follow me
Montañismo y Exploración
COCINA DE MONTAÑA
15 junio 2000

Los consejos más prácticos sobre la purificación del agua y cómo lograrlo con el mejor combustible, además de una mención sobre los filtros purificadores y tabletas potabilizadoras.







  • SumoMe

CONSEJOS Y PRECAUCIONES


  • La nieve polvo es la más difícil de derretir, ya que posee mucho aire y poca agua y su temperatura es la más baja (-10º C aprox.). Así pues, será mejor utilizar nieve ya compactada o mucho mejor hielo, que nos cundirá más.
  • Es importante tapar el recipiente para no desperdiciar combustible. Un recipiente cilíndrico alto y estrecho fundirá más rápidamente, ya que las llamas lo abrazarán por sus lados.
  • Tener en cuenta que a mayor altura, la presión disminuirá y el agua hervirá a temperaturas más bajas. A la vez, el tiempo necesario para llegar a la ebullición aumentará enormemente.


































Altitud


Temperatura de ebullición


Tiempo de ebullición

0 metros
100º C


T

1500 metros
95º C


T x 1.8

3000 metros
90º C


T x 3.7

4500 metros
85º C


T x 7

7000 metros
80º C


T x 13




  • Evitar en lo posible cocinar dentro de la tienda (el doble techo, con el tiempo se estropea). Para estas ocasiones resulta mejor el hornillo de gas, ya que no dejará tanto olor en el interior de la tienda.
  • Si no hay más remedio que encender el hornillo dentro de la tienda, cuidado, incluso si la tienda tiene tratamientos antiretardantes de fuego, ya que un agujero es muy fácil de hacer. Igualmente hay que vigilar con los cigarrillos.
  • Recordar llevar mechero o cerillas convenientemente protegidas de la humedad.
  • Desmontar siempre que sea posible el combustible del infiernillo para su transporte.
  • Un hornillo será suficiente para 2 personas máximo.
  • Teniendo en cuenta que los restos de grasa retardan el tiempo de cocción, procurar tener los utensilios limpios antes de cocinar.
  • Tapar los recipientes para disminuir el tiempo de cocción. Ello también evitará que la comida cocinada con hornillos de combustible líquido coja mal sabor.
  • Usar el para-vientos para mejorar el rendimiento.
  • Los hornillos, además de calentar alimentos y bebidas, pueden ayudarnos, en caso de quedarnos sin agua, a fundir la nieve.
  • Los recipientes de aluminio podrían llegar a fundirse en hornillos de gran potencia con llama alta. Los de acero inoxidable aguantarán, aunque transmitirán menos calor.
  • La comida (sobretodo alimentos ácidos) cocinada en recipientes de aluminio sin protección de teflón puede recibir sustancias tóxicas desprendidas del material, incrementando el riesgo de sufrir la enfermedad de Alzheimer.
  • Unas simples bolsas de plástico nos ayudarán a almacenar los cacharros sucios después de la comida.


RENDIMIENTO DE DISTINTOS COMBUSTIBLES


















































Combustible


Potencia

(Kcal/Kg)


Duración

(con 100 g)

Alcohol sólido
4000


105 minutos

Alcohol líquido
6000


30 minutos

Keroseno
10,000


35 minutos

Nafta
10,200


35 minutos

Gasolina normal
10,200


30 minutos

Gasolina super
10,250


30 minutos

Propano
11,400


75 minutos

Butano
11,500


75 minutos



Una caloría (1 cal) es la cantidad de energía calorífica necesaria para elevar 1º C la temperatura de 1 g de agua. Los valores han de tomarse como indicativos aproximados y no absolutos, ya que dependen de factores tales como la temperatura, presión, pureza de la mezcla, aparato regulador de la altura de la llama, presión del combustible, etc. Atención, no confundir calorías con vatios. El gas tiene más calorías que la gasolina pero los hornillos de gasolina suelen disponer de muchos más vatios (potencia).


