follow me
Montañismo y Exploración
Elena Amezcua, las Siete Cumbres, sólo un paso adelante

Elena Amezcua persigue las Siete Cimas y para ella no es la gran plataforma, sino el medio por el cual puede alcanzar retos mayores. Con cuatro de las siete ya alcanzadas, Elena responde a nuestras preguntas.







  • SumoMe

Elena Amezcua se ha propuesto hacer las Siete Cumbres y ha recibido críticas por ello. Ella, sin embargo, no busca ser la protagonista del escenario sino tener retos de acuerdo a su capacidad. Nacida en Guasave, Sinaloa, el 26 de abril de 1971 y estudió ingeniería industrial y se dedica a la logística para exposiciones.

Su meta por el momento es subir las Siete Cumbres, de las que ya ha subido cuatro y ha recibido algunas críticas por ello, pero “No me afectan. Me da tristeza por quienes las hacen, porque ven el lado negativo en lugar de ver los logros”.

Atleta apoyada por Sport City, Elena respondió a nuestras preguntas.

Montañismo y Exploración: ¿Cómo comenzaste a salir a la montaña?

Elena Amezcua: Empecé escalando en un muro artificial y en roca, en enero de 2004, en Celaya, donde vivía entonces. En agosto tomé un curso de montañismo y fue ahí donde conocí la alta montaña. Desde entonces decidí dejar huella en las montañas.

MyE: ¿Cómo es que llegaste a plantearte un objetivo tan específico como las Siete Cumbres?

EA: En ese entonces mis hijas eran aún chicas y sabía que dependían mucho de mí. Entonces la montaña era un pasatiempo y esperaba que en el momento adecuado se pudiera volver una profesión. En 2010, mis hijas ya habían crecido lo suficiente y quise ponerme una meta sensata para mi experiencia. Algo que me motivara pero que me permitiera anhelar ir cada vez más alto. Lo encontré en las Siete Cumbres. Creo que es la mejor forma de adquirir la experiencia necesaria para poder realizar después metas más ambiciosas.

MyE: ¿Cuáles de las Siete has escalado hasta ahora? 

EA: En orden cronológico, : Kilimanjaro (25 de Mayo de 2010), Aconcagua (14 de Febrero de 2011), McKinley (2 de Junio de 2011) y Elbrus (5 de junio de 2012).

MyE: ¿Todo ha ido bajo el programa?

EA: Mi idea principal es subir una montaña cada año. Me limita, como a muchos, el dinero que se necesita en cada expedición. Todo el año pasado me preparé físicamente para estar lista para Everest este año, pero no conseguí tener los recursos necesarios, por eso decidí cambiar de planes y subir Carstensz, en Oceanía. Así no pierdo la continuidad en el proyecto y continúo mi entrenamiento para estar en excelentes condiciones en cuanto tenga la oportunidad de ir al techo del mundo.

MyE: Una vez que termines las siete cimas, ¿qué seguirá? ¿Tienes alguna meta en mente, algún sueño?

EA: ¡Claro! Mi sueño es no dejar de subir montañas, siempre tratando de llegar a lo más alto.

MyE: ¿Tienes un compañero de montaña habitual?

EA: No, no tengo un compañero habitual. Soy muy amiguera y me gusta compartir la montaña con mis amigos. Pero ir sola no me frena para subir una montaña. Si llego a ir sola, hago amistad hasta con las piedras. Claro, siempre tomo en cuenta mi capacidad límite.

MyE: ¿Cómo toma esto tu familia?

EA: Mis hijas y mi marido me apoyan, aunque se preocupan. Les gusta saber que estoy haciendo realidad mis sueños. Mi madre… claro que se queda preocupada, pero también me apoya.

MyE: Hablando de la familia, ¿no te resulta difícil mantener un espíritu de aventura dentro de la familia?

EA: Sí, un poco, pero creo que es necesario disfrutar cada momento. Claro que extraño a mi familia cuando estoy en la montaña y también extraño la vida en la montaña cuando estoy en la ciudad.

MyE: ¿Quiénes son los montañistas que más han influido en ti?

EA: Hay tantos y tantos “fenómenos de la montaña”, pero quienes más me inspiran a seguir adelante son quienes más batallan para subirla.

MyE: ¿Algo que desees transmitir a los montañistas en general y en particular a las mujeres y jóvenes?

A los jóvenes y jovencitas: lo ideal sería no tomar las montañas como una carrera entre nosotros mismos, las montañas son para disfrutarse y no hay nada mejor que ir logrando retos y no perder de vista la razón por la cual empezamos a ser montañistas. 

A las mujeres en general: entender que no importa nuestro género ni nuestra edad, que la vida nos da oportunidad de soñar y de hacer realidad estos sueños. Las mujeres somos muy soñadoras, y del sueño a la realidad solo hace falta ponernos en marcha. No desperdicien esos sueños. Llévenlos a cabo porque no hay nadie que nos detenga más que nosotras mismas. 

Por último, quiero invitar a toda la gente que lee montanismo.org a que ayude a proteger las montañas. Últimamente se ha puesto de moda acampar los fines de semana y es bueno, sólo que debemos hacer consciencia de dejar la montaña limpia. No podemos permitir que ensucien nuestro hogar.

Más información

Elena Amezcua en Twitter

Elena Amezcua en Facebook

Elena Amezcua en Youtube

Sitio oficial de Elena Amezcua

Kilimanjaro

Aconcagua

McKinley

Elbrus



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©