follow me
Montañismo y Exploración
Patagonia


En los pies del mundo, Patagonia es una región que atrae siempre a los montañistas y aventureros. Incluso a los turistas. Ésta es una excelente monografía sobre la Patagonia y sus posibilidades para viajeros y montañistas.







  • SumoMe

Gino Buscaini y Silvia Metzeltin. Patagonia. Tierra mágica para viajeros y alpinistas. Ediciones Desnivel, Madrid. 2000. 304 páginas. ISBN: 84-89969-57-4

La manera más sencilla de perseguir una utopía es caminando.


Patagonia, el extremo terrestre más austral de un continente que no sea la Antártida, ha movido la imaginación de muchos exploradores y montañistas. Pero para quienes no conocen la Patagonia, ¿qué es, fuera del Fitz Roy y el Cerro Torre, las montañas más famosas de la zona?

Para comenzar, la Patagonia designa una gran extensión de tierra y no sólo las montañas que ahí están y que se conocen como Andes patagónicos. El nombre viene de un encuentro de Magallanes con la gente del lugar:

"Se dice que en 1520 Magallanes observó en la playa de San Julián una huella de pies insólitamente grandes, por lo que hizo extensivo a toda la región el apelativo de «pies o patas grandes», es decir: «patagonios». La verdadera etimología de «Patagonia» no está aún clara, lo que sí es cierto, es que los Patagonios de Magallanes, que dejaban huellas enormes debido al calzado de piel de guanaco, eran los indígenas Tehuelche." (p. 70)

Uno esperaría que un libro que hable de esta gran región fuera una colección de fichas técnicas con las cuales poder ir y no perderse allá. Algo parecido a una guía de turistas de aventura. Sin embargo, el libro va mucho más allá, pues contiene información muy importante con la cual el lector puede conocer la historia de la Patagonia prácticamente a fondo y sin dificultades, desde las sensaciones que provoca hasta las fichas técnicas., pero pasando por la literatura, la historia de los pueblos, la arqueología, los problemas de antes y los de ahora, conflictos políticos, meteorología de la zona, entre otros.

"Más que habitantes, este paisaje está poblado por sueños, esperanzas, aventuras y esas increíbles historias conocidas con el nombre de cosas patagónicas que nunca podrían nacer en otro lugar." (p. 14)

Pero lo que sigue llamando más es la acción en ese lugar, donde hombres como Bonatti, Maestri, Casimiro Ferrari y Jim Bridwell han pasado y al mismo tiempo han quedado con la huella de Patagonia, porque "No es verdad que una montaña es siempre una montaña, ni siquiera en ese corto periodo de tiempo que dura una escalada. Estos Andes Patagónicos presentan el componente vertical exclusivo de la montaña y transmiten el sentido de elevación que busca el alpinista, pero al mismo tiempo poseen el componente horizontal de las grandes extensiones, y ofrecen al viajero algo tan ansiado como es la ausencia de limitaciones espaciales." (p. 12)

El libro puede considerarse una monografía de la Patagonia, aunque en realidad el término me parece demasiado escueto para la gran calidad y cantidad de contenido que uno ni espera pues, tierra ignota hasta hace pocas décadas, su historia se ha desarrollado por medio de los exploradores y, posteriormente, de los alpinistas y ellos han marcado su geografía cambiando nombres a los que ya estaban y que ahora permanecen en el olvido.

"Dar un nombre a elementos de la naturaleza, y en particular a las montañas, significa entrar en contacto con ellos y crear un lazo geográfico y emocional, más rico que las frías indicaciones de coordenadas... El nombre de una montaña puede transmitir un mensaje además de su posición, de su forma y sus colores." (p. 86)

Y por supuesto, las fichas técnicas son de gran utilidad para hacerse una idea de las ascensiones que se han llevado a cabo en la Patagonia.




 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©