CANTIMPLORAS

La creciente dificultad para encontrar agua potable (para beber, cocinar o limpiar alguna herida) y el desconocimiento de si el agua que recogemos ha estado o no contaminada, nos obliga cada vez más a transportar mayor cantidad de agua. Para evitar la deshidratación hay que beber continuamente y protegerse del sol. Al agua del deshielo hay que añadir sales, ya que al transpirar se produce un desequilibrio al cuál no se permite al cuerpo restaurar en tan corto espacio de tiempo. Para ello podemos usar complejos elaborados o una mezcla de sal común y bicarbonato. Otra solución es la de mezclar en el agua zumos de frutas.


CONSEJOS


  • Enjuagar las cantimploras siempre antes del llenado.
  • Cuando no vayamos a utilizarla hay que dejarla limpia, vigilando que no queden restos de líquidos.


POTABILIZACIÃ?N

Virus, bacterias y protozoos son los microorganismos presentes en el agua no tratada que pueden causar desde simples desarreglos intestinales a graves enfermedades. En el año 1996, estudios realizados por la American Water Works Association, descubrieron entre 100 y 300 millones de microorganismos por litro en 107 manantiales de agua que fueron estudiados. Algunos estudios llevados a cabo en España revelaron que solo cerca del 6% de las fuentes de agua de los montes eran aptas para el consumo humano. Hay que tomar más precauciones con las fuentes de suelos calizos que con las de suelos graníticos, ya que la caliza es muy permeable, saturando rápidamente de sales el agua. Al estar el subsuelo del terreno calizo tan agujereado, es difícil conocer la procedencia del agua y su situación higiénica.


AGENTES CONTAMINANTES DEL AGUA

Residuos orgánicos

Herbicidas y abonos orgánicos, heces de animales, gasóleos,
materias en suspensión.

Productos químicos

Pesticidas, iodo, cloro, residuos metálicos. Suelen dar color, olor y mal sabor al agua. Los compuestos de algunos filtros suelen eliminarlos.

Grandes parásitos

Protozoos, amebas y gusanos, causantes de fiebre, náuseas, dolores de cabeza, de estómago, diarrea, eructos con olor a huevos podridos, flatulencias y disentería amébica.

Bacterias

Organismos unicelulares de estructura simple, responsables de la fermentación y de la descomposición de la materia muerta (putrefacción). Son muy resistentes a los cambios de temperatura y a la desecación y de ahí la dificultad de la esterilización. Causan el cólera, tifus, disentería, neumonía, colibacilosis y bilharciosis, lepra, tuberculosis, salmonella, etc.

Virus

Mucho más pequeños que las bacterias, no pueden ser detectados, al contrario que las primeras, por el microscopio óptico ordinario. Atraviesan los filtros por los que las bacterias no pasan y una vez dentro del organismo se introducen en el interior de las células, infectándolas, para luego reproducirse. Resisten hasta los -20º C. Transmiten la hepatitis A, poliomielitis, herpes, etc.


SISTEMAS PARA TRATAR EL AGUA

El microfiltrado

Impide el paso de la materia en suspensión, los grandes parásitos y la mayoría de bacterias pero es ineficaz ante los virus. Los filtros de carbono eliminan los agentes.

El hervido

Es el método más fiable, ya que destruye todos los microorganismos, pero hay que mantener el agua en ebullición durante varios minutos y luego esperar a que se enfríe para beberla. Además tendremos que cargar con combustible extra.

La potabilización

Las tabletas potabilizadoras, eliminan los gérmenes bacteriales. No eliminan los grandes parásitos, por lo que sería conveniente filtrar el agua después de tratarla. Tampoco eliminan los virus, con lo que no podrán usarse en países con riesgo de infección vírica. Habrá que esperar al menos 20 minutos para beber el agua. Su sabor es neutro y son inofensivas para la salud.

