follow me
Montañismo y Exploración
Ideario 364
14 febrero 2014

Al mirar las consecuencias, el argumento más persuasivo contra la escalada en soilo no está demasiado relacionado con las potenciales consecuencias letales para ti, sino más bien en las consecuencias devastadoras para los demás.

Marcus Agnafors







  • SumoMe

No te equivoques, yo no subo más para ir rápido. Más bien, me voy rápido para hacer más escaladas.

Hans Florine

Sólo se alaba a los muertos. Yo prefiero seguir con vida y sin elogios.

Eduardo Galeano

…el escalador que entiende a las montañas y a sí mismo y cuya voluntad está en armonía con el medio ambiente de la montaña, es libre.

Kevin Krein

No tomar en serio la dimensión ética de la escalada es una falta de respeto y menosprecia a nosotros mismos y a otros escaladores. La decisión de subir no se debe tomar a la ligera.

Paul Charlton

…en la mayoría de los casos, la escalada no debe ser censurada simplemente sobre la base de que implica un riesgo.

Heidi Howkings Lockwood

Como cualquiera otra actividad que fomenta el cultivo de hábitos y disposiciones particulares, la escalada tiende a fomentar el cultivo de ciertas virtudes (y, es verdad, ciertos vicios).

Brian Teanor

La arena de un deporte peligroso, “es un lugar en el que lo que normalmente contaría como conducta delictiva o imprudencia simple y absoluta, o falta de juicio, no es condenado o limitado por las convenciones normales de la vida ordinaria.”

Pam M. Sailors

El único Zen que puedes hallar en la cumbre de las montañas es el Zen que traigas contigo.

Robert M. Pirsing

El dominio psicológico requerido se encuentra en convocar la voluntad para ejecutar secuencias complejas de movimientos precisos, mientras se está cada vez más agotado, física y mentalmente.

Dane Scott

Al mirar las consecuencias, el argumento más persuasivo contra la escalada en soilo no está demasiado relacionado con las potenciales consecuencias letales para ti, sino más bien en las consecuencias devastadoras para los demás.

Marcus Agnafors

Es en cambio, el riesgo y ese jugarse el todo por el todo. El viento parece llevarte hasta arriba; el frío atenaza tus huesos y no puedes fiarte de la niebla que de un momento a otro puede abrirse debajo de ti en una vorágine que te traga a cien o quizá mil metros de profundidad. Hay, entre las paredes de hielo, tan azules como el cielo, algunos abismos que no tienen fondo. ¿Qué es lo que hace la nieve tan azul? Realmente no lo sé.

Pearl Buck

Concedamos que el coraje y el amor por la aventura pura tienen su propia justificación, incluso si no podemos producir algún material de apoyo para ellos. La humanidad ha desarrollado la fea costumbre de sólo permitir valor verdadero a los asesinos. Se e da gran crédito a quien obtiene mejores marcas; poco se le da al hombre que reconoce en su compañero de cuerda una parte de sí mismo, que durante las largas horas de peligro extremo se enfrenta a ningún oponente a ser fusilados o derribados, pero cuya batalla es únicamente contra su propia debilidad e insuficiencia. Es el hombre que, en momentos en que su propia vida está en juego, no sólo tiene que protegerla sino, al mismo tiempo, la de su amigo —incluso hasta el punto del sacrificio mutuo— para recibir menos reconocimiento que un boxeador en el cuadrilátero, ¿simplemente porque la naturaleza de lo que está haciendo no es entendida correctamente?

Heinrich Harrer



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2017. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©