follow me
Montañismo y Exploración
Una breve ausencia, un paso adelante

Algunos se preguntarán por qué Montañismo y Exploración no ha publicado notas tan jugosas como la matanza del Nanga Parbat, o el pleito de Simone Moro con los sherpas en el Everest, o la entrega de los Piolets de Oro, o la actividad del Popocatépetl, que hizo preparar zonas de refugio por si había una gran erupción. O tantos otros temas.

¿Por qué? La razón es la siguiente.







  • SumoMe

Algunos se preguntarán por qué Montañismo y Exploración no ha publicado notas tan jugosas como la matanza del Nanga Parbat, o el pleito de Simone Moro con los sherpas en el Everest, o la entrega de los Piolets de Oro, o la actividad del Popocatépetl, que hizo preparar zonas de refugio por si había una gran erupción. O tantos otros temas.

¿Por qué? La razón es la siguiente.

El mundo está lleno de hechos y los hechos producen noticias, potenciales notas para trabajar y publicar. En la década de 1970 el mundo montañista pedía a gritos información de lo que fuera. Se sabía de las montañas más altas del mundo y se establecieron retos en base a lo que pocas personas sabían de primera o segunda mano. El resto era una comunicación de boca en boca.

Este tiempo es todo lo contrario: hay tantas fuentes de información que es difícil encontrar fuentes realmente buenas. Twitter, Facebook y Google Plus arrojan una cantidad impresionante de información. ¿El Popocatépetl entró alerta mayor? Antes de poder escribir una sola línea, ya está reproducida la misma información en las comunidades virtuales, que se han convertido en la muerte de los foros tradicionales de correos electrónicos.

Una vez quise seguir el paso. Pagué las consecuencias: conseguí una indigestión de noticias y, casi, de montañas. Entonces me detuve. El montañismo s algo que me gusta lo suficiente como para dedicarle mi vida, como lo he hecho durante décadas. ¿Por qué debía permitir que me indigestara? ¿Estaba siendo obsoleto? Decidí parar. “Don’t Panic”, dice la portada de la Guía del viajero intergaláctico y debería ser la norma para todo. Don’t Panic. Me tranquilicé pero decidí analizar lo que pasaba.

Montañismo y Exploración comenzó formalmente en 1998, tras haber hecho su aprendizaje en Xtremers.com, una experiencia de la cual surgió el actual foro Xtremers. En 1998 no había muchos medios de difusión de montañismo en español. Desnivel comenzó casi al mismo tiempo e incluso publicó un artículo hablando de la importancia de la información a través de Internet.

El proyecto valía la pena: echarse al analizar el mundo y publicar lo que los montañistas estaban haciendo. En 2008, fuimos a la Primera Cumbre de Editores de Montaña, en Golden, Colorado. Las cosas habían cambiado entonces y uno de los temas a discutir fue qué pasaba con la información electrónica. Los editores de todo el mundo estaban preocupados por ese punto. Para entonces, ya había muchas revistas on line. Si buscabas, encontrabas algo y sólo era cuestión de tiempo encontrar la mejor fuente de información.

Entonces llegaron las comunidades virtuales y nos inundaron de información. Nadar entre miles de notas que son exactamente las mismas no tenía sentido. Alguien había producido la nota y se había reproducido tantas veces que era difícil encontrar el origen. Una pérdida de tiempo y, por otro lado, ¿para qué publicar algo que ya estaba publicado muchas veces?

Me vino a la mente el minimalismo y la belleza de lo simple. Pero no debía ser simple nada más, sino simple y con calidad, que no se logra con facilidad. Hace varios años leí un artículo en la National Geographic Magazine que decía aproximadamente esto: “Si quieres saber si explotó el volcán Santa Helena, lee los diarios. Nosotros publicaremos esa noticia meses después, pero te diremos qué pasó, por qué pasó, cuándo pasó y todo lo importante de ese evento.”

Después de hacer el análisis de lo que pasaba, decidí cambiar de rumbo y tomar los mismos pasos de la NGS: publicar contenido de fondo. Sí, es más tardado porque para hacerse se necesitan todos los detalles. Para mí es también más atractivo en lo personal y para tener un órgano informativo que sea confiable y no repetitivo.

Llegar a esta conclusión no fue fácil. La indigestión tardó en bajar bastante tiempo, como cuando terminas el semestre de la escuela atiborrado de información y con falta de sueño. Necesitaba descansar, sin ser un holgazán. En las actividades que tomé en ese tiempo descubrí cómo evitar de nuevo esa indigestión y que la pasión por el montañismo no aminore. Buen paso.

Esto puede interpretarse como una disculpa. Lo es. Al final, las palabras e ideas que hemos arrojado con el paso de los años han conseguido lectores interesados en los temas que tocamos. Lo que no es: un abandono. Prefiero escalar hasta la cumbre en lugar de hacer rapel. Y ahí, en la cima y en el camino, estrechar las manos de quienes encuentre.



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2017. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©