La desinfección

El yodo es un agente químico que se disuelve en el agua mediante la utilización de tabletas de hidroperyoduro de tetraglicina (disolución lenta en agua fría) o con cristales de yodo (solución acuosa de yodo saturado). Es muy efectivo contra las bacterias y los virus, pero inefectivo con algunos protozoos, por lo que deberá filtrarse el agua después del tratamiento. Habrá que esperar aproximadamente 1 hora para beber el agua. El yodo deja un sabor desagradable al agua que puede enmascararse mediante algún preparado en polvo, aunque solo se utilizará una vez concluya el efecto desinfectante, ya que la Vitamina C que incorporan destruye el yodo. Este sistema puede llegar a resultar perjudicial en uso prolongado y no es recomendable para personas con problemas en la glándula tiroides.

La purificación

Combina el microfiltrado y la desinfección, produciendo al instante agua microbiológicamente pura. Este sistema es el más efectivo, sobretodo en países del tercer mundo.


CONSEJOS PARA LA POTABILIZACIÃ?N


  • Para evitar ningún percance, desconfiar sistemáticamente de aguas cristalinas aparentemente potables, ya que, incluso en el agua del Pirineo, son comunes los protozoos y bacterias.
  • Para eliminar los sabores y olores desagradables existen filtros con compuestos como son el carbono, que eliminan del agua los pesticidas, herbicidas y otros agentes químicos y residuos metálicos, causantes del sabor y mal olor.
  • En filtros y purificadores, después de no ser utilizados durante un tiempo, debe desecharse el primer litro de agua.
  • El agua que se utilice para el filtro debe ser lo más limpia posible con el fin de alargar la vida del cartucho del filtro.
  • Si hay que filtrar agua con mucho sedimento, es preferible dejarla reposar antes en un recipiente para que se depositen en el fondo todas las impurezas. También puede realizarse un prefiltrado con un filtro de papel para el café, un pañuelo o una camiseta.
  • Conserva el filtro en perfectas condiciones. Límpialo a menudo con un cepillo de dientes. Intenta llevar un filtro de recambio.
  • Siempre es conveniente utilizar el sistema de nivel de protección más alto que sea posible.

En países donde exista la posibilidad de contraer enfermedades deberemos tomar las siguientes precauciones:


  • Asegurarse de que la comida esté completamente cocida y no comer alimentos que sólo se hayan limpiado con agua (ensaladas). Desconfiar de los restaurantes.
  • En caso de comer alimentos no cocinados, elegir los que tengan piel, asegurándose de que no esté deteriorada. Lavarse las manos y el cuchillo antes de mondarlo.
  • Lavarse las manos minuciosamente con jabón y agua que esté fuera de riesgo antes de las comidas. De allí la necesidad del tratamiento de suficientes cantidades de agua.
  • Lavarse los dientes con agua tratada.
  • Tratar las heridas con agua potabilizada.


TABLETAS POTABILIZADORAS

Debemos evitar exponer los comprimidos al aire y a la humedad. Las tabletas potabilizadoras, eliminan los gérmenes bacteriales. No eliminan los grandes parásitos, por lo que sería conveniente filtrar el agua después de tratarla. Tampoco eliminan los virus, con lo que no podrán usarse en países con riesgo de infección vírica. Habrá que esperar al menos 20 minutos para beber el agua. Su sabor es neutro y son inofensivas para la salud.


FILTROS Y PURIFICADORES

El microfiltrado impide fundamentalmente la entrada de bacterias y protozoos cuyo tamaño es de 0.3 a 25 micras. Muy útiles en la gran mayoría de situaciones. En países donde exista peligro de contraer virus es necesario utilizar un purificador o combinar el filtro con un desinfectante.

Los purificadores combinan las ventajas del microfiltrado y las de la desinfección, siendo efectivos contra todos los microorganismos presentes en el agua. Pueden utilizarse en aguas turbias, sucias, lugares que no nos ofrezcan buenas garantías de higiene y sobretodo en países con alto riesgo a contraer enfermedades (países tercermundistas). Nos permitirán no tener que cargar con gran cantidad de agua potable, ya que en cualquier charca podremos repostarla.

Tomado de la página de Edelweiss


Páginas: 1 2 3 4



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2020. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©