follow me
Montañismo y Exploración
Resumen de temporada en los Andes Peruanos 2011
22 noviembre 2011

Terminada la temporada de ascensos en las grandes montañas de Perú, Sergio Ramírez Carrascal, porporciona un informe de lo acontecido en los Andes peruanos durante esta pasada.







  • SumoMe

A pesar de que las condiciones en casi todas las rutas clásicas, sobre todo en Cordillera Blanca, han estado en muy buen estado durante esta última temporada, el panorama en las zonas poco visitadas o paredes donde muchos alpinistas pusieron como objetivo la apertura de nuevas rutas, no han estado del todo bien. Demasiada agua discurriendo por las paredes o constantes caídas de bloques han impedido a muchos equipos completar sus actividades deportivas.

Cara sur de Huarancayo
Foto: Matt Balmer

Aun así se han registrado aperturas notables o repeticiones de vías de alta dificultad, tal como presentamos en el siguiente resumen de ascensiones tanto en las ya conocidas cordilleras Blanca y Huayhuash, además de cordilleras poco exploradas aún como la Oriental o Carabaya, que presentan un potencial alpino (o “andino”) realmente interesante, sobre todo en cuanto a nuevas rutas se refiere. Es importante mencionar que los accesos, logística y rescates en estas últimas cordilleras resultan muy precarias o simplemente no existen.

Durante el mes de abril se realizó la primera competencia de montaña en la Cordillera Blanca. El Andes Challenge 2011 ha consistido en ascender, desde los 4,900 metros en el campo morrena del nevado Vallunaraju (5,686) hasta su cumbre, descender corriendo al campo base (4,200), seguir el descenso por una trocha carrozable en bicicleta de montaña hasta la ciudad de Huaraz (3,100), iniciar una carrera hasta el paso Punta Callán (4,200) y descender en bicicleta hasta la misma playa, es decir: 1,886 metros en ascenso y 6,786 en descenso, contabilizando unos 220 kilómetros totales en nada menos que 9 horas 54 minutos.

En el Jirishanca, Cordillera Huayhuash.
Foto: Oriol Baró

A finales de mayo, dos asiduos visitantes de la Cordillera Blanca, los catalanes Jordi Corominas y Oriol Baró se dirigieron al Taulliraju (5,830) en la Quebrada Santa Cruz, con intenciones de abrir una línea nueva. Por las razones expuestas a inicios del artículo, decidieron repetir la variante de los Guías de Chamonix, por la arista SSE (800m, ED). Tras realizar dos vivacs en pared, se retiran a 20 metros de la cima. El Taulliraju es muy conocido por los hongos cimeros que a muchos montañistas les ha tomado horas atravesar para alcanzar la cima.

Tras el “Taulli”, Corominas y Baró se dirigieron al Chacraraju Este. Comenzaron por la Vía Eslovena (intento Kozjek y Kresal, 1993) y a mitad de la pared, alcanzaron la Vía Francesa o Vía Terray (1962), que discurre haciendo una travesía en la zona superior de la pared. Los catalanes siguieron una línea directa hasta la cumbre de cuatro largos de roca y hielo que les conducejeron a la cumbre del “Chacra” Este (6,001 metros, ED, A2/6b, 900m). La ascensión a la cima duró del 22 al 23 de Junio, y hasta su regreso al campo base realizaron tres vivacs. Baró se dirigió luego con otros compañeros a la cara este del Jirishanca, una de las montañas menos visitadas en la Cordillera de Huayhuash.

En la pared del Tunshu.
Foto: Beto Pinto
Debajo: En las canaletas del Piramide de Garcilaso.
Foto: Iván Vallejo

Luego de observar las fotografías y la crónica del ascenso al Huaguruncho (5,723), por Tony Barton y Tom Chamberlain del 2010, en la poco explorada Cordillera Central u Oriental, los ingleses Dan Fitzgerald, James Wake y Matt Balmer, se dirigieron a la cara sur del Huarancayo Sur (5,200). El equipo realizó un vivac a pie de pared el 5 de Junio. A la mañana siguiente localizaron un corredor de hielo de 350 metros que escalaron hasta 50 metros antes de la cumbre. Ahí pasaron otro vivac muy frío (la Cordillera Central presenta temperaturas muy bajas en comparación a las cordilleras Blanca o Huayhuash). El trío ha comentado que la calidad del hielo y la escalada han sido excepcionales y de alta dificultad. La ruta se nombra “Boy Don't Cry”, con una dificultad en la escala escocesa V (IV de la UIAA) 350m.

Una semana más tarde el equipo intentó el Huaguruncho Chico (5,400) por su cara sur, pero se retiraron a 150 metros de la cima por las malas condiciones del terreno.

Escalando el Chichincapac
Foto: Tom Ripley y Hamish Dunn.
Debajo: Travesía en el Santa Cruz Chico.
Foto: Expedición Italiana Cordillera Blanca 2011.

