follow me
Montañismo y Exploración
Lesiones en deportes de aire libre
1 mayo 2007

Mejorar de una lesión es algo complicado, pero con un buen diagnóstico y una terapia física adecuada, seguir el tratamiento en diez puntos que el autor propone es muy fácil. Pero lo más importante del libro es que proporciona una idea clara de cómo tratar una lesión para poder estar nuevamente sano.







  • SumoMe

Dr. Gary N. Guten (coordinador). Lesiones en deportes de aire libre. Ediciones Desnivel, Madrid, 2007. 352 páginas. ISBN: 978-84-9829-057-8


Las pautas asumen que al principio lo más importante en una lesión es un correcto diagnóstico por un profesional de la salud.




Las lesiones deportivas son uno de los principales problemas con que se enfrenta toda persona que comienza a practicar un deporte, cualquiera que éste sea, o que lo lleva con regularidad durante varios años. Los deportes al aire libre tienen lesiones especiales porque generalmente se trata de lesiones por sobrecarga. Es en ellas que se centra este libro.


Ante todo, la pregunta es ¿Para qué un nuevo manual de cómo curar una lesión, habiendo tantos? La respuesta es sencilla: pese a la abundancia de la información y a lo repetitivos que pueden llegar a ser los médicos deportivos, la mayoría de la gente no hace caso a sus propios dolores si son soportables. La falta de educación de salud personal es lo que hace que muchos deportistas continúen lesionados durante mucho tiempo e incluso lleguen a perder su capacidad de hacer ciertos movimientos.


Visto así, no importa que sea un libro más del tema. Lo que importa es su contenido. El doctor Gary Guten y un grupo de colaboradores imprimen en este título un sello muy fácil de distinguir: después del diagnóstico correcto, se perfilan las 40 lesiones más frecuentes en los deportes al aire libre, con una definición médica, causas probables, síntomas subjetivos (los que siente y puede emitir el paciente), hallazgos objetivos (los que puede ver el médico), pruebas diagnósticas sugeridas para verificar la lesión y un pronóstico de hacia dónde puede llegar con y sin cuidados.


Pero esto es sólo el primer paso porque una vez delineadas las lesiones, se propone un tratamiento en diez pasos que incluye nivel de actividad, actividades alternativas, ejercicios de rehabilitación, protección, tratamiento térmico, medicación, equipamiento, nutrición, líquidos y superficies recomendables (arena, pasto, etc.) en las cuales se puede hacer el tratamiento.


Esto por sí solo constituía ya un libro importante. Pero también se habla de programas sencillos de rehabilitación que el lector puede seguir (de preferencia seguido de cerca por un médico deportivo), de dieta para mantenerse saludable antes, durante, después del ejercicio físico e incluso durante la lesión), un capítulo extenso y muy bueno sobre el uso de bastones como método preventivo y de rehabilitación, la prevención en salidas y la cirugía, tema éste demasiado amplio y específico pero que es abordado de forma directa.


El resultado es uno obra muy completa con la cual una persona puede seguir las indicaciones de un médico pero al mismo tiempo saber por qué está haciendo lo que le han dicho, si es que se trata de una de estas cuarenta lesiones de actividades al aire libre.


"Generalmente, las lesiones deportivas son específicas del deporte; es decir, que cada lesión ocurre principalmente en un deporte. El escalador tiende a sufrir lesiones recurrentes propias de este deporte, pero será capaz de andar o nadar sin mucha dificultad." (p. 36)










Por supuesto sería fácil hacerlo sin el médico, pero hacerlo es parte de esa falta de cultura en salud física. Lo más recomendable es ir y obtener un buen diagnóstico antes que hacerlo por nuestra cuenta.


Escrito por un conjunto de médicos deportivos, no fue escrito para leerse todo en su conjunto (aunque fue fascinante leer cada página) ni para que el lector se aprenda todo el contenido. Lo único que hay que leer bien es el primer capítulo para después hallar el tratamiento adecuado a la lesión en las páginas correspondientes.


La parte IV, “Programas de ejercicio para rehabilitación” tiene un pequeño hueco. Se menciona el número de series, de repeticiones y de veces al día que se debe hacer un ejercicio determinado, pero falta por señalar el intervalo de descanso entre series. Son ejercicios de rehabilitación, cierto, pero aun así deben programarse con ese intervalo o se perderá la eficacia del ejercicio.


LEE UN CAPÍTULO GRATIS (PDF)





Páginas: 1 2



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2024. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©