follow me
Montañismo y Exploración
ACERCA DE LAS CUERDAS
15 octubre 2000

La cuerda es, quizá, el instrumento más valioso con que se cuenta en los deportes de montaña. ¿Cuáles son las características principales de una cuerda? ¿Qué es el factor de caída?







  • SumoMe

1. LA FUERZA DE CHOQUE
PARA QUE LA CAÃ?DA SE CONVIERTA EN VUELO

La escena se desarrolla en escuela o en alta montaña. Concentrado, atento a las presas, expectante , estás por encima de un seguro, comprometido con la vía. De pronto, tu pie resbala, una presa se arranca, pierdes el equilibrio, es la dura llamada de la gravedad: la caída. Además del miedo y la subida de la adrenalina, en una caída también intervienen fenómenos mecánicos: el frenado y después la estabilización. Antes, durante y después de la caída, la calidad y la comodidad del material son esenciales. Hace años que estamos inmersos en el mundo de la verticalidad, un mundo donde cada uno busca divertirse a su manera pero de una forma segura.
LO QUE HAY QUE SABER SOBRE LA FUERZA DE CHOQUE
Estás escalando, bien encordado con tu compañero; la reunión es sólida y se sienten seguros. La caída no les asusta. Pero si llegaran a caer, ¿tienen una idea exacta de la fuerza de choque que puede llegar a generar la masa del cuerpo atada al final de la cuerda?
La fuerza de choque depende de 3 factores principales:
  • tipo de cuerda
  • factor de caída
  • peso del escalador

Piensen que esta fuerza de choque que se ejerce sobre el escalador, también somete a toda la cadena de seguridad a tensiones equivalentes o incluso superiores: en el punto de reenvío de la cuerda (último seguro), esta fuerza puede llegar a multiplicarse casi por dos. Todos estos elementos deberán resistir, al igual que el escalador, esta dura prueba.
La cuerda adecuada
La fuerza registrada en el extremo de la cuerda depende, de hecho, del tipo de cuerda que os une a la reunión (sin tener en cuenta la energía absorbida por los nudos de los extremos de la cuerda). Existen dos tipos de cuerda.
Las cuerdas dinámicas
Son las más utilizadas. Cuando se produce una caída, estas cuerdas absorben la energía cinética actuando como un elástico, aunque más duro.
Las cuerdas estáticas
Este tipo de cuerda se utiliza esencialmente en espeleología. Su elasticidad es mucho menor y son muy apreciadas para los grandes descensos, ya que reducen el efecto 'yoyo'. En contrapartida, absorben muy mal la energía cinética, sobretodo en pequeñas longitudes de cuerda. Además, las características de las cuerdas estáticas no están definidas en ninguna norma y su coeficiente de elasticidad varia según el fabricante y el país de origen (algunas veces son tan poco elásticas, como un cable metálico). Por esta razón, el uso de cuerdas estáticas en escalada puede ser muy peligroso: la fuerza de choque alcanza rápidamente valores críticos, incluso para una altura de caída muy reducida.
Las cintas se comportan como las cuerdas estáticas
Y por los mismos motivos, no deben utilizarse jamás solas para el aseguramiento. No obstante, ciertas cintas están diseñadas para absorber energía en caso de caída, y limitan la fuerza de choque a 12 kN para un factor máximo de caída 2, un peso de 80 kg y una altura de caída de 1.20 metros (12 kN=1200 daN=1200kg).
El factor de caída
El factor 2 es el valor máximo que puede producirse en condiciones normales de escalada, puesto que la altura de la caída no puede ser superior a 2 veces la longitud de la cuerda utilizada.
Factor de caída = altura de la caída / longitud de la cuerda utilizada
Para una caída de factor dos, sea la altura de caída de 4 o de 20 metros, la fuerza de choque registrada es la misma, aproximadamente 9 kN con una cuerda dinámica UIAA (pero de 13 a 18 kN, y algunas veces superior, con una cuerda estática). En efecto, si bien es cierto que la energía cinética aumenta con la altura de la caída, en contrapartida tenemos más metros de cuerda para absorber esta energía. Resultado: la fuerza de choque es prácticamente constante.
Sabiendo que el organismo humano soporta durante un lapso de tiempo muy breve una fuerza de choque máxima de 12 kN, se aprecia rápidamente el peligro que representa utilizar una cuerda estática o sólo una cinta para asegurar, cuando existe un riesgo de caída.
Además, al utilizar una cuerda estática, hay que ser conscientes de que con una fuerza de choque de 18 kN nos situamos muy cerca, incluso más allá, del limite de resistencia de los elementos que componen la cadena de seguridad:
  • Anclaje 25 kN
  • Mosquetón 20 kN
  • Cinta express 22 kN
  • Arnés 15 kN

