follow me
Montañismo y Exploración
Accidente en el Nevado Ausangate, Perú

El Nevado Ausangate, en la cordillera Volcabamba, en Perú, fue el escenario donde perdieron la vida dos montañistas a causa de un alud. Sergio Ramírez Carrascal nos relata los hechos y las acciones tomadas para el rescate de los cuerpos.







  • SumoMe

El día 10 de junio a las tres de la mañana, los montañistas Vascos Mikel López de Sabando y Ana María López, junto al guía de montaña peruano Ñosy Dueñas (de la Asociación de Guías Oficiales Especializados en Montaña – AGOEMA), fueron alcanzados por un alud en la base de la pared de ingreso al plateau del nevado Ausangate (6,410 metros) ubicado al sureste de Cusco, en la cordillera Vilcanota.

Los tres montañistas habían salido del campo 1 (5,485) a la media noche y a medida que subían, el tiempo mejoraba de manera paulatina. El accidente se produjo antes de alcanzar la misma pared de la montaña, a unos 5,650 metros. Apenas estaban alcanzado la rimaya caminando sobre el glaciar y no les dio tiempo ni de sacar el material para iniciar los 120 metros de la pendiente helada.

Ana María López logró sobrevivir al formársele una bolsa de aire con una pañoleta buff que llevaba sobre la cara al momento del accidente. Luego de casi ocho horas bajo la nieve, logró salir a la superficie y tras comprobar el deceso de su compañero y no ubicar al guía, retornó al campo 1 a las once de la mañana, donde alertó al cocinero que los esperaba y quien envió a uno de los arrieros a comunicar la noticia inmediatamente.

Con el conocimiento del accidente, la empresa que organizó el ascenso —y que al mismo tiempo monitoreaba al grupo mediante el sistema de rastreo Spot—, dos montañistas y guías de aventura del poblado de Tinke (3,750), ubicado en la zona norte del Ausangate, Adrián y Alfredo Ccahuana, partieron de inmediato con esperanzas de encontrar a los escaladores aún con vida. La sobreviviente confirmó que ninguno pudo sobrevivir y ya juntos iniciaron el penoso descenso hasta el abra Ccampa (5,050) de donde los hermanos Ccahuana, retornaron al lugar del accidente con seis montañistas más de Tinke a quienes ellos mismos convocaron.

El rescate

Mientras tanto, desde Huaraz, la misma empresa se comunica con Marco Pérez, guía de montaña (Asociación de Guías de Montaña del Perú – AGMP) para que inicie las labores de recuperación de los cuerpos.

Pérez informó a toda la prensa que subiría con otro guía de montaña AGMP, formando un grupo de 14 personas para esta difícil labor de rescate y se acuerda con el seguro de los accidentados una remuneración de unos tres días para esa cantidad de personas.

Pérez es especialista en rescates en la zona de Cusco. En el año 2000, sufrió un accidente junto a un escalador sudafricano, quien perdió la vida debido a la caída de un serac en el Huascarán Norte.

El grupo de Tinke llegó completo al campo base del Ausangate la tarde del 11 de Junio con la finalidad de apoyar a los 14 miembros del equipo de rescate anunciados por Pérez, que no llegaron.

Ambos guías AGMP alcanzaron el campo base en compañía de un solo efectivo policial que cumplía labores oficiales. Al día siguiente ubicaron los cuerpos con la ayuda del equipo de montañistas de Tinke, y los bajaron al campo base la tarde del 12 de Junio.

El día 13 de Junio, pobladores de la comunidad más próximo al campo base, Chilca, provistos de sus vestimentas locales, continuaron bajando los cuerpos durante dos horas hasta el poblado desde donde son trasladados a la ciudad de Sicuani, a unas dos horas de Cusco.

Los restos de ambos montañistas ya se encuentran en sus lugares de Origen (Navarra y Caraz).

En Perú existen tres asociaciones de guías de montaña reconocidas por el estado, AGOEMA, AGMP y AGOMP (Asociación de Guías Oficiales de Montaña del Perú), aunque ninguna cuenta con un seguro empresarial contra accidentes de montaña o de vida, ya que en Perú ninguna empresa de seguros tiene esta cobertura.

La solidaridad de los compañeros y algún fondo común, priman siempre cuando algún guía de montaña sufre un accidente durante su labor.

En caso de accidentes en montaña, en Perú existe la Unidad de Salvamiento de Alta Montaña (USAM) perteneciente a la Policía Nacional. De forma particular, algunos guías de diversas asociaciones quienes en ese momento no ejercen funciones de guiado, se encargan de organizar los grupos de rescate.

El guía Ñosy Dueñas y la pareja de Vascos, ya habían ascendido el nevado Campa (5,485) unos días antes del lamentable accidente. Dueñas cerró la temporada del Ausangate el 2011, alcanzando la cumbre a finales de octubre cuando la estación estival daba inicio.

La Federación Nacional de Guías del Perú (Fenaguirtup) señaló que Ñosy Dueñas Bustos, sí era un guía certificado por esta entidad y formaba parte de la Asociación de Guías Oficiales Especializados en Montaña de Áncash (Agoema).

En un pronunciamiento de la federación, se destaca la esforzada preparación de Dueñas, quien había seguido cursos de guía oficial de turismo, rescate en montaña y escalamiento vertical necesarios para cruzar las expediciones en los nevados peruanos, como la que hacía junto a dos turistas españoles.

Nuestras sentidas condolencias a los familiares y amigos de los accidentados.

 

Sergio Ramírez Carrascal
www.nuestramontana.com



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2017. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©