador químico que flota en un líquido verde luminiscente. Cuando se dobla el tubo lo suficiente para romper el tubo interior de vidrio se mezclan las dos soluciones y se produce instantáneamente una luz verde amarillenta, que brillará durante unas 24 horas o más. Sus desventajas son que tienen un período de vida limitado, son muy sensibles al aire, humedad, luz y calor y se rompen muy fácilmente. Como dato curioso, a diferencia de cualquier otra fuente de luz que se descompone cuando se cae y se rompe, la luz química es la única que funcionaría si esto llegara a suceder.

Agradecimientos

José Antonio Soriano y Lorenzo Ortiz Armas, de la Asociación de Montañismo y Exploración de la UNAM, me han instruido mucho sobre el uso y cuidado de las carbureras. Muchos de los conceptos indicados en este artículo me fueron enseñados por ellos. Los datos históricos los tomé de Caving Basics, editado en 1992 por la National Speleological Society de Estados Unidos de Norteamérica y algunos consejos de un folleto que acompaña a las carbureras brasileñas Cavelux®. Como agregué observaciones de mi experiencia personal e ideas que me han surgido, si hay algún error, éste debe atribuírseme.


Páginas: 1 2 3 4



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2023. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©