follow me
Montañismo y Exploración
Los Altos Andes del Ecuador

Los Altos Andes del Ecuador es una forma gráfica de acercar al lector a lo que son las montañas de este país, con sus leyendas, historias y orígenes, pero sobre todo con imágenes de alta calidad.







  • SumoMe

Jorge Anhalzer. Los altos Andes del Ecuador. Mariscal, Quito. 2000. 150 páginas. ISBN: 978-9942-01767-3

Los cerros aunque parezca, no son sólo cerros, son hombres o mujeres, son buenos o malos, celosos o bandidos, jóvenes o viejos, sabios poderosos o divinidades menores y mezquinas… Son capaces, según dicen los mayores, de demostrar infinita ternura o temible enojo.

La cordillera de los Andes es exclusiva de América del Sur y en la república de Ecuador está una de esas montañas, que los mayores llaman Apus, que es distintiva para los montañistas: el Chimborazo, la montaña cuya cumbre es la más alejada del centro de la tierra. Pero en Ecuador no sólo está esta montaña, que por añadidura es volcán, sino muchas más y Jorge Anhalzer dedicó tiempo a hacer un registro fotográfico de alta calidad que muestra a esta cadena que Humboldt llamara Avenida de los Volcanes.

El libro es de gran formato y su presencia es básicamente fotográfica aunque esta vez el libro tiene un contenido escrito que muestra una semblanza de las montañas desde diferentes puntos de vista: la formación de la cordillera, la geografía, la historia de la cordillera, la presencia de exploradores que la dieron a conocer, las toponimias de las montañas, los glaciares, cráteres, habitantes, flora y fauna, además de algo de la mitología que aún existe, herencia de los diferentes pueblos que han estado alrededor de las montañas durante siglos.

“Los cerros aunque parezca, no son sólo cerros, son hombres o mujeres, son buenos o malos, celosos o bandidos, jóvenes o viejos, sabios poderosos o divinidades menores y mezquinas. A ellos se agradece cuando las cosechas producen bien, se les pide para asegurar la buenaventura de los recién nacidos, también de los recién casados. Se les achaca los años secos, los muy lluviosos, los terremotos y aunque no ocupen ningún nicho en la iglesia, a ratos en cuestiones de influencia estos cerros o Apus, como se les llama con reverencia, se disputan el puesto con los santos católicos. Si se nublan están malgenios, si caen truenos en sus cumbres están iracundos. Andan rodeando los valles con apariencia de comunes mortales y recompensando la bondad o castigando la avaricia de la gente con la que se topan. Si hay un deslave en sus laderas es porque algún advenedizo estuvo a punto de encontrar los tesoros que con recelo ocultan. Son capaces, según dicen los mayores, de demostrar infinita ternura o temible enojo.” (p. 90)

El contenido escrito, aunque breve, es suficiente para acompañar la gran cantidad de fotografías que fueron tomadas desde todos los ángulos posibles, incluido el aéreo: imágenes de los primeros exploradores, de las montañas hace varias décadas y recientes muestran el proceso de retroceso de los glaciares. Pero las más impactantes son las aéreas, donde se muestran las montañas en toda magnitud.

Es un libro bello en el sentido artístico y aunque posiblemente no sea “útil” como guía a los montañistas, es un registro de lo que son los altos Andes del Ecuador.



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©