follow me
Montañismo y Exploración
LA PAREJA Y LA MONTAÑA
1 septiembre 2000

El hombre y la mujer que van a la montaña siempre se ven como personas que hacen deporte, pero pocas veces como aquellos que tienen relaciones afectivas. ¿Qué pasa con aquellos que tienen pareja y que pueden llegar a enfrentarse con la decisión de practicar el deporte o dejar a la pareja?







  • SumoMe


13. Ruth Menchaca Romo

> Por mi parte, les diré que también ha sido difícil encontrar hombres,

> fuera de este ambiente, que quieran llevar una relación de pareja

> con una mujer que anda del "tingo al tango" y que en cuanto tiene

> oportunidad se va "a la naturaleza" sea cual fuere el lugar.

> Hasta la próxima y, ¿alguna otra chica tiene comentarios?

> Lilián

Yo diría que fuera y dentro del ambiente es difícil encontrar una pareja, lo mejor es andar del tingo al tango y cuando haya oportunidad salir con alguien, chance y luego le llega a interesar eso de la montaña. Pero esa es otra historia.


14. Marco Antonio Torres Bibriesca

Por cierto, un pregunta para Xtremers casados: ¿cómo hacen para realizar actividades xtremas sin afectar su relación familiar?


15. Alfredo Luna

Algunas sugerencias, primero llevando a tu esposa contigo. O puede darse el caso de que si a ella no le gustan las actividades xtreme,
intenta:

a) enamorarla de las actividades xtreme, invitándola a alguna ocasión en que sepas que se va a divertir.

b) que te acompañe alguna vez, para que vea aunque sea de lejos lo que hace uno y no que te vas de parranda por allí.

c) convencerla de que para ti es una parte importante y complementa tu desarrollo personal. Además de que es cierto... en la mayoría de los casos.

d) Si de veras afecta... tú escoges.


16. Rubén Segura

Mira Marco Antonio:

Mi mujer cuando se casó conmigo no confiaba nada en el paracaidismo, pero ahora hasta me administra el changarro con todo y mi demandante chamaco. El caso es que :

1.- Estoy de acuerdo con Alf: se convenció que saltar era una muy importante parte de mi vida y además muy formativa. Este deporte formó al hombre con quien ella aceptó casarse tal y como lo conoció y supo que no le gustaría que ese hombre cambiara al grado de desconocerlo y aburrirse de él.

2.-En gran medida y a manera de plática de placer (como cuando se eran noviecitos de manuela sudada) hay que irle instruyendo en lo básico y padre de tu deporte, en lo formativo y descansante [sic] que te resulta. A ver si llega a sentirlo más o menos como tú.

3.- Finalmente, y sin hostigarla demasiado, irle dando su tiempo para que vaya madurando esa consciencia de lo que haces en tu deporte y de lo seguro que resulta.

Lo que sigue es que tome su decisión �le puedes ayudar un poquito� de aceptarte plenamente en tu faceta xtremer y, quién sabe, también pudiera decidir ser partícipe a tu lado xtremer. Pero ésa ya será su decisión.

¡A mi así me funcionó!

Ya si, de plano, no te acepta así, pues ni modo; habrá sido su decisión y tú ya tendrás la tuya y tendrás que escoger: o sigues con tu complemento xtremer y que ella haga lo propio o lo que tú consideres.

Páginas: 1 2 3 4 5



 



Suscríbete al Boletín

Google + Facebook Twitter RSS

 

Montañismo y Exploración © 1998-2023. Todos los Derechos Reservados
Sitio desarrollado con SIPER
Diseño por DaSoluciones.com©