follow me
Montañismo y Exploración
Declaración del Tirol
15 diciembre 2002

La Declaración del Tirol en la mejor práctica de los Deportes de Montaña, aprobada por la Conferencia sobre el Futuro de los Deportes de Montaña en Innsbruck, el 8 de septiembre de 2002, contiene un conjunto de valores y máximas que proveen una guía para la mejor práctica de los deportes de montaña. Estas no son reglas o instrucciones detalladas…







  • SumoMe


Artículo 7. Acceso y conservación

Máxima. Creemos que la libertad de acceso a las montañas y paredes de una manera responsable es un derecho fundamental. Siempre debemos practicar nuestras actividades de una manera ambientalmente sensible y ser proactivos en la preservación de la naturaleza. Respetamos las restricciones y reglamentos de acceso acordados por escaladores con organizaciones de conservación y autoridades.

  1. Respetamos las medidas para preservar el medio ambiente de paredes y montañas y la vida silvestre que contiene y animamos a nuestros compañeros escaladores a hacer lo mismo. Al evitar el ruido, nos esforzamos en reducir a un mínimo el disturbio a la vida silvestre.
  2. Si es posible, nos aproximamos a nuestro destino usando transporte público y autos compartidos para minimizar el tráfico en las carreteras.
  3. Para evitar la erosión y no perturbar la vida natural, permanecemos en los caminos durante la aproximación y descenso y, en zonas silvestres, elegimos la ruta más eco-compatible.
  4. Respetamos las restricciones de acceso estacionales durante los periodos de anidamiento y cría de las especies que habitan las paredes. Tan pronto como aprendamos cualquier actividad de crianza, debemos transmitirla a nuestros compañeros y asegurar que estén lejos de esa área.
  5. Durante los primeros ascensos cuidamos de no hacer peligrar los biotopos de especies raras de plantas y animales. Al equipar y redesarrollar rutas, debemos tomar todas las precauciones para minimizar el impacto ambiental.
  6. Las amplias implicaciones de popularizar áreas por medio de los retro-bolts, deben considerarse cuidadosamente. Un número mayor puede causar problemas de acceso.
  7. Minimizamos el daño a la roca usando la técnica de protección menos dañina.
  8. No sólo nos llevarnos nuestra propia basura de regreso a la civilización sino tomamos cualquiera que otros hayan dejado.
  9. En ausencia de instalaciones sanitarias, al defecar mantenemos una distancia adecuada de casas, campamentos, arroyos, ríos o lagos y tomamos todas las medidas necesarias para evitar dañar el ecosistema. Nos abstenemos de ofender ofendemos los sentimientos estéticos de otra gente. En zonas altamente frecuentadas con un bajo nivel de actividad biológica, los montañistas deben tomarse el trabajo de llevarse sus heces consigo.
  10. Mantenemos el campamento limpio, evitando tanto en lo posible ensuciar, o disponemos nuestros desechos adecuadamente. Todo el equipo de escalada -cuerdas fijas, tiendas y tanques de oxígeno- debe ser removido de la montaña.
  11. Mantenemos el consumo de energía al mínimo. Especialmente en países con una carestía de madera, nos abstenemos de cualquier acción que pudiera contribuir al posterior deterioro de los bosques. En países con bosques en desaparición, necesitamos llevar el combustible adecuado para preparar la comida para todos los participantes en una expedición.
  12. El turismo de helicóptero debe minimizarse ahí donde vaya en detrimento de la naturaleza o la cultura.
  13. En conflictos por acceso, los propietarios de la tierra, autoridades y asociaciones deben negociar para encontrar soluciones satisfactorias a todas las partes.
  14. Tomamos una parte activa en la implementación de reglamentos, especialmente al publicitarlas y contribuir a la infraestructura necesaria.
  15. Junto con las asociaciones de montañismo y otros grupos de conservación, somos proactivos a nivel político en la protección de hábitats y el medio.

Artículo 8. Estilo

Máxima. La calidad de la experiencia y cómo se resuelve un problema es más importante que el hecho de resolverlo. Nos esforzamos por no dejar huella.

