follow me
Montañismo y Exploración
Un equipo ruso intentará el K2 en invierno
23 noviembre 2011

El Equipo Nacional Ruso de Montañismo se puso una meta: subir el K2 en invierno. Para lograrlo, estarán presentes 15 montañistas, entre los que están quienes subieron a la cara norte del Everest, la del Jannú y la oeste del K2.







  • SumoMe

Después del primer ascenso invernal a una de las montañas del Karakorum por Denis Urubko, Simone Moro y Cory Richards a principios de este año, los ochomiles de esta cordillera están en la mira de muchos. El equipo nacional ruso de montaña anunció que su objetivo será el K2 este invierno, adonde partirán el 5 de diciembre próximo.

El equipo estará compuesto por Alexey Bolotov, Vladimir Belous, Eugene Vinogradsky, Nicolas Totmjanin, Valery Shamalo, Vitaly Gorelik, Iljas Tukhvatullin, Andrey Mariev, Vadim Popovich, Viktor Kozlov, Nicolas Negro, Viktor Pleskachevsky, Sergei Bychkovsky, Igor Borisenko y Vladimir Kuptsov. Irán acompañados por un corresponsal de TV y por un fotógrafo.

Para quienes no los conocen, los componentes de este grupo han hecho escaladas difíciles: Andrey Mariev y Vadim Popovich fueron los primeros en alcanzar la cumbre del K2 en agosto del 2007, después de subir por la aún no transitada cara oeste. Nickolay Totmjanin y Alexey Bolotov también llegaron al K2 por esa ruta y fueron quienes escalaron la pared norte del Jannú en el 2004; Eugeny Vinogradsky, Vitaly Gorelik, Pavel Shabalin e Iljas Tukhvatullin subieron por la cara norte del Everest en el 2004.

Es un equipo fuerte, con experiencia y después de ver lo que han hecho, es difícil pensar que no tuvieran éxito. Pero una cosa es el éxito y otra muy distinta, la aprobación por sus ascensos. El ascenso de una expedición pesada al Jannú se impuso sobre expediciones en estilo alpino en el Piolet de Oro y fue origen de un desacuerdo que llevó a los mismos organizadores a reestructurar las premisas sobre las que estaba basado el premio.

La cara norte del Everest se difundió como una escalada directa, pero poco después, los rusos tuvieron que confesar que realmente no habían hecho la escalada que ellos querían sino que se desviaron “ligeramente” hacia la izquierda. Ese pequeño desvío no sólo les impidió tener la vía directa sino superar los pasos más difíciles, pero sí les ganó estar bajo lupa.

La escalada a la pared oeste del K2 hace tres años fue memorable: todas las expediciones se habían retirado de la zona y no daban ninguna posibilidad al grupo que estaba en la pared: después de todo, estaba llegando el monzón y ellos aún no resolvían el paso a la cima. Subir y bajar en condiciones así, no fue fácil con toda seguridad. Al final, tuvieron la cima pro los editores American Alpine Journal dejaron claro que no les había gustado el estilo y que “un montañista no establece propiedad  en una ruta sólo por haber estado ahí primero”.

Sí, el equipo ruso puede estar conformado por un buen equipo de escaladores poderosos pero si su táctica es como la que utilizaron en la cara oeste, nada tendrá que ver con el estilo alpino de Simone, Denis y Cory, un estilo que es necesario para que esas primeras tengan un prestigio histórico y deportivo válido.


Ver K2 en un mapa más grande



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©