(valores norma UIAA)

Punto de reenvío
Generalmente la cuerda no va directamente del escalador a la reunión, sino que pasa por los mosquetones de las cintas express. En caso de caída, es la última cinta la que ejerce de punto de reenvío de la cuerda. En esta situación, hay dos fuerzas que se acumulan sobre este punto.
En el caso más desfavorable, en el que el escalador está lejos del punto de reenvío y éste se halla muy cerca de la reunión, el factor de caída será muy próximo a dos.
La fuerza (9 kN) que soporta el tramo de cuerda que va al escalador, también se aplica, restándole el valor de rozamiento de la cuerda sobre el mosquetón (=1/3 f), sobre el otro tramo de cuerda que va a la reunión.
Sea f'=fx2/3=6kN

La fuerza F ejercida sobre el mosquetón es entonces igaul a : F=f+f'=9kN+6 kN o sea 15 kN.
Si se efectúa este tipo de reenvío con una cuerda estática se obtiene una tracción total de 30 kN! (18 kN + 12 kN).
No intentéis realizar la prueba, podría resultaros fatal.
La fiabilidad del anclaje, el confort del arnés, la eficacia del asegurador, la resistencia de la cinta y de los mosquetones contribuyen a parar la caída son suavidad. La confianza en el material prodiga una sensación de libertad. Sólo a partir de este momento, la caída se convierte en vuelo.

2. LA CAÃ?DA
La cuerda no debe pasar entre las piernas porque en caso de caída, está garantizado un brutal volteo con riesgo de chocar de cabeza contra la pared.
Existen dos tipos de caídas:

  • Las controladas, a las que te anticipas aunque sea solamente por centésimas de segundo.
  • Las descontroladas, que te sorprenden ya sea por la rotura repentina e inesperada de un anclaje o de una presa.

Ante una caída del primer tipo, puedes prepararte para amortiguar el impacto:
  • Alejarte de la pared
  • Colocarte en posición "cabeza hacia arriba"
  • Coger la cuerda con ambas manos
  • Preparar el cuerpo al choque cuando la cuerda detiene la caída

Las caídas "sorpresa" son más peligrosas, porque el cuerpo ya está cayendo cuando la información llega al cerebro (he aqui la sorpresa), y por lo tanto es demasiado tarde para reaccionar.
Anticípate: procura no estar nunca en una situación que sea peligrosa en caso de caída: cuerda entre las piernas, riesgo de péndulo contra un obstáculo, etc.
El segundo en la cuerda puede caer sin consecuencias para él, pero sí puede haberlas para el primero pues la tracción sobre la cuerda puede proyectarte brutalmente contra la pared. ¡Toma precauciones, particularmente bajo los desplomes!

3. CUERDAS ESTÃ?TICAS
Las cuerdas semi-estáticas son de poliamida, están especialmente fabricadas para resistir el desgaste que provocan rapeladores y bloqueadores y están homologadas. La construcción cerrada de la funda impide la entrada de polvo o barro en el alma, evitando así la abrasión interna. Son resistentes al agua y con un poder de absorción de ésta mucho menor que las dinámicas. Su elasticidad también es menor debido a que en espeleología no se dan caídas importantes y que para el ascenso una cuerda muy elástica impediría una progresión segura por la cuerda. Por su resistencia cada vez son más usadas para fines industriales.
CONSEJOS

  • Señalar en los extremos la longitud de la cuerda ayudará a diferenciarla de entre las distintas que tengamos.
  • Pese a los cuidados que tengamos, las cuerdas, con el uso y los daños físicos que reciben, envejecen. Deberemos comprobar periódicamente que la funda no presente signos de rozamientos y quemaduras, que el diámetro sea uniforme y que no sobresalga el alma interna de la cuerda.
  • Anudar el extremo para localizar en el saco de transporte el inicio de la cuerda y para evitar un accidente por fin de cuerda en un rapel.
  • Antes del primer uso, es aconsejable mojar la cuerda y dejarla secar lentamente a la sombra. De esta forma se encojen aproximadamente un 5% y se reduce el riesgo de deslizamiento de la funda.
  • Debido a su escasa elasticidad nunca debe usarse la cuerda semi-estática como cuerda de escalada.

MANTENIMIENTO
  • Una cuerda con barro, además de dificultar el frenado, desgasta los rapeladores y los bloqueadores. Debe lavarse y verificarse después de cada salida.
  • Ponerla en remojo y después pasarla por el limpiador de cuerdas. Aclararla con agua abundante y dejarla secar en un lugar fresco y sombreado (la luz solar la envejece).


Páginas: 1 2 3 4



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2023. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©