  1. Queremos preservar el carácter original de todas las escaladas, sobre todo aquellas con un significado histórico. Esto quiere decir que los escaladores no deben incrementar la protección fija en las rutas ya existentes. La excepción se da cuando hay un consenso local -que incluya el acuerdo de los primeros ascensionistas- para cambiar el nivel de protección fija al colocar equipo nuevo o removiendo el que ya existe.
  2. Respetamos la diversidad de las tradiciones regionales y no trataremos de imponer nuestro punto de vista a otras culturas de escalada, ni aceptaremos que se nos impongan a la nuestra.
  3. La roca y las montañas son un recurso limitado para la aventura que debe ser compartido por escaladores con intereses diversos y por muchas generaciones venideras. Nos percatamos de que las futuras generaciones necesitarán encontrar sus propias aventuras nuevas dentro de este recurso limitado. Tratamos de desarrollar zonas de escalada o montañas de una manera que no roben esta oportunidad al futuro.
  4. En una región donde los bolts sean aceptados, es deseable mantener rutas, secciones de paredes o paredes completas libres de ellos para preservar un refugio a la aventura y mostrar respeto por los diversos intereses en escalada.
  5. Las rutas protegidas de forma natural pueden ser tan divertidas y seguras para los escaladores recreativos como las rutas de bolts. La mayoría de los escaladores pueden aprender a colocar protecciones naturales y deben ser educados al hecho de que esto proporciona una aventura adicional y una experiencia rica y natural con la misma seguridad, una vez que las técnicas han sido aprendidas.
  6. En casos de conflictos de intereses de grupos, los escaladores deben resolver sus diferencias por medio del diálogo y la negociación para evitar que el acceso se vea amenazado.
  7. Las presiones comerciales nunca deben influir la ética de escalada de una persona o región.
  8. El buen estilo en las altas montañas implica no usar cuerdas fijas, drogas que mejoren el rendimiento o oxígeno embotellado.

Artículo 9. Primeros ascensos

Máxima. El primer ascenso de una ruta o montaña es un acto creativo. Debe ser hecho al menos en tan buen estilo como las tradiciones de la región y mostrar responsabilidad hacia la comunidad de escaladores locales y las necesidades de futuros escaladores.

  1. Los primeros ascensos deben ser ambientalmente sanos y compatibles con los reglamentos locales, los deseos de los propietarios y los valores espirituales de la población local.
  2. No desfiguraremos la roca al clavetearla o al añadir bolts.
  3. En regiones alpinas, los primeros ascensos deben hacerse exclusivamente de punta (sin ninguna forma de fijación por encima).
  4. Después de dar un total respeto a las tradiciones locales, es trabajo de los primeros ascensionistas determinar el nivel de protecciones fijas en su ruta (tomando en cuenta las sugerencias del Artículo 8).
  5. En áreas designadas como silvestres o reservas naturales por quienes controlen la tierra o el comité local de acceso, los bolts deben ser limitados a un mínimo absoluto para preservar el acceso.
  6. Horadar agujeros y colocar equipo fijo durante el primer ascenso para escalada artificial debe mantenerse a un mínimo (los bolts deben evitarse aún en anclajes de reunión a menos que sea absolutamente necesario).
  7. Las rutas de aventura deben dejarse tan naturales como sea posible, usando protección removible siempre que sea posible y usando bolts sólo cuando sea necesario y siempre sujeto a las tradiciones locales.
  8. El carácter independiente de las rutas adyacentes no debe estar comprometido.
  9. Cuando se reporte un primer ascenso, es importante reportar los detalles tan exactamente como sea posible. Deberá confiarse en la honestidad e integridad de un escalador a menos que haya evidencia comprometedora.
  10. Las montañas de gran altitud son un recurso limitado. Animamos especialmente a los escaladores a usar el mejor estilo.

Artículo 10. Patrocinio, propaganda y relaciones públicas

Máxima. La cooperación entre patrocinadores y atletas debe ser una relación profesional que sirva para mejorar los intereses de los deportes de montaña. Es responsabilidad de la comunidad de deportistas de montaña en todos sus aspectos educar e informar de forma proactiva tanto a los medios como al público.

  1. El entendimiento mutuo entre patrocinador y atleta es necesario para definir los objetivos comunes. Las muchas facetas de los deportes de montaña requieren una identificación limpia de la experiencia específica tanto de atleta como de patrocinador para maximizar oportunidades.
  2. Para mantener e implementar su nivel de desarrollo, los escaladores dependen del apoyo continuo de sus patrocinadores. Por esta razón es importante que los patrocinadores continúen apoyando a sus patrocinados aún después de una serie de fallas. Bajo ninguna circunstancia el patrocinador debe presionar al escalador a superarse.
  3. Para establecer una presencia permanente en todos los medios, debe organizarse y mantenerse canales limpios de comunicación.
  4. Los escaladores deben esmerarse en reportar sus actividades con veracidad. Un recuento exacto mejora no sólo la credibilidad del escalador sino también la reputación pública de su deporte.
  5. El atleta es responsable de representar al patrocinador y a los medios la ética, el estilo y la responsabilidad social y ambiental establecida en la Declaración del Tirol.

Páginas: 1 2 3 4 5



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2018. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©