follow me
Montañismo y Exploración
Sobre el Makalu: entrevista con Denis Urubko
4 abril 2009

El Makalu fue la última montaña de ocho mil metros escalada en invierno el pasado 9 de febrero por la cordada de Simone Moro y Denis Urubko. Ahora, Denis responde a una larga entrevista hecha por Lena Laletina de Russianclimb y publicada en dos partes por ExplorersWeb.







  • SumoMe

Russianclimb: La reciente escalada al Makalu se convirtió en tu 16º ochomil. ¿Recuerdas cuando llegaste al Himalaya por primera vez, hace nueve años? Veías todos aquellos enormes picos y pensabas en los famosos que los habían escalado. Las primeras impresiones son con frecuencia brillantes y poco a poco se desvanecen. Así que ¿qué te motiva ahora cuando vas al Himalaya o al Karakorum?

En el Makalu
Haz click en la foto para agrandarla

Denis: Por supuesto, no todo es como en el principio. Pero voy a la montaña primero como un atleta y la belleza es mi segunda prioridad. Mientras más voy a los ochomiles, más oportunidades se abren ante mí: veo más rutas potenciales, un montón de ellas, y muy interesantes. Sólo ahora veo realmente lo que antes no noté.

De regreso a aquel entonces, me gustaba mirar el Lhotse y ver sólo esa enorme montaña que tenía que escalar. Ahora la veo diferente y la estudio para encontrar líneas inusuales. En ese sentido, mientras más montañas escalo, más novedades develan para mí.

Russiamclimb: ¿Crees que tuvieron suerte en el Makalu este año?

Denis: Sí, pero por una compleja variedad de factores. Dirigimos la expedición bien y llegamos al punto exacto en el momento exacto. En este aspecto, fuimos más afortunados que todas las expediciones invernales previas al Makalu.

Denis Urubko

Russianclimb: Ya intentaste el Makalu el invierno pasado, ¿qué diferencias había entonces y ahora?

Denis: Este invierno fue más cálido, el viento era diferente. El invierno pasado sopló principalmente del Oeste y suroeste mientras que este año vino del norte y noroeste. El tiempo fue bueno en general hasta que comenzamos el descenso, cuando encontramos el CB cubierto por 30 cm de nieve a nuestra llegada de la cumbre.

Ambos estábamos en excelente forma y bien entrenados. Yo conocía la ruta bien y planeé la partida de nuestras salidas de acuerdo a ello, pero en realidad llegamos 2 a 2.5 veces más rápido de lo que había anticipado cada vez.

Mis compañeros en el invierno pasado carecían de suficiente experiencia de escalada en gran altitud y yo era responsable por ellos. Esta vez éramos sólo Simone y yo: dos soldados, dos gladiadores… Era mi tercera vez en esta ruta y no me importaba donde y cuanto escalaba. Pero Simone siempre nos detuvo un poco así que dejaba pasar la fuerza y estaríamos a salvo. Él es más grade que yo, más calmado. Podía sentir que había estado en más de treinta expediciones al Himalaya.

Simone Moro

Russianclimb: ¿Qué tan importante es la confianza en el compañero?

Denis: He conocido a Simone por mucho tiempo y él me conoce a mí. Tenemos confianza en las habilidades técnicas del otro, en su profesionalismo y resistencia. Además, conocernos las capacidades de cada uno. Y estamos seguros que uno no dejará al otro, no importa la razón. Podemos arrastrarnos si es preciso, pero no lo dejaremos sin un intento de rescate.

Puedo hacer la ruta normal sin nadie pero nunca intentaría una escalada como esta con un compañero que no conociera. Escalar el Makalu por encima de los 7,400 metros en invierno es como caminar sobre una delgada línea en la altitud; aún el más mínimo error llevaría a la muerte de ambos.

En el Annapurna, en el 2004, Simone y yo escalamos un campo de nieve peligroso sobre las puntas de nuestros crampones. Entre 8,100-8,200 metros en el Makalu en invierno, justo por debajo de las rocas, la nieve había desaparecido la cuerda fija y nos dejó sólo con la última cuerda corta como seguro. No puedes hacer escaladas así sin una confianza absoluta en tu compañero.

Russianclimb: Pablo Ochoa de Olza (hermano de Iñaki) escribió: “Estos dos hombres extraordinarios han mostrado una vez más de lo que están hechos. Hechos de la misma roca del Himalaya, del mismo espíritu del viento, de la misma naturaleza que el acero. Sólo será medido correctamente lo que han logrado en el Makalu dentro de varias décadas, cuando realmente llegue a ser obvio lo imposible que es el reto.” ¿Sientes que empujaron sus límites o sólo hicieron un trabajo profesional?

Denis: Trabajamos como profesionales; aquellos que trabajan dentro del marco de excelencia consistente. No permites situaciones donde no entiendes qué hacer. Nos sentimos más en el borde el año pasado, cuando Serguey Samoylov estaba enfermo, Eugeny Shutov no tenía suficiente experiencia y el tiempo era terrible.

Simone alcanza la cumbre del Makalu en invierno

Russianclimb: Ustedes eran cuatro en el equipo la última vez y ahora sólo dos. ¿Qué número es preferible?

Denis: Cuatro es más seguro. Si alguien se accidenta, hay más posibilidades de rescatarlo, mientras que es casi imposible en un equipo de dos. Sin embargo, dos es más confortable psicológicamente. Estás siempre en una posición de igualdad, uno a uno. Aún un tercer miembro añade división, uno contra los otros dos y así. Esto añade estrés sin sentido, sin mencionar los enormes equipos donde siempre hay suficientes conflictos, particularmente en las expediciones lentas.

Russianclimb: ¿Leyeron reportes de noticias sobre su expedición en el Campamento base? ¿Qué piensan de ellos?

Denis: Simone me dijo que Messner había escrito en un periódico popular italiano que el montañismo no se había desarrollado bien en los años recientes, pero que Simone y yo estábamos en el camino correcto. Esas palabras me impactaron, por supuesto, de una buena manera.

Otro importante apoyo fue que Mario Kurnis, quien hizo el primer intento de escalar el Makalu con Renato Casarotto. Aunque los recuerdos de Mario de la expedición de 1980 eran muy fuertes, acompañó a Simone hasta el aeropuerto antes de la expedición y tuvo una premonición de que todo estaría bien.

Páginas: 1 2



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©