follow me
Montañismo y Exploración
Mayan Smith-Gobat escala en libre la Salathé
10 octubre 2011

La escaladora neozelandeza Mayan Smith-Goban se convirtió en la segunda mujer en escalar en libre la clásica ruta Salathé Wall, en el Capitán, el pasado 2 de octubre.







  • SumoMe

La Salathé Wall fue la segunda ruta escalada en El Capitán y además fue escalada en un solo ataque, un estilo que Royal Robbins siempre defendió. Dedicada a John Salathé por Yvon Chouinard, la ruta transcurre por una línea muy natural que tiene muy buena escalada. El primer ascenso en libre fue hecho por Todd Skinner y Paul Piana en 1988 y lo graduaron en 5.13b.

El Capitán. En el muro frontal transcurre la Salathe Wall.

El 23 de octubre de 2005, Steph Davis se convertía en la primera mujer en escalar en libre la Salathé y el pasado domingo 2 de octubre la escaladora de Nueva Zelanda Mayan Smith-Goban se convirtió en la segunda mujer en hacerlo. Lo hizo escalando la variante Monster. Este es el relato de Mayan.

Escalar en libre El Capitán fue siempre uno de mis sueños, algo a lo que siempre aspiré desde que comencé a escalar. Siempre he tenido una fascinación por las grandes paredes y amo estar expuesta en lugares hermosos. Sin embargo, hasta hace un par de años lo tomé como un objetivo real. Cuando escalé El Capitán por primera vez por la vía Free Rider, me di cuenta de que mi sueño no era demasiado inverosímil y me centré mi atención en intentar la Salathé. La grieta sorprendentemente empinada en el Headwall atrapó mi imaginación… Es hermoso e brutalmente implacable.

Mayan al pie de El Capitán.

Comencé mi misión en la Salathé por mi cuenta y pasé sola incontables horas en el Headwall, averiguando cómo subir una grieta en ese voladizo… Aquí es donde realmente comencé a aprender a escalar grietas. Hice varios intentos fallidos en la ruta. Exactamente un año antes, me vi obligada a dejar la ruta después de liberarla toda hasta el Headwall, cuando una tormenta brutal nos sorprendió y empapó a nosotros y todo nuestro equipo.

Este año pasé varios días tratando de escalar el headwall, y el penúltimo día tuve una caída Espectacular en el último movimiento. Esto me dejó abatida y como el tiempo parecía ya un poco amenazante, yo también estaba muy nerviosa temiendo que éste sería una repetición del año anterior. Pero Sean [Villanueva], mi compañero de escalada, fue una fuente constante de energía y confianza en mis habilidades. No pudo haber sido más alentador y ayudó a mantener mi ánimo con la ayuda de su música e historias.

En la Salathé, con Sean Villanueva.
Ambas fotos: Cortesía de Tom Evans.

El buen tiempo se mantuvo y las condiciones eran perfectas al día siguiente. Cada encuñada de mano se sentía increíble y el ascenso fluía. Fue un sentimiento increíble alcanzar la cima del Headwall, libre desde el suelo, y tener sólo un par de largos fáciles hasta la cumbre. Una mezcla de euforia total relajamiento y alivio. Después, lentamente, llegó el vacío. La Salathé había sido una gran parte de mi vida el último año y casi había una sensación de tristeza, algo como decir adiós a un gran amigo y maestro. Lo mejor de todo fue que Sean también logró subir la Salathé al día siguiente. Gracias a todos los que me han apoyado y ayudado a alcanzar este objetivo mío. Realmente es una de las más sorprendentes escaladas.


Ver El Capitán en un mapa más grande



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©