El guía de montaña AGMP-UIAGM, de la Escuela Don Bosco de los Andes, César Rosales, impuso un récord de velocidad al Chopicalqui (6,354). Partió a las 4:30 am desde Cebollapampa (3,900) y alcanzó al cumbre a las 9:13 am. (2,454 metros de ascenso en 4 horas y 30 minutos); luego descendió al campo base en 1 hora con 23 m. Con esto acumuló un total de casi cinco horas. Rosales posee récords de ascensiones en el Huayna Potosí de Bolivia y Chimborazo en Ecuador.

Durante el mes de junio, los montañistas italianos Enrico Rosso, Fabrizio Manoni y Paolo Stopini, se dirigieron por la quebrada Alpamayo hacia el Gran Nevado Santa Cruz, donde realizaron dos rutas nuevas. La primera en la cresta noreste del Nevado Santa Cruz, que termina en una punta o “gran gendarme” a 5,800 metros. Los italianos realizaron un campo de altura a 5,100 el 7 de junio en la base de unos canales de hielo que escalaron al día siguiente durante unas cuatro horas por zonas inestables y pendientes entre 60 y 90º que les condujeron a unos 10 metros de la cima del gran gendarme. Dedicaron la vía a su compañero Luciano Colombo, fallecido en mayo en el Denali (Alaska).

Hongos cimeros en el Taulliraju.
Foto: Oriol Baró.
Debajo: Nevado Santa Cruz Chico.
Foto: Expedición Italiana Cordillera Blanca 2011

Regresaron al campo base a descansar y el 16 de junio van a la cara este del Nevado Santa Cruz Chico, donde encontraron lo típico de los Andes peruanos: verticalidad, hielo, nieve inestable y enormes hongos cimeros. Trazaron un camino por la mitad de la pared hasta alcanzar un canal final que les condujo a la cumbre en medio de neblina y mal tiempo que les hizo difícil los rapeles de regreso. La ruta tiene una dificultad de 600m. TD +, 80 - 90º. El equipo realizó un documental de ambas ascensiones.

En la menos aún conocida Cordillera Carabaya, al sur de Cusco, los Británicos Hamish Dunn y Tom Ripley, tras aclimatarse en la ciudad de Puno (3,815), se dirigieron el poblado de Macusani. De ahí fueron a la laguna Chambine e instalaron el campamento base.  El 22 de agosto realizaron el ataque por el mismo centro de la pared, en terreno mixto sostenido; una chimenea les dio acceso a un largo final muy duro antes de alcanzar zonas seguras hacia la cumbre. Descendieron esa misma tarde a su campo base, comparando la ruta con una típica cara norte europea, calificando la ruta en TD, 700 m. IV, V, VI max.  (escala escocesa).

Ruta al Santa Cruz Chico.
Foto: Expedición Italiana Cordillera Blanca 2011.
Debajo: Tercer largo en el Huarancayo sur.
Foto: Matt Balmer.

Durante el mes de agosto, en un conocido festival de cine de montaña en Huaraz, el alpinista catalán Oscar Cadiach expuso sobre algunas de sus expediciones al Everest y los proyectos a futuro, pero también realizó algunas escaladas, entre ellas al Quitaraju.

El reconocido ochomilista ecuatoriano Iván Vallejo, junto a otros compañeros, se dirigieron a la quebrada de Parón y escalaron la Vía del 85 en la Esfinge, realizando además un intento a la poca escalada cara oeste del Pirámide de Garcilaso (5,885).

El himalayista peruano Richard Hidalgo, guía de montaña AGMP-UIAGM, realizó en apenas 13 días, el ascenso del Manaslu (8,163), sin porteadores ni oxígeno artificial el 5 de octubre.

Último largo en el Chacraraju este.
Foto Jordi Corominas.
Debajo: Vía en lara sur del Chichincapac.
Foto: Tom Ripley y Hamish Dunn.

Beto Pinto, Guía de montaña peruano AGMP-UIAGM, quien ya tiene 20 aperturas en la Cordillera Central, se dirigió hacia esta cordillera en compañía de Rolando Morales (aspirante a guía de montaña), e instalaron su campamento base al pie del Nevado Tunshu, cuya cumbre sur no tenía registro alguno de ascensión. El 16 de octubre, ingresaron a la reserva paisajística nor Yauyoscocha y tras cuatro horas en camioneta y dos más de caminata, alcanzaron su campamento (4,400) en el lago Azulcocha.

El 17 de octubre hicieron un acercamiento al glaciar para revisar la pared de la cumbre sur (5,680). La madrugada del 18, iniciaron el ascenso por el agrietado glaciar y decidieron escalar por la mitad de la pared a través de una canaleta con inclinaciones de 90 º en su parte inicial y terreno mixto. Tras superar la zona más difícil, realizaron largos de hielo duro y estable hasta alcanzar los tramos finales donde la nieve suelta les condujo hasta la cima principal de la montaña. Decidieron descender por la arista sur y regresar a su campo base esa misma tarde. Los montañistas llamaron a esta ruta Chinita (MD, 450m. 60 - 90º). Beto Pinto comenta sobre el enorme potencial deportivo de la zona y al mismo tiempo advierte que la minería informan va ganado terreno en el sector.

Fuentes
blackdiamondequipment.com
ukclimbing.com
Giancarlo Sardini
Edson Ramírez (SERNANP)
Beto Pinto.


Ver mapa más grande



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2017. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©