follow me
Montañismo y Exploración
Everest: altas espectativas

Las dos primeras expediciones canadienses al Everest mostradas en un solo libro electrónico, con un formato multimedia que proporciona una vivencia directa con las narraciones de Pat Morrow y Sharon Wood, los autores.







  • SumoMe

Pat Morrow y Sharon Wood. Everest: High expectations. Bungalow Books. Noviembre 9 de 2012. Tamaño en imnpresión: 141 páginas.


Everest: High expectations El Everest en la década de 1980 era aún una montaña exclusiva para montañistas, con pocas expediciones por temporada y todas ellas compuestas por montañistas.

“En 1986, el Everest había sido escalado por aproximadamente 209 persoas de 22 países, usando 12 rutas diferentes… Mientras escribo esto (agosto de 2012) el número se ha disparado hasta 3,431 ascencionistas con 5,070 ascensos…”

En esa década carente de masificación, Canadá hizo su aparición en la montaña más alta del mundo con su primera expedición, dirigida por Bill March, que colocó a Pat Morrow en la cima en 1982. El primer canadiense en lo más alto de la tierra.

Esta expedición planeaba hacer una nueva ruta, una línea propuesta por John Lauchlan, que se separaba de la ruta normal por encima del campo 2 y se metía en terreno técnico porencima de los 7,620 metros. Pero Luchlan murió antes de que la expedición saliera y los polacos hicieron meses antes esa ruta, así que su ruta ascenso fue por la ruta de Hillary. Es curioso cómo esta expedición de Canadá, como al parecer lo han sido todas, generó un clima de controversia entre los montañistas de ese país, al grado de tener problemas internos y, sobre todo, externos, porque carecían en su momento de las comunicaciones con el exterior que se tiene actualmente.

Pero los montañistas de Canadá no querían quedarse con sólo ese ascenso. Motivados por la filosofía de John Lauchlan que los invitaba a hacer siempre lo mejor, planearon abrir una nueva ruta, esta vez por el glaciar de Rongbuk, en el Tibet, pero sin sherpas. Los 13 miembros de la expedición trabajaban en equipos de tres para asegurar el avance continuo: uno escalaba, el otro llevaba cargas y el tercero descansaba.

Subieron por una ruta nueva desde el lado norte y después se metieron al largo y difícil corredor por donde Tom Hornbein y Willi Unsoeld habían hecho el primer ascenso por la Arista Oeste del Everest. Después de 12 horas, llegaron a la cima sin haberse detenido. Sharon se convertía en la primera mujer del continente americano en subir y además la primera en subir por una nueva ruta. Era 1986.

Alguien podría decir que los dos libros (son dos expediciones, dos autores, en un solo tomo) son narraciones comunes de la época, con largas exposiciones sobre el equipo, la comida, el plan matemático con que se subiría, etc. Pero estaría errado. Ambos libros fueron escritos recientemente (2012) y seguramente se basaron en sus notas de viaje. Así que el panorama que se ofrece es más una narración de aventura donde se quitan todos esos detalles y se va al tema principal, lo que hace muy sencilla la lectura.

Lo que se puede ver es que las dos expediciones fueron muy diferentes. La primera tuvo patrocinio incluso para expediciones de preparación al Muztag Ata y al Aconcagua o montañas más bajas en el Himalaya, mientras que la otra tuvo problemas para conseguir el patrocinio completo. Y se nota una batalle interna dentro de la expedición de 1982 mientras que en la de 1986 todo parece ir sobre ruedas. Incluso cuando alguien sube a apoyar a quienes regresan de la cumbre, se nota verdaderamente contento por sus compañeros mientras les toma video.

Por otro lado, los estilos de escritura son distintos. Mientras Patt Morrow escribe como un montanista que ya tiene en mira ser el primero en subir las Siete Cumbres, Sharon Wood escribe como escaladora que enfrenta problemas de escalada, muy parecido a como lo hace Messner, un estilo más interior que le da una riqueza enorme a su relato pues nos pone al tanto de sus problemas internos.

Ambos autores dan su punto de vista sobre lo que es el Everest actualmente y coinciden en varios puntos. No conciben la montaña para uso de una gran cantidad de personas. Ambos, también, usan citas de otros montañistas para reforzar su punto de vista.

Tener ambos textos pone en perspectiva a Canadá dentro de la historia del Everest, lo que es bastante importante. Sin nacionalismos exaltados, los montañistas sólo se dedican a escalar. Pero además de presentar los textos, hay que hablar de la obra en sí, pues se trata de un libro que incluye clips de audio y algunos videos para dar una información más precisa. Es el por qué se da uno cuenta que el camarógrafo está muy contento por sus compañeros a pesar de tener que subir por ellos al último campamento.

Este formato de libro incluye el texto, imágenes de alta resolución, clips de sonido y videos tomados por los expedicionarios. Además, tiene dos vistas. La vista vertical, ofrece el texto como principal y las imágenes a un lado en miniatura. Se le puede dar un click y la imagen ocupa toda la pantalla con muy buena resolución. Pero si se gira la pantalla ligeramente, el formato cambia y las fotos se ofrecen incrustadas dentro de lo que parecería ser una revista y es ahí donde aparecen claramente las ubicaciones de los clips de audio y video.

Éste es el primer libro publicado que ofrece la experiencia completa de la expedición. Desde mi punto de vista, sólo le faltarían mapas, para ubicar a los lectores dentro de la montaña con precisión. Pero el resultado es excelente. La desventaja: es un libro electrónico disponible sólo para iPad (de Mac) con sistema operativo 5.0 o superior y con la aplicación iBooks 2.0.

 

Everest: high expectations es el resultado de un proyecto de Frank Edwards, editor que está apostando a los libros digitales y que transformó una historia en un producto multimedia que proporciona una gran experiencia al lector.

 

Más información

Bungalo Books

iTunes

Descargar el libro



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©