follow me
Montañismo y Exploración
Navajas
12 enero 2009

En un libro breve, el autor intenta dar las pautas para distinguir las características principales de las navajas de colección. Libro para los coleccionistas de las navajas, tiene mucha información útil sólo para ellos pero bastante más para cualquiera que use una navaja y quiera saber más que el simple "corta".







  • SumoMe

Bernard Levine. Navajas. Guía del coleccionista para identificar, comprar y disfrutar de las navajas antiguas. Edimat Libros, Madrid. s/f. 80 páginas, ISBN: 84-8403-349-X

 

…la historia de las navajas anteriores al siglo XVIII es en parte conjetural y en parte arqueológica.

Pocas veces se detiene uno a preguntarse por el origen de algo tan común en su vida cotidiana como una cuchara, un sello postal, una pluma para escribir o una navaja. Bernard Levine presenta un libro que pretende ser una guía para que el coleccionista se oriente por el mundo de las navajas antiguas.

A lo largo de ocho capítulos en un total de ochenta páginas, es difícil encontrar una guía completa, pero sí información útil para quienes les interesa el mundo de las navajas, desde su historia (muy breve), hasta cómo reconocer falsificaciones y algunas claves para coleccionarlas.

Los demás capítulos son también breves, pero los recuadros incluidos proporcionan información muy nutritiva que puede ser aprovechada incluso sin leer todo el libro.

Para quienes no son coleccionistas ni piensan serlo, hay detalles interesantes como el siguiente:

“En 1919 Remington Arms entró en el negocio de las navajas y en cinco años se había convertido en el fabricante americano dominante. Remington no hizo trabajos de marca privada sino que fue el primero en aplicar marketing mundial prominente de su propia marca Remington U.M.C., ahora uno de los más coleccionables. Las casas de ferretería de cada estado y nación se subieron a este carro, abandonando la mayoría sus marcas de empresa a favor de la línea Remington vendida de antemano.

“La depresión, 1929-1940, acabó con las casas de ferretería más débiles y menos flexibles, las que estaban infracapitalizadas o las que fracasaron al adaptarse a los tiempos que cambiaban. También quebró Remington, que había dado crédito a todas las casas, pero la compañía DuPont se hizo cargo y salvó a Remington en 1933.

“Lo que realmente acabó con el negocio de la ferretería al por mayor fue la Segunda Guerra Mundial (cuatro largos años sin casi negocio para cualquiera de las casas). Y Remington, que se había convertido en pilar de su línea de cuchillos, se había retirado de repente del negocio de la cuchillería en 1940, dejando un vacío que ninguna otra empresa de cuchillos fue capaz de llenar.

“Incluso las empresas de ferretería fuertes que sí sobrevivieron a la guerra encontraron cambiado al mundo después de 1945. La diversidad y alta calidad casi habían desaparecido de la fabricación de cuchillos; los mercados estaban saturados de cuchillos excedentes de militares; los nombres de marca que habían sido famosos una vez habían sido olvidados por el público inconstante, y la población estaba concentrándose en grandes ciudades y barrios suyos.” (p. 48)

El libro fue publicado en inglés en 1993 y en español en fecha posiblemente 2001. El posiblemente se refiere a que el libro mismo no tiene la fecha de publicación, pero en algunos lugares de Internet se proporciona esa fecha.



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2024. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©