follow me
Montañismo y Exploración
Vestimenta por capas
1 marzo 2000

La mejor manera de protegerse del frío no es precisamente ponerse ropa muy aislante porque cuando la temperatura se eleve quedaríamos en la situación contraria. ¿Cómo solucionar esto? El sistema de aislamiento por capas permite tener versatilidad y una gran efectividad.







  • SumoMe


IMPERMEABILIDAD

Para conocer la resistencia que ofrece un tejido a la presión de un líquido (grado de impermeabilidad) se habla de columna de agua. Partiendo de una columna de agua contenida en un envase de 1 cm2 de sección, se incrementa la altura de dicha columna de agua hasta que se consigue traspasar el tejido con el líquido. Una columna de 10,000 mm ejerce una presión de 1 Kg por cm2. Según la norma ISO, un tejido es impermeable si resiste una columna de agua superior a 15,000 mm. Diremos que a mayor columna de agua, mayor impermeabilidad. En consecuencia, será más difícil que a la presión que ejerce la mochila sobre los hombros de nuestra prenda consiga hacer traspasar la membrana y que el peso de nuestro cuerpo al sentarnos o apoyarnos rodilla en tierra produzca el mismo efecto sobre el pantalón de membrana.


TRANSPIRABILIDAD

El cuerpo humano en reposo produce unos 0.75 L (2500 gr/m2, 24 h) de agua al día en forma de vapor. Los fabricantes expresan la transpirabilidad del tejido en 'gr/m2 24 h'. Sabiendo que una prenda tiene unos 2.5 metros cuadrados de superficie media, podremos llegar a calcular la transpirabilidad total aproximada.


CAUSAS REDUCTORAS DE LA TRANSPIRABILIDAD

Exceso de suciedad. La suciedad obstruye los microporos. Se limpiará la prenda con productos especiales (exentos de fosfatos que dañen la impermeabilidad de la prenda).

Elevada humedad ambiental. La diferencia entre presión de la humedad interior y exterior es menor y por tanto disminuye la velovidad de transferencia.

Altas temperaturas. Bajo una ley física, el vapor tiende a desplazarse hacia los lugares fríos. Al disminuir el frío exterior, el vapor reduce la velocidad de traspaso de la membrana. Si aumenta el frío exterior, vuelve a aumentar la transferencia de vapor al exterior.

Actividad extrema. El tejido no podrá eliminar totalmente el vapor de agua producido por el cuerpo (como es el caso de una persona que transpire mucho)

Bloqueo de la superficie transpirable. Como, por ejemplo, con la mochila. Los tejidos exteriores de calidad tienen un tratamiento para repeler el agua. Con el uso, este tratamiento va perdiendo efectividad. Podremos reactivarlo con productos especiales o con un simple planchado (con cuidado siempre y cuando el fabricante indique que puede plancharse).


MEMBRANAS

Dependiendo de los tejidos utilizados para el laminado o el inducido, las características de la transpirabilidad, impermeabilidad y resistencia variarán sensiblemente.

Gore-Tex®. Laminado de una membrana microporosa a partir de la expansión del "politetrafluoretileno (PFTE)" o vulgarmente llamado "Teflón®". Permaneces inalterable al contacto con ácidos y agentes químicos, no le afectan fuertes oscilaciones térmicas y resiste a la tracción y abrasión. Presente en sectores tan distintos como la medicina, la electrónica y la industria aeroespacial.. Las costuras se termosellan.

Gore DryLoft®. Laminado con un alto cociente de transpirabilidad que protege la pluma de la humedad, manteniendo su poder térmico. Muy efectivo en temperaturas bajo cero, donde otras membranas menos transpirables pueden retener demasiado tiempo la humedad interior llegando a congelarse y bloquear los poros de dicha membrana.

Powertex®. Laminado también basado en el "politetrafluoretileno (PFTE)".

Hydroseal®.
Laminado creado por The North Face�. Cocientes de impermeabilidad/transpirabilidad similares al Gore Tex ®, aunque con un desgaste por uso, en cuanto a impermeabilidad algo mayor.

Active®. Tratamiento de un tejido por inducción.. Aunque es efectivo, su espesor no suele ser totalmente uniforme.

TriplePoint Ceramic� 1200S. Inducido de PU que contiene microporos rodeados de partículas de cerámica. Está recubierto de una capa secundaria que incremente su durabilidad (100 g/m2). Gran poder de transpirabilidad y mucho más resistente al desgaste del uso que los mejores laminados.

TriplePoint Ceramic� 1600S. Igual que el 1200S, pero más resistente debido a su peso extra (140 g/m2).


GUANTES Y MANOPLAS

El cuerpo humano reacciona ante el frío disminuyendo el caudal de la sangre que fluye hacia las extremidades. De este modo, retiene una mayor cantidad de energía térmica en nuestras partes vitales. Esta reacción agrava los síntomas de nariz, orejas, pies y manos frías. Para evitar esto hay que mantenerse bien alimentado (la energía mantendrá encendida nuestra caldera central) y evitar las pérdidas de calor a través de las extremidades.


GUANTES, TRES DEDOS O MANOPLAS

Ventajas y desventajas


  • La manopla es más cálida que el tres dedos y éste mucho más que el guante.
  • Con la manopla se tiene menos tacto que con un tres dedos y mucho menos que con un guante.

CÃ?MO HAY QUE SENTIR GUANTES Y MANOPLAS


  • Nunca deben comprimir o presionar la mano en ningún punto. De lo contrario reducirán el riego sanguíneo y aunque parezca de poca importancia, en bajas temperaturas, puede resultar crítico.
  • Hay que cerciorarse de que entre la punta de los dedos y el material se forme una pequeña cámara de aire entre 0.5 y 1 centímetro para evitar que el frío traspase, por contacto, directamente del material a los dedos.


OTROS DATOS A TENER EN CUENTA


  • Un guante o manopla largo nos protegerá mejor del frío, el aire y de las entradas inesperadas de nieve por motivo de trabajos en ella o de un simple revolcón. En contra, su colocación será más lenta y laboriosa y puede resultar excesivamente cálida en épocas calurosas.
  • Si colocamos las manos frías y mojadas dentro del guante o manopla, difícilmente conseguiremos hacerlas entrar en calor. Primeramente las secaremos con una parte cálida de nuestro cuerpo (axilas o pecho) y luego las introduciremos en guantes o manoplas.
  • Si el material exterior no dispone de un repelente al agua o dicho repelente ha perdido su efectividad, aplicaremos uno de los que se encuentran en el mercado, evitando así que se moje. Un guante mojado conduce de forma muy efectiva el calor corporal hacia el frío exterior.
  • Si por cualquier razón nos tenemos que quitar guantes o manoplas, los meteremos en el interior de la chaqueta junto a nuestro cuerpo para evitar que se enfríen (una vez fríos se requiere de mucha energía para volver
    a templarlos).

© Fuente: Moda montaña. Catálogo de Edelweiss (2/3), 6ª edición, 1998, p. 5-6, 17-18, 27, 30, 36.


Páginas: 1 2 3 4 5 6



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2019. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©